Dos prisioneras del Vesubio dieron a luz en Campo de Mayo

marzo 27, 2012

Las embarazadas que se encontraban ilegalmente detenidas en el centro clandestino de detención “El Vesubio” eran “llevadas a parir a Campo de Mayo” y, en al menos dos casos, sus hijos entregados al Movimiento Familiar Cristiano, indicaron los abogados de Abuelas de Plaza de Mayo en su alegato.

Los letrados de la entidad continúan este martes formulando su alegato -que se prevé finalice esta tarde si los horarios lo permiten- en el juicio por la apropiación de bebés nacidos cuando sus madres estaban en ilegal cautiverio durante la última dictadura militar.

En su alegato, los abogados recordaron que, según declaraciones de sobrevivientes, las mujeres embarazadas de ese centro clandestino “no estaban exentas del trato cruel de los otros cautivos” y que sufrían “el tormento adicional de desconocer cuál sería el destino de sus hijos” lo que les provocaba “mayor angustia y desesperación”.

“Por lo menos hay dos casos de prisioneras que fueron llevadas a parir a Campo de Mayo, donde eran custodiadas por monjas, y luego sus bebés entregados al Movimiento Familiar Cristiano”, dijeron, y señalaron que las supuestas “adopciones” que otorgaba esa organización eran una forma de “blanquear” los nacimientos en cautiverio.

El alegato de las Abuelas comenzó este lunes cuando Alan Iud puso el eje de lo que será la acusación de esa querella, en la existencia de un «plan sistemático» para el robo de bebés y sostuvo que “hay innumerables pruebas de la sistematicidad de los robos de niños que luego fueron criados en la mentira”.

En este juicio están acusados los dictadores Jorge Rafael Videla, Reynaldo Benito Bignone, el ex general Santiago Omar Riveros, el ex almirante Antonio Vañek, el ex capitán de la Marina Jorge «Tigre» Acosta, el ex prefecto Jorge Azic, el ex marino Rubén Franco y el ex médico del hospital Naval acusado de haber asistido a los partos en la maternidad clandestina de la ESMA, Jorge Magnacco.

El debate oral y público comenzó el 28 de febrero de 2011, ante los jueces María del Carmen Roqueta, Julio Panelo y Domingo Luis Altieri, y se estima que escucharán alegatos durante al menos dos meses antes de pasar a la etapa de últimas palabras de los juzgados y luego el veredicto.

Deja una respuesta

You must be logged in to post a comment.