SOLICITAN MEJORAS EDILICIAS

Estudiantes de la Técnica N° 1 exigen que la Provincia escuche sus reclamos

septiembre 11, 2013

La comunidad educativa de la Técnica N° 1 “Armada Argentina”,  ubicada en Juan Manuel de Rosas 5.976 en la localidad de Isidro Casanova, reitera la gravedad de su situación edilicia. Por este motivo, se encuentran efectuando diversas actividades a fin de que las autoridades provinciales escuchen sus reclamos.

Por Susana Jara

sjara@periodicosic.com.ar

 

El pasado 22 de agosto, los estudiantes realizaron una radio abierta informativa, a través de la cual pidieron mejoras en la escuela, entre ellas, el arreglo integral del edificio histórico, cerco perimetral y la construcción de un gimnasio.

Esta semana se reunirán en asamblea para determinar qué acciones tomarán para continuar con los reclamos. A partir de que los docentes y estudiantes “cortamos la ruta se logró que las autoridades realicen arreglos paliativos en la calefacción y arreglen la bomba de agua” expresó el docente  Norberto Mendiolar.

Aseguran que la estructura de la escuela también se encuentra en malas condiciones, la misma está compuesta de cinco pisos, y algunos de ellos están inutilizados por este problema edilicio, tal es el caso del 4° piso que tiene filtraciones de agua, “que se agrava los días de lluvia”.

Por otro lado, en el  2° piso faltan las baldosas y cerámicas, el piso está sin terminar, solamente con el acabado de cemento. Además, “hay que refuncionalizar el 5 ° piso, ya que los alumnos tienen un proyecto de radio, pero no se puede llevar a cabo porque esa parte del edificio es un desastre”,  indicó el docente.

Es de resaltar que a dicha institución concurren, en los tres turnos, 600 alumnos, más el personal docente y la escuela tiene una antigüedad de 50 años, por lo que se hace necesario el mantenimiento de la fachada y aulas.

El reclamo del cerco perimetral se suma a la lista de pedidos de la comunidad educativa, desde donde se aseguró que por la inexistencia del mismo “los chicos sufren robos, ya que cualquier persona ingresa libremente, porque no hay control de ningún tipo”.

También, la comunidad exige que se remodele la cancha de fútbol y el arreglo de la fachada del edificio, “es una escuela antigua y necesita el mantenimiento”, sostuvo el docente.

Mientras tanto, docentes y estudiantes juntan dinero para poder solventar los gastos que generan hacer esas refacciones, por ejemplo pintar las paredes de las aulas.

A los problemas edilicios se le sumaron otras deficiencias como la falta de agua y gas lo que dificultó la cursada. “En el mes de abril debieron suspender las clases durante tres días, porque la escuela estaba sin agua por una falla en el sistema de bombeo del tanque al cual lo tendrían que haber reparado a través del Plan de Obras Maestras del año 2012”.

Además, hasta el sótano sufre las consecuencias de la falta de mantenimiento, ya que cada vez que llueve, ese espacio queda inundado.

A pesar de la organización que tuvieron docentes y estudiantes para realizar reclamos a través de cartas, recolección de firmas, abrazos simbólicos y cortes de ruta, aún no han tenido una respuesta concreta por parte de las autoridades sobre cuál será el futuro edilicio del establecimiento educativo.

 

Comunidad movilizada

 

Debido a la falta de repuesta, la comunidad educativa se encuentra, desde entonces en estado de asamblea permanente. Esta actividad fue acompañada por cortes de ruta, movilizaciones hasta el Consejo Escolar e Infraestructura Provincial en la Ciudad de La Plata.

“Estamos todos movilizados, docentes, alumnos, graduados, padres. Hay miles de técnicos que se recibieron en estos cincuenta años, es una escuela emblemática de la provincia de Buenos Aires”, resaltó Mendiolar.

La participación “es fundamental para lograr dichos arreglos, todo lo demás fue auto gestionado por la comunidad, a fuerza de reclamos y las movilizaciones. Lo que vamos a hacer se va resolviendo en cada asamblea”,  agregó.

El docente señaló que la comunidad “nunca se quedó cruzada de brazos” y que, “hasta los fines de semana vinieron hasta la escuela para trabajar o realizar el mantenimiento necesario”.

 

Un reclamo de larga data

 

En el año 2012 peligró el inicio del ciclo lectivo ya que los docentes denunciaron la desaparición de  2,5 millones de pesos, que iban a ser utilizados para las obras de infraestructuras, instalación eléctrica defectuosa y la refacción total de los baños.

Mendiolar recordó que en el año 2010 a través del plan de financiamiento, la INET prometió un plan de refacciones y de remodelación integral por parte del Ministerio de Cultura y Educación en la que se destinaron 2, 5 millones de pesos, los que “nunca aparecieron y la obra al día de hoy no se efectuó. Y ya nos cansamos de pedir explicaciones”, denunció.

Por otro lado, lo curioso es que a la escuela “llegó un legajo con planos, detalle de obras que se iban a hacer”, concluyó.

Tags:

Deja una respuesta

You must be logged in to post a comment.