SE LE EXTRAJO LA TIROIDES

Cristina fue dada de alta y se «descartó la presencia de células cancerígenas»

enero 7, 2012

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner recibió el alta médica tras la intervención quirúrgica en la que se le extrajo la tiroides en el Hospital Austral de Pilar, y se determinó que no había presencia de células cancerígenas y que la mandataria se «encuentra en óptimo estado general».

Una vez de regreso a la Quinta de Olivos, la Presidenta agradeció a través de la red social Twitter “las muestras de preocupación y cariño” dadas durante su convalecencia, que fue acompañada por una vigilia de centenares de militantes con banderas y pancartas en las afueras del hospital.

La noticia del alta médica la dio a conocer en la puerta del hospital el Secretario de Comunicación Pública, Alfredo Scoccimarro, quien señaló que la Unidad Médica Presidencial y el equipo del sanatorio tenían “la satisfacción de anunciar que el estudio histopatológico definitivo constató la presencia de nódulos en ambos lóbulos de la glándula tiroides pero descartó la presencia de células cancerígenas modificando el diagnóstico inicial de la punción».

La histología definitiva fue informada como “adenomas foliculares» y, de acuerdo a este favorable diagnóstico, el equipo a cargo consideró “que el tratamiento quirúrgico realizado es suficiente no siendo necesaria la administración de iodo radioactivo”.

«La Presidenta de la Nación descansó normalmente y se encuentra en óptimo estado general. En base a este informe, el equipo médico interviniente ha autorizado el alta de la doctora Cristina Fernández de Kirchner”, remarcó Scoccimarro al leer el comunicado firmado por los doctores Luis Bonomo y Marcelo Ballesteros.

Además, el funcionario dijo que Cristina y su familia “agradecen a todas las personas, ciudadanos, militantes, personalidades nacionales e internacionales por su muestra de afecto y preocupación por su salud” y expresó “su reconocimiento al equipo profesional que la intervino y atendió y a todo el personal del Hospital Austral por su calidez y el afecto en el tratamiento como paciente».

Pasadas las 11, la Presidenta se retiró en helicóptero junto a sus hijos Florencia y Máximo, desde la sede del Hospital Austral rumbo a la residencia de Olivos.

Por su parte, la ex titular de la Sociedad Argentina de Endocrinología y Metabolismo (SAEM), Alicia Gauna, aseguró en diálogo con Télam que al descartarse la presencia de células cancerígenas en la glándula tiroides «el tratamiento ya está completo» y dejó en claro que «en definitiva se trata de una enfermedad benigna».

Gauna, integrante de la División Endocrinología del Hospital Ramos Mejía, explicó que «al confirmarse que se trató de adenomas foliculares la enfermedad quedó resuelta con la cirugía», aunque adelantó que «igualmente se debe iniciar un habitual control con medicación».

A la vez, la especialista también reafirmó que la mandataria no necesitará un tratamiento con yodo radiactivo y estimó que atravesará un «postoperatorio normal para un caso de tiroidectomía total (la intervención a la que fue sometida Cristina)».

«Hablando puntualmente del postoperatorio estimo que será normal, dado que no tiene grandes inconvenientes. El paciente se puede valer por sí mismo y acaso sólo hay que tener en cuenta la herida y alguna molestia que pueda ocasionar, aunque eso se trata con analgésicos comunes», sostuvo Gauna.

En tanto, la vigilia de militantes kirchneristas que se sucedió desde el martes pasado a la noche en la puerta del sanatorio culminó este mediodía tras la noticia del alta médica.

«Satisfacción. Eso es lo que sentimos. Ahora podemos volver a casa tranquilos», dijo a Télam Oscar Vuidepot, de 42 años uno de los presentes en la vigilia.

Daniel Pírez, de 45 años y residente en el partido bonaerense de Malvinas Argentinas, afirmó estar «feliz de corazón, porque un militante no puede pedir otra cosa que la salud de su presidenta».

El diputado nacional del Frente para la Victoria Andrés `Cuervo´ Larroque, fue uno de los que estuvieron presentes todos los días y, con visibles muestras de cansancio, tomó mate junto a algunos compañeros a la espera del alta médica.

Durante los 5 días, los militantes desafiaron a las altas temperaturas -ente 30 y 37, según el Servicio Meteorológico Nacional- cantando y saltando durante largos lapsos del día, mientras que numerosos medios de prensa nacional e internacional esperaba novedades en las adyacencias del hospital.

La Presidenta permanecerá en reposo médico en la Quinta de Olivos acompañada por su familia, en tanto el Poder Ejecutivo seguirá ejercido por el vicepresidente Amado Boudou, debido a la licencia médica, según lo previsto en la Constitución.

Deja una respuesta

You must be logged in to post a comment.