ROMA

En su primer consistorio, el Papa oficializó a Mario Poli como cardenal

febrero 22, 2014

Francisco oficializó hoy a 19 nuevos cardenales, entre ellos su sucesor en el arzobispado de Buenos Aires. En la ceremonia estuvo presente el Papa emérito, Benedicto XVI, en un hecho histórico que unió a dos pontífices.

Los nuevos purpurados recibieron de manos del papa argentino el anillo y el capelo cardenalicio de color rojo, en una ceremonia austera en el interior de la basílica San Pedro.

Durante la ceremonia, en la basísica de San Pedro, estuvo presente su antecesor, el papa emérito Benedicto XVI, a quien el pontífice argentino abrazó antes del inicio del consistorio, consignó la agencia DPA.

Este fue el primer acto público en el que están presentes ambos a la vez y la primera aparición pública de Benedicto tras su renuncia hace poco más de un año.

«También en este momento Jesús camina delante de nosotros. El siempre está delante de nosotros. El nos precede y nos abre el camino… Y ésta es nuestra confianza y nuestra alegría: ser discípulos suyos, estar con él, caminar detrás de él, seguirlo…», señaló Francisco en su mensaje.

De los nuevos cardenales nombrados por Francisco, tres de ellos superan los 80 años, y, por lo tanto, no serán electores en el caso de celebración de un cónclave, pero el resto podrá participar en la elección de un nuevo pontífice en el caso de que el anterior muera o renuncie.

Los nuevos cardenales son los recién nombrados por Francisco en el seno de la curia: el secretario de Estado, Pietro Parolin; el secretario general del Sínodo de los obispos, Lorenzo Baldisseri, y el prefecto de la Congregación para el Clero, Beniamino Stella.

También recibirá el capelo cardenalicio el prefecto para la Congregación para la Doctrina de la Fe, Gerhard Ludwig Müller.

Los arzobispos que también se convirtieron en cardenales son el de Westminster (Gran Bretaña), Gerard Nichols; el de Québec (Canadá), Gérald Cyprien Lacroix, y de Abiyán (Costa de Marfil), Jean-Pierre Kutwa.

Los latinoamericanos que fueron nombrados cardenales son el arzobispo de Managua (Nicaragua), Leopoldo José Brenes Solórzano; el de Río de Janeiro (Brasil), Orani João Tempesta, el de Santiago de Chile, Ricardo Ezzati Andrello, y el argentino Mario Poli.

Otros cardenales son el arzobispo de Perugia (Italia), Gualtiero Bassetti, de Seúl (Corea del Sur), Andrew Yeom Soo jung; de Ouagadougou (Burkina Faso), Philippe Nakellentuba Ouédraogo; de Cotabato (Filipinas), Orlando Quevedo; y de Les Cayes (Haití), Chibly Langlois.

El Papa también incluyó en el colegio cardenalicio a tres arzobispos eméritos que superan los 80 años y por tanto no podrán participar en el próximo cónclave: el arzobispo italiano Loris Francesco Capovilla y el arzobispo emérito de Castries en la isla de Santa Lucía, Kelvin Edward Felix.

Entre estos también se encuentra el español Fernando Sebastián Aguilar, de 85 años, arzobispo emérito de Pamplona y Tudela.

De a uno, los nuevos purpurados se acercaron al Papa y se arrodillaron ante él, quien les impuso el birrete rojo en sus cabezas mientras pronunció las tradicionales palabras destinadas a su nombramiento, y les hizo entrega del anillo cardenalicio y la «Bula de Creación de Cardenales».

En representación del gobierno argentino, participaron de la celebración el secretario de Culto, Guillermo Oliveri, y el embajador argentino ante la Santa Sede, Juan Pablo Cafiero.

Mañana, Francisco concelebrará la misa con los nuevos cardenales, quienes a su vez oficiarán una Eucaristía en cada una de sus nuevas iglesias romanas durante los días siguientes.

Deja una respuesta

You must be logged in to post a comment.