RESOLUCIÓN

Los docentes visitarán a los alumnos bonaerenses que falten más de cinco días a clases

mayo 28, 2012

Los alumnos bonaerenses que se ausenten de clases por más de cinco días, recibirán la visita de un docente con el objeto de bajar la deserción escolar en las aulas de la provincia, informó la cartera educativa.

La Directora General de Cultura y Educación de la provincia de Buenos Aires, Silvina Gvirtz, dispuso, a través de una resolución, que desde las escuelas se deberán comunicar con los padres de los alumnos que no asistan a clase durante más de dos días consecutivos.

A su vez, si no se los ubica en los primeros cinco días y el alumno sigue sin concurrir a la escuela, desde la institución deberán acercarse al domicilio.

«El objetivo es identificar los motivos de las ausencias para evitar la deserción de los chicos», explicó Gvirtz.

La funcionaria aclaró que “estar atentos al motivo de las faltas de los chicos es muy importante y significativo. Muchas veces allí radica el motivo de la deserción. Tenemos que ir a buscarlos a la casa, si es necesario, porque esa es una de las maneras para que no abandonen la escuela”.

La presente normativa se dictó a partir de lo establecido por la Ley Provincial de Educación N° 13.688 y la Ley de Protección Integral del Niño y el Adolescente N° 13.298, que destacan la responsabilidad indelegable del Estado en la defensa del interés superior de los alumnos, entre ellos el derecho a la educación.

“Ningún alumno de la provincia debe ni puede quedar afuera del sistema educativo, por eso, mediante esta resolución proponemos establecer procedimientos institucionales que pongan atención a las situaciones de ausentismo, porque es la antesala del abandono escolar”, consideró la Directora General de Cultura y Educación provincial.

La iniciativa tiene como meta impulsar medidas no sólo de intervención frente a las inasistencias de los alumnos para evitar la deserción sino también de prevención del ausentismo.

Además, se deberá trabajar con los docentes, estudiantes, padres e instituciones existentes en los distritos para que cada una de las partes realice el aporte pertinente.

El primer paso es concientizar a padres y alumnos de la importancia de asistir a la escuela y generar una comunicación fluida entre ambos para que los adultos responsables de los chicos informen a los docentes sobre las causas de las inasistencias.

Una vez identificado el motivo de las faltas, el equipo directivo articulará las acciones necesarias para que el menor vuelva a clase en el menor tiempo posible.

De esta manera, se podrá identificar si la ausencia es por motivos de salud, problemáticas de índole familiar, judicial o social y recibir así el asesoramiento correspondiente por parte de la institución que corresponda, siempre guiado por las autoridades escolares.

Gvirtz consideró que «el Estado tiene la responsabilidad de garantizar una educación de calidad y los representantes, desde cada lugar de la región, deben optimizar todas las herramientas a disposición con el objetivo de intervenir en forma efectiva ante el conocimiento de vulnerabilidad de los derechos de nuestros alumnos».

Deja una respuesta

You must be logged in to post a comment.