EN EL CENTENARIO DE I. CASANOVA

95 años de la escuela 15

noviembre 16, 2011

Por Alejandro Enrique (C.E.H.La.M.)

El 13 de abril de 1916 el Decreto 1218/16 dio por creada la Escuela “rural” Nº 15 en el incipiente pueblo de Isidro Casanova. Corrían los primeros años de un pueblo, que en 2011 cumplió su primer Centenario, y el Estado provincial designaba a María Díaz de Martínez como directora de la escuelita.

Ante la escasa infraestructura edilicia que rodeaba a la estación de trenes, la Escuela 15 tuvo que empezar a dictar clases dentro de la fábrica de cintas de seda de don Isidro Casanova, tal como lo precisa el parte enviado al Ministerio provincial por la joven directora: “Se registra la escuela a 70 metros de la estación, al sudoeste de la Plaza del pueblo y las clases se dictan de 12 a 16. La escuela funciona en un local cedido gratuitamente por Isidro Casanova, quien cede la casa para la docente”.

En ese primer ciclo lectivo se inscribieron 36 estudiantes, entre ellos Juan y Claudia Enjobrás (hijos de Ferdinando, dueño de una tienda), Domingo Bertotti, Amelia y José Veglia, Miguel Marzialli (estanciero con propiedades en la zona de Atalaya), Enrique Mariño, cuatro niños de apellido Viola y María Angélica Martínez (presumiblemente la hija de la directora de la escuela).

Se supone que esta escuela fue utilizada mayoritariamente por el personal empleado en la textil de seda, que fue la primera industria casanovense, pero los apellidos mencionados en las recientes líneas también marcan que los hijos de los quinteros y tamberos utilizaron la flamante escuela rural que funcionaba solo en el turno tarde. Al año siguiente los alumnos anotados treparon a 46, y en 1918 concurrieron 61 niños divididos en dos aulas.

Pero, en 1919 la Escuela tuvo que cerrar sus puertas y no funcionó hasta el año siguiente cuando retomó las clases con 33 alumnos en otra propiedad prestada sobre la calle Tokio entre México y Habana. Pero la “Gran Depresión” económica mundial de los años ’30 tuvo su rebote en el pueblo: el cierre de la fábrica de seda generó el lógico achatamiento en la concurrencia escolar por varios años.

Sin embargo, para 1950 las cosas ya habían cambiado y la “explosión” demográfica del pueblo necesitaba  de un edificio escolar amplio. En los terrenos fiscales (Roma y Lazcano) que habían sido reservados en la subdivisión de tierras se construyó el actual edificio. Se inscribieron 520 alumnos y la inauguración de la nueva escuela fue toda una celebración para el pueblo que veía plasmado un viejo sueño. Se trató de una ceremonia con un emotivo discurso por parte del intendente municipal Felipe Iannonne, mientras que el entonces cura José Marcón bendijo las instalaciones.

En 1956 se bautizó a la Escuela Provincial 15 de Isidro Casanova con el nombre de la pluma mayor de la literatura nacional “José Hernández”. Por tal motivo, el 14 de noviembre de 1959 se efectuó la imposición del nombre con la presencia de Alberto Jackson Hernández, nieto del escritor. Hoy, a cien años de la fundación del pueblo, la Escuela 15 se apronta para su propio Centenario con el orgullo de ser la institución más antigua de Isidro Casanova.

 


 

Tags: ,

Deja una respuesta

You must be logged in to post a comment.