Tesis sobre un homicidio

enero 21, 2013

Por Gastón Romero

La vida de Roberto Bermúdez, un especialista en Derecho Penal, cambia súbitamente cuando se convence de que Gonzalo, uno de sus alumnos más brillantes, pareciera ser es el autor de un brutal asesinato cometido frente a la Universidad de Derecho. Decidido a revelar su versión acerca del crimen, emprende una investigación por su cuenta, que lo obsesionará y lo arrastrará, inexorablemente, hacia sus pensamientos más oscuros. Con esta premisa nos enfrentamos a esta nueva película de Hernan Goldfrid, el director de esa joya que fue “Música en Espera”, con un elenco ahora encabezado por Ricardo Darìn, acaso el actor más buscado de la Argentina.

Sobre el film en sí, se podría decir que pretende un suspenso que no logra ni siquiera con un argumento demasiado básico para la importancia que los personajes le dan. Por un lado están las evidencias que el personaje de Darín tiene o que cree tener y que nunca convencen al espectador, que si bien puede ponerse de su lado desde un lugar de “sospechas”, los climas a generar no están bien llevados del todo y hay una atmósfera rara de lentitud masiva que no suman a la simple trama. Respecto de las actuaciones, no deslumbran, Darín vuelve a adaptar un personaje a él y resulta similar a todo lo que viene haciendo (aunque en esta ocasión fuma demasiado) y el argumento no está de su lado. Calu Rivero, cuyo actual prontuario televisivo le da cierto conocimiento, no aprovecha su incursión cinematográfica y con un personaje femenino importante no convence ni a su madre de estar diciendo las líneas correctamente o expresar lo que su personaje debería sentir , y no, no es un truco para engañar al espectador, es una simple decisión mala de casting. El resto del elenco sigue una misma línea de dudosa expresividad aunque por suerte está Alberto Ammanm, el supuesto villano de turno, que lleva muy bien a su personaje y un grande como Arturo Puig que merece mención aparte por una excelente y dedicada interpretación para escenas y diálogos que no merecen tanto esfuerzo. Para destacar se puede decir que desde el principio hasta el final, esta película tiene un nivel de excelencia en los rubros técnicos y nada se puede envidiar a grandes producciones que vienen del norte de América. Solo eso. Una pena.

Actores: Alberto Ammann, Calu Rivero, Ricardo Darín, Arturo Puig. Dirige Hernán A. Goldfrid. 106 Minutos. Apta mayores de 16 años.

Deja una respuesta

You must be logged in to post a comment.