SE ESPERA UNA SESIÓN CON DEBATE

En la antesala al 2015, los concejales se cruzan por la Rendición de Cuentas

mayo 26, 2014

rend

Este 28 de mayo habrá sesión para tratar las inversiones y gastos que el Municipio realizó en 2013. En los últimos años, se perdió la unanimidad que había a principios de los años 2000 y la oposición hizo eje en la redistribución de partidas y el poco tiempo para analizar el balance. Esta vez, la crítica la hará el Frente Renovador, pero la mirada puede estar puesta en la respuesta oficialista.

Por Claudio Kappeler
ckappeler@periodicosic.com.ar

El tratamiento de la Rendición de Cuentas suele ser la única oportunidad en el año en que el Concejo Deliberante de La Matanza ofrece algún cruce verbal interesante desde las diversas fuerzas políticas. Aunque el Frente Renovador inyectó aire chicanero desde el inicio de sesiones de este año, se espera que este 28 de mayo el debate vuelva a marcar posiciones a la hora de tratar el balance de 2013.

La única voz opositora que se escuchó por estos días fue la del edil Fernando Asencio, aunque se supone que los cinco concejales del Frente Renovador acompañarán esa postura. Se espera que la voz cantante vuelva a ser la de Abrahan “Toto” Delgado, el actual socio político de Julio Rubén Ledesma, mientras que María Isabel Barreto (de la línea de Miguel Saredi), Laura Piperno (también de Ledesma) y Ariel Martínez se opondrán de igual modo al proyecto del oficialismo.

La bancada del PJ casi no se hizo escuchar por estos días y el presidente de ese bloque Ricardo Rolleri sólo se animó a avizorar que la Rendición de Cuentas será aprobada por mayoría ya que la fuerza que lidera Fernando Espinoza cuenta con 19 ediles propios en el recinto.

Desde el Frente Renovador, la postura era, al cierre de esta edición, de nula posibilidad de negociación política. “Estamos todos unidos en este sentido”, dijo el concejal Fernando Asencio al referirse a un tácito acuerdo por parte del bloque del FR para decirle no a la Rendición de Cuentas del ejercicio 2013 enviada desde el Ejecutivo Municipal.

En su argumentación, el edil frentista calificó el balance como “injusto” y subrayó: “Lo que yo veo es una de las peores rendiciones de cuentas que me toca analizar desde que soy concejal”.

El edil fundamentó su postura al manifestar que “los números son desproporcionados” porque desde lo social se puede observar un gasto del dinero de manera injusta ya que hay Secretarías sensibles a la necesidad de la gente que casi no modificaron su presupuesto, mientras que otras de menor interés para el común del vecino sí lo han hecho”.

En este plano, Fernando Asencio mencionó a la Secretaría de Salud Pública, un área que necesita de primordial atención por parte de la comuna. “Todos sabemos las condiciones en las que tienen que desempeñar sus tareas los trabajadores de la salud de La Matanza y también sabemos cómo están los hospitales y las salas, sólo hace falta hacer una recorrida para darse cuenta, pero en salud pública el presupuesto no ha variado como sí ocurrió con otras áreas”, insistió.

El redireccionamiento de partidas presupuestarias viene siendo a lo largo de los últimos años el mayor caballito de batalla de la oposición. ¿Qué es esto? En plena crisis de 2001 en La Matanza se decidió darle al Intendente las facultades necesarias para modificar el destino de fondos públicos en caso de ser necesario. Esto estaba basado en la urgencia que padecían los sectores más humildes de la población. Aquello no se modificó y hoy la reasignación de fondos se vuelve tema de debate en cada tratamiento de Rendición de Cuentas.

“Hubo 1.212 decretos modificatorios de partidas presupuestarias”, se quejó Fernando Asencio al hacer pié en esa discusión. Aunque reconoció que “el balance cierra por todos lados”, el concejal del Frente Renovador afirmó que el presupuesto tuvo un aumento del casi ciento por ciento: “Se gastaron 1.500 millones de pesos más, quiero saber en qué se gastaron”, advirtió.

Este Periódico intentó comunicarse en varias oportunidades con la presidenta de la comisión de Presupuesto y Hacienda Mónica Noguer para conocer la postura del oficialismo en cuanto a las críticas del FR. Sin embargo, fue imposible poder entablar diálogo telefónico con la edil.

La gestión Espinoza

Durante los diferentes mandatos del intendente Fernando Espinoza, el debate por la rendición de cuentas no sólo sufrió modificaciones en cuanto a números en la votación final sino que también se pudo observar un cambio de posicionamiento de diversos concejales.

El jefe comunal inició sus funciones en 2005, reemplazando a Alberto Balestrini quien fuera electo para presidir la Cámara de Diputados de La Nación. De este modo, la primera rendición de cuentas que corresponde netamente a la administración Espinoza sería la de 2006, tratada y aprobada en 2007.

En junio de 2005, cuando Fernando Espinoza era presidente del Concejo Deliberante, la pelea del PJ se metió de lleno en el recinto a la hora de tratar el balance del año anterior. Por aquel entonces, los concejales Jorge “Catola” Rego, Raúl Mathiú, Carlos Maldonado, Rosa “Cuca” Lobo y Amelia Zapata pertenecían a la fuerza que lideraba Eduardo Duhalde; tiempo después todos ellos terminarían siendo parte del actual oficialismo.

En 2007 fue el turno del sector que encabeza Julio Rubén Ledesma que a través de la concejal Ana María Melho votó negativamente el ejercicio 2006. La concejal evalúa que había que “realizar un exhaustivo análisis de los gastos municipales” pidiendo la documentación “que respalde la memoria anual», porque, afirmó, “hubo gastos excesivos sin razonabilidad».

El encargado de responderle fue Sergio Landín: «Rechazo por inoportunas las apreciaciones, este gobierno siempre se preocupó de que pueda llegar un plato de comida a las casas en tiempos difíciles, no nos pueden decir que no nos ocupamos de aquellos vecinos que la están pasando mal».

En 2008 fue otra vez un ledesmista el que puso dudas sobre el balance presentado por el Ejecutivo Municipal. “¿Cómo puede ser que en siete rubros diferentes tengamos menos ingresos en 2007 que en 2006, con el nivel de crecimiento que tiene el país?”, dijo el catanense Carlos Giffoni.

“El HCD se está poniendo interesante”, dijo por ese entonces el líder del bloque del PJ Ricardo Rolleri. En 2010 la presencia opositora se sintió en el recinto. Unos pocos meses antes la alianza engendrada entre Francisco De Narváez y Mauricio Macri habían ganado las elecciones legislativas y en La Matanza fueron varias las fuerzas que pudieron conseguir un lugar en el Concejo Deliberante.

Sólo 14 ediles acompañaron la Rendición de Cuentas del año anterior y fue un debate con fuerte chicana política: “La documentación que nos entregaron el 27 de abril nos dejó sin tiempo real para el análisis necesario”, adujeron desde la oposición en una crítica que también se repite con el pasar de los años.

Se fueron perdiendo aquellos tiempos de unanimidad y otro ejemplo fue 2011, cuando hubo sólo 13 votos a favor, 8 en contra y una abstención (Ariel Martínez). “En Salud, presupuestamos 31 por ciento y ejecutamos ocho puntos menos”, dijo por entonces Edgardo Lobos, y su par Sandra Oviedo completó: “No queda claro en qué se utilizó el dinero de los contribuyentes de La Matanza”.

“Ante esta situación, sería un acto irresponsable aprobar esta rendición y también lo sería rechazarlo. Por eso, me abstengo”, agregó el por entonces duhaldista Ariel Martínez. Fue Rolando Galván, del bloque aliado 26 de Julio, quien se encargó de la defensa: “Apostamos a seguir teniendo un municipio con desarrollo y justicia social”, afirmó.

En 2012, el oficialismo volvió a imponer su mayoría para votar la Rendición del año anterior. “La Rendición en su conjunto ha sido equilibrada. Es una rendición de cuentas donde se han acompasado los gastos realizados con los recursos que se fueron recaudando”, dijo por entonces el secretario de Economía y Hacienda del Municipio Daniel Nigro.

En el 2013, última sesión en la que se trató una Rendición de Cuentas, los días previos a la reunión legislativa sirvieron para escuchar las críticas de todo el arco opositor. Fue un año de campaña y hubo especulación en ese sentido, aunque llegado el momento de sesionar sólo los opositores Ariel Martínez, Sandra Oviedo y Gustavo Ferragut estuvieron presentes;mientras que los concejales Adrián Verdini, Manuel Atencio y Fernando Asencio no pisaron el recinto.

Este año, la cosa será similar a los últimos. En la sesión de este 28 de mayo no habrá unanimidad a la hora de aprobar la Rendición de Cuentas del ejercicio 2013 y la voz opositora estará en boca del bloque del Frente Renovador.

Otra vez, un concejal que responde al gremialista Julio Rubén Ledesma será el encargado de intentar opacar la idea del oficialismo. El presidente del bloque del FR, Abrahan “Toto” Delgado tendrá esa tarea y teniendo en cuenta su discurso en la apertura de sesiones se sabe que esta vez no habrá variaciones: hablará de temas sensibles como la salud y la seguridad, sin ingresar en mayores detalles y bajo un discurso de neto corte marketinero, sin solidez política y con nula posibilidad de debate serio. Es probable que los demás concejales massistas no hablen.

La respuesta por parte del oficialismo estará a cargo del presidente de ese bloque Ricardo Rolleri, aunque esta vez habrá una especial atención en sus palabras ya que desde el Gobierno se viene observando su posicionamiento político tanto en la acción como en el discurso. Al oficialismo legislativo le está haciendo falta una respuesta contundente, que deje atrás el discurso timorato que parece especular con el año que se avecina.

títulor endición

2005: El duhaldismo dijo “no”
Con fundamentos basados en la lucha política de aquellos tiempos, el duhaldismo votó negativamente la Rendición de Cuentas del año 2004. “Me parece una grosería que con todas las necesidades que existen en este distrito no se haya ejecutado dinero en las diferentes áreas y digan que se realizó una buena administración”, dijo por entonces Raúl Mathiú. El bloque duhaldista estaba conformado en 2005 por los concejales Jorge “Catola” Rego, Raúl Mathiú, Carlos Maldonado, Rosa Lobo y Amelia Zapata. Hoy todos ellos forman parte del oficialismo local.

2006: Toto, ¿el amigo fiel?
La rendición de cuentas del ejercicio 2005 fue aprobada sin sobresaltos en la sesión del 29 de marzo de 2006. Por esos tiempos ejercía su segundo mandato el hoy massista Abrahan “Toto” Delgado. El edil, que hoy se muestra como el más opositor de los opositores, tuvo un extenso discurso que finalizó con una frase contundente: “Simplemente, quiero decirles que voy a votar con total convicción esta Rendición de Cuentas”.

2007: Sólo dos en contra
La rendición de los gastos e inversiones realizados en año 2006 fue aprobada por mayoría absoluta durante la sesión de 2007. El oficialismo convalidó el proyecto presentado por el Gobierno municipal y sólo encontró la negativa de la concejal Ana María Melho (referente de Julio Ledesma) quien habló de «gastos excesivos». Desde el oficialismo dijeron que se trató de «una chicana política» y la acusaron de no ir a las reuniones en que se debatió el tema. Otro que se opuso a la aprobación fue el presidente del por entonces bloque de la Federación de Tierra y Vivienda (FTV) Silvio Klein. El concejal ligado en ese entonces al candidato a intendente Luis D’Elía aseguró haber presentado una lista de 20 preguntas que «en un 90 por ciento fueron respondidas», pero igual votó en contra.

2008: Por mayoría, y con Galván en contra
La rendición económica del ejercicio 2007 fue aprobada al año siguiente por mayoría y con varias oposiciones. En su tercera sesión ordinaria del año, el Concejo Deliberante de La Matanza tuvo cuatro bloques que rechazaron la presentación.

Los concejales que decidieron oponerse fueron Silvia Balkowski (Solidaridad e Igualdad), Ana María Melho (Copebo), Edgardo Lobos (Coalición Cívica), además de Juan Carlos Giffoni y José Galván (Unión Celeste y Blanco). Cabe aclarar que años después, Galván decidió sumarse al oficialismo y hoy ocupa el cargo de subsecretario de Gobierno municipal.

La votación terminó 17 a favor y cinco en contra, mientras que los ediles Raimundo Contreras y Silvia Solís (ambos del PJ) se ausentaron.

2009: Por mayoría, y con Lobos en contra
En mayo de 2009 se trató la Rendición de Cuentas del año anterior y otra vez el oficialismo pudo aprobarla por mayoría. En una sesión en la que se destacó el “notable incremento” de la recaudación municipal, el único edil que se negó a aprobarla positivamente fue Edgardo Lobos, representante de la Coalición Cívica.

2010: Una aprobación muy ajustada
El Concejo Deliberante de La Matanza se estaba acomodando al nuevo esquema político luego de la derrota del kirchnerismo ocurrida el año anterior. Eso se notó a la hora de tratar la Rendición de Cuentas 2009, porque sólo 14 del total de 24 concejales fueron los que aprobaron la presentación económica presentada por el Ejecutivo.

Los ediles que votaron a favor fueron Daniel Castro, Ricardo Rolleri, Miguel Bampini, Carlos Coma, Pablo Boschi, Marisa Guerín, Pedro Ramírez, Mónica Noguer, Liliana Pintos, Marcelo Roca, Martina Díaz, Alberto Vitale y Leonor Fresco (PJ) y José Galván (26 de Julio). En tanto que los que votaron en contra fueron Silvia Balkowski (SI), Sandra Oviedo (Libres del Sur), Edgardo Lobos (Coalición Cívica-ARI), Fernando Asencio, Adrián Verdini y Ricardo Maidana (Unión Peronismo Federal), Gustavo Ferragut y Manuel Atencio (Acuerdo La Matanza), y Juan Carlos Giffoni (COPEBO).

2011: Otra vez ajustada
Esa vez fueron nueve los concejales que no acompañaron la rendición de cuentas del ejercicio 2010 presentada por el Gobierno de Fernando Espinoza. Con el voto a favor de 13 ediles del oficialismo, el balance de gastos se encontró con la negativa de Fernando Asencio, Adrián Verdini, Silvia Balkowski, Manuel Atencio, Gustavo Ferragut, Sandra Oviedo, Edgardo Lobos y Ricardo Maidana. En tanto que el concejal Ariel Martínez prefirió abstenerse.

2012: El oficialismo volvió a tener peso
Fueron 18 los concejales que avalaron con su voto la Rendición de Cuentas del año 2011 enviada por el Ejecutivo comunal. Los ediles que le dijeron no fueron el margarito Gustavo Ferragut, el radical Manuel Atencio, Sandra Oviedo, de Libres del Sur-FAP, el por entonces representante del PRO Fernando Asencio y el peronista federal Adrián Verdini. La única abstención volvió a corresponder al edil de Sentimiento Peronista Ariel Martínez.

2013: Oposición ausente
A pesar de que en los días previos a la sesión en la que se trató la Rendición de Cuentas de 2012, la posición jugó un rol fundamental a la hora de criticar lo que se venía, el momento de la votación encontró un recinto con disidencia diezmada.

Los que votaron en contra fueron Ariel Martínez, Sandra Oviedo y Gustavo Ferragut. En tanto que pegaron el faltazo los concejales Adrián Verdini, Manuel Atencio y Fernando Asencio.

Tags: ,

Deja una respuesta

You must be logged in to post a comment.