BARRIOS MANZANARES Y PELUFFO

Alerta entre los vecinos de Villa Luzuriaga por 40 casos de cáncer en tres cuadras

febrero 13, 2012

Los vecinos esperan que se investigue el origen de los numerosos casos de cáncer en la zona.

Apuntan principalmente a la subestación eléctrica de Edenor que esta situada en Monseñor Buffano y Remedios de Escalada, localidad de Villa Luzuriaga. Los habitantes cercanos a la usina exigen que el Municipio investigue por qué en un radio de tres cuadras existen más de 40 personas con cáncer.

Por Ángela Tobar
atobar@periodicosic.com.ar

“No es joda acá la gente se está muriendo”, sintetizó en diálogo con S!C Liliana Rodríguez, una de las vecinas que esta a la cabeza de la lucha y que vive con cáncer hace años, su marido también tiene esta enfermedad y hace unos meses se enteró que sus mascotas, como la de otros vecinos, “tienen tumores por todos lados”.

“Acá ninguna autoridad nos escucha, no saben darnos soluciones a todos los problemas que tenemos. Vienen acá, se acercan, recorren la zona nos dan la razón y después desaparecen”, detalló Claudia Álvarez, otra de las vecinas que lucha desde hace años para que retiren la subestación eléctrica del barrio.

“Algo raro está pasando acá y si no es la subestación algo hay, pedimos que investiguen por qué está lleno de casos de gente que padece esta enfermedad”, insistió Liliana, quien carga con más de 60 quimioterapias.

Según un relevamiento realizado por los vecinos hasta el 31 de marzo del 2011, en un radio de solo tres cuadras registraron 32 casos de cáncer de los cuales 21 fallecieron con el correr de los años. “Ahora a la fecha tenemos registrado más de 40 casos”, aseguró Liliana.

Los habitantes de la zona exigen que el Municipio de La Matanza investigue los motivos causales que provocan esta enfermedad y apuntan en primer momento a las ondas electromagnéticas que emite la subestación de Edenor que fue instalada en el año 2008 “sin audiencia pública” de por medio. Las vecinas denuncian que en el expediente que habilita la construcción de la subestación “no se encuentran las firmas de los vecinos que adhirieron a la instalación”.

“Ellos nos aseguran que la audiencia pública existió pero en ningún lado figuran las firmas de los vecinos que supuestamente asistieron”, remarcó Claudia.

A mediados del mes de noviembre un grupo de técnicos de Edenor se acercó a la zona para realizar mediciones alrededor de la subestación eléctrica y según los resultados obtenidos las ondas electromagnéticas no serían cancerígenas. Pese a este estudio, los vecinos no quedaron conformes y propusieron contratar un técnico particular y que sea financiado por la comuna con el objetivo de tener otra opinión porque sospechan que los datos no fueron exactos.

Los habitantes de la zona cercana a la usina sostienen que la misma no puede estar instalada en ese lugar y exigen ver los resultados de la evaluación del impacto ambiental que se realizó, así como el expediente por el que se habilitó la obra de Edenor. Otro de los puntos que los vecinos solicitan que se aclare es el por qué esta subestación está construida casi frente a dos estaciones de servicio.

La sospecha

La subestación 064 Luzuriaga comenzó a ser construida en el 2008 y se alimenta desde la subestación 066 de Ramos Mejía y 063 de Isidro Casanova, “nunca tuvo un cartel de obra y si alguien pasa por el lado de ella no puede imaginarse que eso es una subestación eléctrica, no hay cartel que así lo indique”, denunció Claudia.

Los vecinos autoconvocados también solicitaron inspecciones urgentes para conocer el funcionamiento y cumplimiento de las normas de otras empresas que funcionan dentro del barrio y, según aseguran, podrían también ser las causantes de despertar la enfermedad en los vecinos circundantes.

Entre las empresas sospechadas se encuentra la papelera ubicada sobre la calle Colonia a escasas cuadras de la subestación, además de la empresa Tecnipisos ubicada sobre la calle Triunvirato 4.220 y la cementera Avellaneda ubicada en Chenaut 435, según Liliana “todas trabajan con productos químicos y volátiles a cielo abierto”.

Otros reclamos

zanjas repletas de basura y con olor

El barrio cuenta con numerosas zanjas a cielo abierto, la más contaminada de desechos es la ubicada en Chenaut y Remedios Escalada, y denuncian que por causa en la lentitud o falta de obras, los vecinos “terminan tirando las aguas servidas en ellas”, por ello exigen que el Municipio tome las medidas correspondientes.

Por otra parte los vecinos esperan un inmediato reacondicionamiento de la plaza ubicada entre la calle Chenaut y Remedios de Escalada. El barrio no cuenta con espacios de dispersión y, ante esa necesidad, ven con urgencia la utilización de ese espacio para el deporte y la recreación de los niños y jóvenes de la zona.

Cortar la ruta

“Vamos a tomar otras medidas, ya no queremos que vengan acá los funcionarios a recorrer las zonas y vean cómo vivimos, vamos a cortar la ruta hasta que nos escuchen y den soluciones”, alertaron los vecinos, quienes aseguraron estar unidos y organizados para salir en poco tiempo a la calle.

Deja una respuesta

You must be logged in to post a comment.