PELEA EN EL CD

La guerra entre Asencio y Magario llegó a la Justicia

julio 3, 2012

El concejal del PRO-Peronismo denunció a la presidenta del Concejo Deliberante por un sinfín de supuestos delitos. La denuncia penal habla de “amenazas, abuso de autoridad, hostigamiento, cohecho, persecución política, desbaratamiento de derechos adquiridos, incumplimiento de los deberes de funcionario público, asociación ilícita y extorsión”.

Por Claudio Kappeler

ckappeler@periodicosic.com.ar

 

A escasos siete meses de haber asumido como jefa máxima del Concejo Deliberante (CD) de La Matanza, Verónica Magario afronta ya una denuncia penal realizada por un concejal en un hecho que abre la puerta a un posible escándalo político en el cuerpo legislativo.

Aquella idea de lograr la armonía absoluta en el recinto de sesiones hace agua en las manos de la ambiciosa Magario. Aunque sus diálogos con algunos concejales de la oposición son más que fluidos y el bloque del PJ no muestra públicamente sus resquebrajes, la presidenta del CD no pudo calmar los ánimos de algunos díscolos.

Hoy, el principal referente de esa mirada crítica hacia la conducción del legislativo terminó siendo el PRO-Peronista Fernando Asencio, quien desde diciembre ya se mostraba inquieto ante la posibilidad de perder la vicepresidencia segunda del cuerpo.

Apenas asumida como nueva presidenta del CD, Verónica Magario se encargó de llamar a cada opositor.

Todos se sentaron en su despacho y, aunque algunos llegaron a acuerdos de no confrontar por conveniencias mutuas, hubo quienes optaron por continuar con su tónica de oposición legislativa.

La ruptura de todos los bloques de oposición le sirvió a Verónica Magario para manejar la situación a su antojo. Ese “divide y reinarás” hizo que Fernando Asencio perdiera la vicepresidencia segunda del Concejo Deliberante local, quedando en manos del pejotista Pedro Ramírez.

La metodología para romper un posible acuerdo opositor que lograra ese cargo tuvo como emisario al radical Manuel Atencio. Los caminos condujeron, entonces, a pensar que todo estaba orquestado de antemano: Asencio no retendría el cargo porque rompió su bloque con Adrián Verdini, mientras que Atencio y el edil del GEN Gustavo Ferragut también habían partido sus bancas. El radical jugó con los egos del margarito y de la concejal de Libres del Sur Sandra Oviedo. El acuerdo era imposible. La vicepresidencia, ya estaba en manos del PJ.

La pelea pública por ese cargo se dio entre los ediles del Frente Amplio Progresista Oviedo y Ferragut. El radical Manuel Atencio, en tanto, salió indemne.

El hecho marcó el primer antecedente en lo que sería meses después la ruptura definitiva entre Verónica Magario y Fernando Asencio. El 14 de junio último, la presidenta del Concejo Deliberante se comunicó con el líder del bloque PRO para solicitarle que desalojara la oficina que el edil posee a metros de la presidencia, en el edificio de la calle Irigoyen, en San Justo.

“Necesito que dejes tu oficina, necesito poner a mi gente”, pidió Magario según el relato del propio Asencio. La negativa fue rotunda a punto tal de acusarla de utilizar el despacho de la presidencia como “una Unidad Básica donde solo saben tomar mate”.

Ese escándalo dialéctico tomó ribetes impensados cuando, días después y tras un cruce de memos, el PRO-Peronista decidió llevar el tema a la Justicia en una denuncia múltiple que mancha la corta trayectoria en el cargo de la mujer mimada de la intendencia.

En la causa número 05-00-023376-12 que se abrió en la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Nº 2 del Departamento Judicial de La Matanza, el concejal acusó a su par de los presuntos delitos de: “amenazas, abuso de autoridad, hostigamiento, cohecho, persecución política, desbaratamiento de derechos adquiridos, incumplimiento de los deberes de funcionario público, asociación ilícita y extorsión”.

En un escrito enviado a la presidenta del cuerpo, el concejal le comunicó la concreción de la denuncia y destacó en el mismo el pedido de “no innovar” su permanencia en el despacho que ocupa desde 2009.

En su argumentación, Verónica Magario había manifestado que el intento de trasladar a Asencio a otra oficina se debía a reestructuraciones en el principal edificio del CD. Sin embargo, el concejal díscolo habló de “ropaje excusorio” que solo afectaría a su bloque, en clara referencia a que sugestivamente no sucedería lo mismo con Manuel Atencio, quien se encuentra en el mismo piso y también a metros de la presidencia.

 

El bloque salió a

bancar a Magario

 

Sin mencionar al concejal Fernando Asencio, el bloque de concejales del PJ hizo circular un comunicado que se distribuyó de manera discrecional entre los medios de comunicación del Distrito -no fue enviado al Periódico S!C- en el que los oficialistas respaldaron la figura de Verónica Magario.

El comunicado, firmado solo por el presidente del bloque Ricardo Rolleri- no hizo referencia explícita a Fernando Asencio, aunque fue más que claro el blanco.

“Habiendo tomado conocimiento, por los medios locales, de una denuncia presentada en Sede Judicial relaciona-da con el accionar del Honorable Concejo Deliberante y su Presidencia, el Bloque Justicialista manifiesta, que la misma resulta inesperada, insólita y ridícula, toda vez que nos sorprende a través de los medios, en forma intempestiva alterando la coexistencia armónica, entre los Bloques del Honorable Cuerpo”.

“No existen antecedentes de un hecho similar, desde el retorno a la democracia desde el año 1983, provocando esta circunstancia la alteración de la reglas de juego del sistema democrático”, agrega.

Desde el sector trataron de reducir el escándalo a la discusión generada por el intento de desalojo llevado a cabo por Magario. El comunicado tuvo respuesta del concejal del PRO a través de la red social Facebook, donde el edil recordó que la presidenta del cuerpo fue anoticiada de la denuncia a través de un escrito enviado a su despacho, por lo que sus pares del PJ no sólo se enteraron por los medios locales.

El Bloque Justicialista no permanecerá ajeno al desarrollo de los acontecimientos y será garante en la defensa de la instituciones, como así también apoya y sostiene la probidad, transparencia y trayectoria pública intachable de Verónica Magario”, finaliza el comunicado del PJ.

Deja una respuesta

You must be logged in to post a comment.