MORON

Comenzó a ser juzgado el juez acusado de irregularidades en el caso el cura Julio Grassi

junio 12, 2012

El suspendido juez de Morón, Ricardo Oyama, acusado de cometer irregularidades en el juicio contra el cura Julio César Grassi, condenado por abuso de menores, comenzó a ser juzgado este lunes por un jury de enjuiciamiento, informaron fuentes judiciales.

«Oyama fue acusado de participar en forma irregular de la retractación de `Ezequiel`, uno de los tres jóvenes que había acusado a Grassi de abuso sexual y corrupción de menores», dijo a Télam Federico Nieva Woodgate, fiscal general de Morón.

Según la imputación contra Oyama, contra Miguel Angel Pierri -abogado de Grassi- y contra un secretario del juez, «la actuación del juez de menores se tradujo en el encubrimiento de una prueba», explicó Woodgate.

El fiscal general de Morón recordó que la acusación que cursó la Procuración General para llegar al jury de enjuiciamento no termina en este episodio cometido en el marco de la causa Grassi sino que alcanza otros 10 hechos de mal desempeño como juez de menores.

El jury de enjuiciamiento está encabezado por el presidente de la Corte Suprema de Justicia Bonaerense, Eduardo Néstor de Lazzari, cinco conjueces de ese tribunal y cinco legisladores abogados.

Por su parte, Juan Pablo Gallego, que como abogado querellante del juicio contra Grassi, representó a Ezequiel, y será testigo en el jury contra Oyama, dijo que «durante el proceso, el juez favoreció a un adulto acusado de abusar sexualmente de un menor y participó de una maniobra para obligar al menor a retractarse de su acusación».

El jury durará alrededor de una semana y se prevé que declaren alrededor de 80 testigos, entre los que figuran el propio Grassi, hoy condenado a 15 años por dos hechos de abuso sexual cometidos contra uno de los tres jóvenes que lo acusó por ese delito ante la justicia, conocido como «Gabriel».

La condena en segunda instancia dispuesta para Grassi lo mantiene en libertad con restricciones y está ahora en manos de la Corte Suprema de Justicia Bonaerense.

La acusación a Oyama corresponde al subprocurador Juan Angel de Oliveira, mientras que los defensores serán Carlos Irisarri, Juan José Lossino y Flavio Gliemmo.

Entre los hechos por los que se lo acusa figuran abuso de autoridad y violación de los deberes de funcionario público, prevaricato, encubrimiento y falsificación de documentos en general.

También afronta cargos por incompetencia o negligencia reiteradamente demostrada en el ejercicio de sus funciones, incumplimiento reiterado de los deberes inherentes a su cargo y actos reiterados de parcialidad manifiesta.

Deja una respuesta

You must be logged in to post a comment.