DVERTENCIA A HOLLANDE

Un grupo escindido de Al Qaeda secuestró a un ciudadano francés en Argelia y amenaza con ejecutarlo

septiembre 23, 2014

En un video difundido por internet, un enmascarado de un grupo llamado Jamaat Jund al-Khilafah advierte al presidente Francois Hollande que cese los bombardeos contra la organización integrista Estado Islámico (EI) en Irak o matará al rehén.

Una milicia vinculada al Estado Islámico (EI) secuestró a un ciudadano francés en Argelia y amenazó hoy con ejecutarlo en las próximas 24 horas si el presidente de Francia, Francois Hollande, no detiene sus bombardeos contra sus aliados extremistas en Irak.

En un video difundido en las redes sociales, el grupo armado argelino llamado Jamaat Jund al-Khilafah, o Soldados del Califato, explicó que con el secuestro es una respuesta al llamado que había hecho horas antes el EI a matar a infieles de los países occidentales que los atacan en el norte y oeste iraquí.

A pedido de Bagdad, aviones de Estados Unidos y Francia han estado bombardeando posiciones del EI en Irak, y otros 40 países, entre ellos el Reino Unido, ya han prometido armas, asesores militares y ayuda humanitaria para enfrentar al grupo extremista, que controla cerca de un tercio de los territorios de Irak y Siria, como aporte a la coalición.

En represalia, el EI decapitó en el último mes a dos periodistas estadounidenses y un rehén británico, pero tanto Washington como Londres dijeron que no se dejarán amedrentar y que continuarán con su lucha contra el grupo islamista, que también controla extensos territorios en Siria.

El video, cuya autenticidad fue confirmada por la Cancillería francesa, muestra a un hombre vestido con una remera y con una cámara de fotos colgada del cuello, flanqueado por dos encapuchados armados, que inician el mensaje lanzando una amenaza a París, según informó la agencia de noticias EFE.

«Depende de (Francois) Hollande, presidente del Estado criminal francés, detener los ataques contra el Estado Islámico en 24 horas desde esta declaración o de otra forma se le cortará la garganta su compatriota, Hervé Gourdel», dijo uno de los hombres armados en árabe.

Una vez que las amenazas terminan, el secuestrado mira a cámara y se identifica como Hervé Pierre Gourdel, dice que es un francés de 55 años y oriundo de la ciudad de Niza, y que estaba en Argelia como turista.

«Este grupo me exige que le pida a usted no intervenir en Irak», aseguró el secuestrado, dirigiéndose directamente a Hollande.

«Le pido señor presidente que haga todo lo que esté en su poder para sacarme esta mala situación», agregó el hombre.
Gourdel fue secuestrado ayer en la ciudad de Tizi Ouzou, ubicada en el corazón de la Cabilia, una región montañosa y boscosa del norte del país, en la que se cree que AQMI, la rama local de Al Qaeda a la que pertenecía hasta hace unas semanas los combatientes de Jamaat Jund al-Khilafah, tiene su cuartel general, informó el Ministerio del Interior argelino.

En un comunicado, el Ministerio agregó que Gourdel, un guía de alpinismo, había llegado a Argelia el sábado pasado, un día después de que Francia comenzó a bombardear el norte iraquí, y se alojaba en una casa en la provincia de Buira, también en la región Cabilia.

La nota precisó que miembros de Jamaat Jund al-Khilafah, una milicia que tras romper con Al Qaeda juró lealtad al EI, interceptaron el auto en el que viajaba Gourdel, junto con un grupo de argelinos.

Tras interceptar al auto, los secuestradores liberaron a los ciudadanos argelinos y se llevaron al francés.

Desde París, la Cancillería francesa confirmó el secuestro, la autenticidad del video y la identidad del rehén.

«Los servicios del Estado están movilizados y no se descarta ninguna hipótesis», señaló el Ministerio en un comunicado, en el que adelantó que están en contacto permanente con las autoridades argelinas para encontrar a Gourdel.

Horas antes que se conociera el secuestro del alpinista francés, el vocero del EI, Abu Mohamed al Adnani, había difundido un mensaje de audio en el que llamaba a sus seguidores a «matar a un infiel estadounidense o europeo, especialmente a los vengativos y sucios franceses (…) o cualquier infiel de los que promueven la guerra infiel».

«Francia no tiene miedo porque está preparada para responder a estas amenazas. Las amenazas no cambiarán nuestra determinación de socorrer a las poblaciones perseguidas y eliminar el riesgo que representa EI para nuestra seguridad», había asegurado el ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, ante periodistas.

No obstante, el canciller francés, Laurent Fabius, pidió más tarde a una treintena de embajadas de su país que inviten a sus connacionales en el extranjero a aumentar su nivel de alerta.

Además, desde París la Cancillería recomendó a los franceses residentes «en los países afectados» a registrarse en el consulado más cercano, y a los que se encuentren de paso en esas zonas se les pidió que se inscriban a través de internet.

En los últimos años, grupos islamistas han ganado fuerza y financiamiento con los secuestros de extranjeros en Argelia, una ex colonia de Francia.

Su ofensiva más famosa y más sangrienta tuvo lugar en enero de 2013 cuando una milicia vinculada a Al Qaeda tomó por asalto la planta de gas natural de Tigantourine, en el oeste del país, y mantuvo como rehenes a 800 personas, entre ellos unos 150 extranjeros.

El saldo final fueron 39 extranjeros asesinados, la mayoría occidentales.

Télam

Deja una respuesta

You must be logged in to post a comment.