Al menos 50 soldados murieron por un atentado

noviembre 5, 2012

El atentado ocurrió en las inmediaciones de un puesto de control del Ejército en la provincia de Hama, en el centro del país. Un miembro del insurgente Frente Al Nusrah perpetró el atentado suicida.

Al menos 50 soldados sirios murieron hoy al explotar un coche bomba cerca de un puesto de control del Ejército en la provincia de Hama, en el centro del país, según informó el opositor Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

Según los activistas, un miembro del rebelde Frente Al Nusrah perpetró el atentado suicida en un pueblo de la región de Sahel al Ghab, al oeste de la capital provincial, Hama, informó la agencia de noticias DPA.
La agencia oficial de noticias Sana confirmó el hecho, pero lo situó en la localidad de Talmeya al Rifeya y cifró en tan sólo dos el número provisional de víctimas mortales.

Un activista de esa ciudad, identificado como Abu Qasem al Hamaui, portavoz de la Unión de los Revolucionarios de Hama, explicó a la agencia de noticias EFE que el atentado es obra de una brigada rebelde y que por el momento es difícil precisar el número de muertos.

En Talmeya al Rifeya, situada en los alrededores de Hama, se concentran un gran número de tropas gubernamentales, de acuerdo a las informaciones de los opositores.

Paralelamente, el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguei Lavrov, expresó hoy en El Cairo su apoyo total a la iniciativa del presidente egipcio, Mohamad Mursi, de formar un cuarteto internacional para frenar la crisis siria.

En una rueda de prensa conjunta a su homólogo egipcio, Mohamed Kamel Amr, Lavrov consideró «decisiva» la propuesta de Mursi, que consiste en la formación de una comisión integrada por Irán, Arabia Saudita, Egipto y Turquía con el fin de solucionar el conflicto en Siria.

El responsable ruso aseguró que su Gobierno «está listo para hablar con todas las partes de la crisis siria», tanto la oposición como el gobierno, para que sea posible llegar a una solución aceptable para todos.

Mientras se conocía este apoyo ruso a la propuesta egipcia, el primer ministro británico, David Cameron, lamentó que ni China ni Rusia, que vetaron varias resoluciones contra Damasco del Consejo de Seguridad de la ONU, quisieron «adoptar una postura positiva acerca de la crisis siria».

En Abu Dabi, primera parada de su gira por la región del Golfo Pérsico, Cameron criticó a la ONU por su «fracaso» en abordar la crisis siria y pidió «más presión sobre el régimen sirio» para que éste se vea obligado a frenar el «salvajismo» con el que trata la situación en su país.

El conflicto que se vive en Siria desde marzo de 2011 causó unos 27.000 muertos, mientras que 2,5 millones de personas necesitan ayuda humanitaria y más de 250.000 se han refugiado en los países vecinos, según cifras de Naciones Unidas.

FUENTE: TELAM

Deja una respuesta

You must be logged in to post a comment.