ESPECIAL: La Huella del DoctorErnesto Guevara, Un documental de Jorge Denti.

junio 13, 2013


Por Gastón Romero

Basada en los viajes por América Latina que realizó el joven médico en 1952-1953 con sus amigos de la infancia, Alberto Granado y Carlos “Calica” Ferrer. Basada en los diarios y la correspondencia que mantuvo con su familia y sus amigos, la película recupera también el testimonio de las personas que lo conocieron y acompañaron a lo largo de su recorrido, entre los que se encuentra su hermano, Juan Martín. A través de la reconstrucción del itinerario iremos conociendo el aprendizaje y la transformación de uno de los hombres más importantes
de nuestra historia contemporánea.

Siguiendo la huella de Ernesto, antes del Che: Al llegar al Aeropuerto de Ezeiza, a finales de julio de 1952, de regreso del primer viaje por Sudamérica emprendido con su amigo, el bioquímico Alberto Granado, Ernesto Guevara de la Serna afirma: “Yo”, no soy yo; por lo menos no soy el mismo yo interior. Ese vagar sin rumbo por nuestra “Mayúscula América” me ha cambiado más de lo que creí”. Un año después, en 1953, este joven ya graduado en la carrera de medicina y con una importante experiencia de trabajo en el laboratorio de investigaciones de alergología del Dr. Salvador Pisani, toma un tren de segunda clase en la Estación Retiro de Buenos Aires acompañado de otro entrañable amigo de su infancia: Carlos “Calica” Ferrer. El joven doctor es un férreo investigador, un fervoroso lector y amante de la poesía, aspirante a fotógrafo, apasionado de la arqueología y la sociología y un tenaz cronista. Eso lo iremos descubriendo a través de testimonios que relatan la travesía en tren que los llevará en un principio desde las pampas hasta el altiplano andino, viajando en un vagón compartido con gente humilde. Guevara va leyendo el Canto General de Pablo Neruda, como quien consulta una carta de navegación. El personaje vivirá como suyos episodios significativos del viaje anterior cuando todavía era practicante de medicina. Esta película se centra en ese segundo y enriquecedor viaje que hace el Dr. Ernesto por nuestra América. El relato está basado en la correspondencia que Ernesto mantuvo con su familia, fundamentalmente con su madre, la tía Beatriz, su compañera de estudios Berta “Tita” Infante, además de contar con la participación de su hermano Juan Martín y de más de dos decenas de testimonios de personas que compartieron la vida del Dr. Ernesto Guevara. A lo largo del camino se ofrece un vivo retrato de la geografía y la historia de nuestro continente. Ahí están todavía los indios desterrados de sus Andes fríos, los mineros que mueren de viejos a los 30 años de vida, los pueblos marginados y negados tras los espejos de los rascacielos. Ahí están todavía las piedras secretas del Machu Pichu, los misterios de las ciudades mayas abandonadas, los dioses aztecas mirándonos fijamente a la cara. El joven médico que había aprendido en las aulas universitarias los secretos y curas del cuerpo humano se irá enfrentando ahora a viejas heridas nunca cicatrizadas, a dolores de pueblos jamás consolados, a la mucha sangre derramada cada día en defensa de la vida. Irá cambiando y aprendiendo a ver. De ello se dará cuenta en México, donde trabajó como fotógrafo en las calles de la ciudad y en los Juegos Panamericanos, fue velador en el Fondo de Cultura Económica y se desempeñó profesionalmente como médico en el Hospital General donde continuó sus investigaciones en alergología y como hombre de ciencia en el área de cardiología. Si la Guatemala de Arbenz no logró en 1954 consolidar la revolución en la que el joven Dr. Guevara había participado con todo su entusiasmo, es en México donde se sumará como médico al grupo de expedicionarios del Movimiento 26 de Julio, comandado por Fidel Castro que lo llevarán a liberar a Cuba de la dictadura de Fulgencio Batista. 124 minutos Dirige Jorge Denti
Sobre Jorge Denti – Biofilmografía: Nació en Buenos Aires, Argentina

Deja una respuesta

You must be logged in to post a comment.