El Jefe de la Junta Militar egipcia se reunió con los candidatos a presidente

noviembre 27, 2011

El jefe del Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas que gobierna Egipto desde la caída del régimen de Hosni Mubarak, se reunió con dos de los candidatos presidenciales, para analizar los «últimos acontecimientos» en el país, informó la televisión estatal.

La emisora señaló que el mariscal de campo Hussein Tantawi mantuvo reuniones separadas con Mohammed el Baradei, ex secretario general del Organismo Internacional para la Energía Atómica (OIEA), y con Amr Mussa, ex dirigente de la Liga Arabe, consignó la agencia DPA.

El Baradei es uno de los políticos que los manifestantes antimilitaristas, que acampan desde hace días en la plaza Tahrir de El Cairo, creen que debe ser el que dirija el nuevo gobierno del país.

En tanto, el nuevo primer ministro egipcio, Kamal Ganzouri, nombrado ayer, consideró «naturales» las quejas de la población ante la lenta progresión de las reformas democráticas en Egipto y pidió un plazo de dos meses para satisfacer a los egipcios, en particular a la juventud, gracias al poder «sin precedentes» que le otorgó la Junta Militar egipcia.

En una entrevista publicada hoy por el diario Arriyadiyah, Ganzouri aseguró que el nuevo Gobierno tendrá como objetivos principales garantizar la seguridad y la estabilidad en el país, y si la situación lo permite, potenciar la economía nacional, con un énfasis particular en el aumento de la productividad.

Ganzouri, subrayó que las conversaciones para formar nuevo Gobierno comenzarán hoy, y ratificó que el gabinete contará con un margen de maniobra «sin precedentes» para responder «directamente a la crisis» y atender a las demandas de la población.

No obstante, eludió confirmar si se tratará de un Ejecutivo de consenso que reúna a todas las fuerzas políticas, aunque destacó su intención de «incluir a una gran proporción de jóvenes».

El primer ministro reconoció que existe cierto rechazo a su nombramiento, realizado por el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas, al que muchos egipcios ven como una prolongación del antiguo régimen del ex presidente Hosni Mubarak.

Sin embargo, consideró que se trata de algo «natural» que acompaña a las circunstancias de una designación en un cargo tan elevado.

«Algunos son favorables, otros lo rechazan», se limitó a aseverar.

En medio de las conversaciones políticas para formar un nuevo gobierno, un manifestante murió hoy durante una protesta frente a la sede del gobierno egipcio, cerca de la plaza de Tahrir, según afirman activistas en El Cairo.

Al parecer, el hombre perdió la vida al ser arrollado por vehículos de las fuerzas de seguridad.

En este sentido desde el exterior, la jefa de la diplomacia de la Unión Europea, Catherine Ashton, pidió hoy que cese la violencia en Egipto, mientras todavía siguen las protestas en El Cairo.

«La violencia debe cesar y debe ser mantenido el estado de derecho», subrayó Ashton en un comunicado difundido hoy.

Por su lado, una fuente del Ministerio del Interior negó que las fuerzas de seguridad hayan reprimido a los manifestantes para dispersarlos ante el Consejo de Ministros, y lamentó la muerte de una persona.

La sentada ante la sede del Ejecutivo comenzó ayer, en protesta contra la decisión de la junta militar de nombrar a Kamal al Ganzouri como nuevo primer ministro. Al Ganzouri ya ejerció la jefatura del gobierno entre 1996 y 1999, bajo la presidencia del depuesto Hosni Mubarak.

Entre tanto, las protestas continúan en la plaza de Tahrir, donde los manifestantes piden que el ejército transfiera el poder a un gobierno civil de transición.

Por otro lado, los tres estudiantes estadounidenses que fueron detenidos el martes, se encuentran ya en libertad.

Según las autoridades aeroportuarias, dos de ellos ya abandonaron el país. Los tres estudiaban en la universidad americana de El Cairo y se los acusó de atacar el Ministerio del Interior.

En total, al menos 41 personas murieron en la nueva oleada de protestas en Egipto, que comenzó hace una semana.

Deja una respuesta

You must be logged in to post a comment.