ISLAS MALVINAS

«Malvinas pone a prueba el sistema judicial internacional»

febrero 6, 2013

Así lo definió el canciller Héctor Timerman. Habló de «mejorar la vida de los habitantes» de las Islas y «no sancionarlos» pero volvió a negarles participación en la disputa. El canciller Héctor Timerman afirmó esta mañana que la Argentina «no quiere sancionar, sino que quiere mejorar la vida de los habitantes» de las Islas Malvinas y consideró que el conflicto «pone a prueba la justicia de todo el sistema internacional».

Timerman se pronunció así durante una intensa jornada en Londres, donde se reunió con los representantes de 18 grupos europeos de diversos países que apoyan el reclamo de la Argentina de dialogar con el Reino Unido por la soberanía de las islas.

«Argentina no busca sancionar de ninguna manera a los habitantes, por el contrario les hemos hecho todas las ofertas posibles para mejorar su vida», afirmó el canciller durante una conferencia de prensa y puso como ejemplo la apertura de «vuelos semanales a Buenos Aires».

En esta línea, subrayó que el Gobierno sólo sancionará a las empresas petroleras que operan en el Atlántico Sur porque «están robando parte de los recursos naturales que le pertenecen al pueblo argentino».

Sin embargo, Timerman negó la existencia institucional de los isleños al señalar que «no existen los Falkland Islanders» (isleños de las Falkland), sino que «existen los ciudadanos británicos que habitan las islas Malvinas».

De esta manera, el canciller explicó su rechazo a reunirse con su par británico, William Hague, quien pretendía invitar al encuentro a los representantes del gobierno de las islas.

En este sentido, precisó que «las Naciones Unidas no reconocen a una tercera parte en el conflicto», y
señaló que «los habitantes de las islas son escuchados a través del gobierno británico por el Gobierno argentino».

«La ONU dice que la autodeterminación es para los pueblos nativos, no para los pobladores implantados, y también dice que la autodeterminación no puede dividir la integridad territorial de las naciones», señaló Timerman.

Además, recordó que «en más de 40 resoluciones» la ONU convocó a la Argentina y al Reino Unido a negociar una solución pacífica.

«Cuando (los británicos) reconozcan que hay dos partes, vamos a resolver el conflicto en mucho menos de 20 años», declaró Timerman al día siguiente de haber dicho en una entrevista con la prensa británica que las Malvinas volverían a estar manos de Argentina en dos décadas.

Durante el primer encuentro con los 18 grupos que apoyan la apertura del diálogo, el ministro sostuvo que la cuestión Malvinas «no es un caso más de colonialismo, sino una situación que pone a prueba la justicia de todo el sistema internacional».

«Resulta inaceptable que existan Estados que por su poderío militar o su pertenencia al club de las grades potencias pretendan hacer caso omiso de las resoluciones de las Naciones Unidas (ONU)», agregó.

Tras agradecer la presencia de políticos, académicos, escritores y periodistas que integran los grupos pro diálogo, afirmó que «es una fuerza muy grande la que se recibe cuando uno ve a tanta gente en el mundo que entiende la problemática de la cuestión Malvinas».

El canciller hizo un repaso histórico del conflicto que comenzó en 1833, cuando «el Reino Unido, en un acto de fuerza, usurpó y tomó las islas quebrando la integridad territorial de Argentina, un Estado independiente que ya había nacido».

«A 180 años de la usurpación británica, Argentina sigue manifestando su voluntad de retomar negociaciones con vistas a encontrar a una solución a la disputa de soberanía», afirmó.

Buenos Aires, NA.

 

http://www.noticiasargentinas.com/nuevosite/13733-malvinas-pone-prueba-sistema-judicial-internacional.html

Deja una respuesta

You must be logged in to post a comment.