LO QUE DEJÓ LA ELECCION 2013

El FPCyS fue un suicidio de vanidades

octubre 31, 2013


El Frente Progresista Cívico y Social de La Matanza no perdió el domingo, perdió hace mucho tiempo, antes de las PASO inclusive.

Esa alianza de sectores que nunca supieron darle claridad a ningún mensaje, por la sola razón de haber muchos mensajes internos, empezó a morir en 2011 cuando Sandra Oviedo acusó al radical Manuel Atencio de ser “un fiel seguidor y defensor del proyecto justicialista”; murió cuando Silvia Caprino se volvió a candidatear como defensora del Pueblo pese a su nula gestión en ese organismo; cuando Liliana Rosiello abandonó al GEN para irse con Atencio y ni siquiera le avisó a Gustavo Ferragut; murió cuando en las PASO presentaron cuatro listas y ni sumándolas llegaban al piso necesario para conseguir un concejal; y murió también cuando Orgullo Radical pidió no votar la lista local del FPCyS.

Esta participación del nuevo frente electoral tiene responsabilidades compartidas, de cada candidato, cada presidente de Partido y cada concejal que en sus cuatro años de gestión no supo llegar a la gente con gestión y mucho menos proyección de futuro. Ahora ninguno tiene una banca, la fecha de vencimiento es el 10 de diciembre y, si quieren volver, la fecha para empezar otra vez es el 11 de diciembre.

relacionada

Candidatos juran haber “dirimido sus diferencias” y buscan mostrar unidad

One Response to “El FPCyS fue un suicidio de vanidades”

  1. miguel paura dice:

    pocas palabras, buen diagnostico, lastima porque el grupo humano que formaron valia la pena.

Deja una respuesta

You must be logged in to post a comment.