ENTREVISTA

Daniel Castro: “Nunca pensé en ser candidato a intendente”

diciembre 21, 2011

[audio:http://periodicosic.com.ar/wp-content/uploads/2011/12/Daniel-Castro.mp3|titles=Daniel Castro]

 

El expresidente del Concejo Deliberante desmiente haber intentado candidatearse, y asegura que su relación con Fernando Espinoza no se modificó. Dice que se “malinterpretó” su discurso de despedida.

En las oficinas del tercer piso del Concejo Deliberante de La Matanza, en San Justo, hay olor a despedida. Se acumulan pilas de expedientes en la mesa de reuniones de la Presidencia, con algún cuadro que ya fue quitado de la pared. Un cenicero repleto de cigarrillos consumidos delata que, pese a los intentos, Daniel Castro no dejó de fumar como decía meses atrás. Tal vez la ansiedad, los nervios o el saber que podría seguir ocupando horas de su vida en la función pública, pese a que muchos lo daban por sepultado.

El ahora expresidente del cuerpo legislativo local, no quiere que le tomen fotos mientras habla, dice que sale con la boca abierta y prefiere hacerlo una vez finalizada la entrevista. Se lo nota sereno, distendido, con ganas de aclarar un discurso que fue dicho 48 horas antes, sin ánimos de romper lazos con nadie.

 

¿Cuál es la sensación después de seis años en esta función?

Que hicimos un buen trabajo, una tarea no menor. Leía una nota que le hicieron ustedes a los taquígrafos donde decían que en 20 años no tuvieron una sesión tan larga (NdeR: se refiere al tratamiento del CARE); esto marca de alguna manera la actitud del cuerpo, la decisión del cuerpo en el tratamiento de una Ordenanza difícil de llevar adelante.

Hay cosas que quedaron pendientes de realización como por ejemplo la idea de hacer un digesto municipal para acudir a las ordenanzas sin tener que hacer una tramitación interna…

 

Hay tareas que pueden continuarse desde el Consejo Federal de Legisladores Comunales.

El Cofelco se planteó desde el funcionamiento de cada Concejo Deliberante y la capacitación de los concejales, empezamos a discutir, a plantear necesidades.

Tanto la primera como la tercera sección electoral decidió que yo fuera el presidente; empezamos a recorrer la provincia de Buenos Aires, yendo al interior, y vimos que había coincidencias en las necesidades de los diferentes Concejos Deliberantes.

A Néstor Kirchner le pareció bien lo que estábamos haciendo, se programó una reunión en Olivos, y nos preguntó si estábamos en condiciones de llevar adelante la idea a nivel nacional.

A mediados de 2010 hicimos un acto en Ezeiza donde participaron unos tres mil concejales de todo el País, teníamos que darle a esto un marco institucional más allá de los aspectos políticos, y la participación se dio con todos los sectores.

 

¿Ese acto fue el que quebró su relación con Fernando Espinoza?

Fue más lo que han dicho los de afuera que los de adentro; no dejé de notificar e informarle al Intendente de la cuestión y me dijo que si estaba programado lo realizáramos, y participó del evento, no sentí de parte de él una cuestión así.

 

¿Su figura va a ser la representatividad de La Matanza o tendrá el Concejo Deliberante un representante propio?

Espero que haya un representante. Eso dependerá del presidente que esté a cargo, a mi me interesaría mucho; sería una lástima que no siguieran participando porque hay mucho para capacitarse, mucho intercambio de experiencias…

 

Su discurso de despedida se leyó como un claro mensaje al Intendente ¿fue así?

No, realmente fue lo que sentía, un agradecimiento, decir las cosas que uno por distintas circunstancias muchas veces no las dice, algunas palabras por supuesto uno las dice como las siente; lo escribí para que no se malinterpretara pero, así y todo, se malinterpretó, lo que quise fue agradecer.

A mí, Alberto Balestrini me dio una oportunidad que yo no me olvido nunca, nunca pensé ser el presidente del Concejo Deliberante, mi idea era acompañarlo en la gestión.

 

Pero por una cuestión si se quiere de herencia política se lo veía a usted como el próximo candidato a intendente.

(Risas) Eso es una lectura que hicieron muchos, y por ahí eso me perjudicó, para muchos que lo vieron así vieron en mí a un potencial candidato y yo realmente nunca pensé, lo juro por mis hijos, siempre lo dije, yo admiro la capacidad de trabajo y la capacidad de horas que Fernando (Espinoza) le entrega a esto, yo no soy igual.

 

¿Toma como una carga negativa el hecho de haber sido mencionado como posible candidato?

El sólo hecho de que haya quedado subliminalmente dando vueltas, esto por ahí generó que aquellos que tenían expectativas me vieran como un posible competidor que nunca fui y que nunca seré; nunca busqué un lugar en el Ejecutivo y se lo transmití al Intendente, no era mi meta, me sentía muy cómodo con lo que estaba haciendo. La intendencia requiere de hombres o mujeres con mucho tiempo para dar, el desgaste es superior, así que no estaba en mi cabeza.

 

¿Cómo es su relación hoy con Fernando Espinoza?

No ha variado, las cuestiones que planteé no fueron de fondo sino de forma, nos conocemos desde hace más de 20 años. Él tiene la difícil tarea de tomar decisiones y a veces congeniamos en las decisiones y a veces no. Si yo tuviese reservas mentales con un amigo, con un compañero, le estaría haciendo un daño. Algunos utilizan esa metodología de la obsecuencia y el halago y les da resultados, pero no soy así.

 

¿Se siente fuera de la nueva gestión del Intendente?

No creo, no para nada, voy a seguir acompañando este proyecto, hoy tenemos un proyecto de modelo nacional de inclusión, de búsqueda de una economía equilibrada, de seguir ayudando a los más desposeídos, por esto luchamos con Fernando (Espinoza) y con Alberto (Balestrini) y otros tantos compañeros que hoy no están. Mientras no se desvíe el ideario de Perón y Evita, ahí me van a encontrar.

 

¿Esto anula la posibilidad de crear su propia línea política?

Nunca planteé tener una línea propia, es demasiada responsabilidad.

 

¿Para un funcionario de La Matanza es políticamente incorrecto decir que es amigo suyo?

No entiendo, ¿por qué?, no, me siento parte de esta familia que es el peronismo.

 

Modifico la pregunta: El irse y la posibilidad de que no forme parte de la gestión,

¿provoca que algunos prefieran darle vuelta la cara?

Nunca puse la función por sobre el hombre, siempre me presenté como Daniel Castro y no como el presidente del Concejo Deliberante, así que supongo que esto no pasará.

Tags:

Deja una respuesta

You must be logged in to post a comment.