JUSTICIA

La autopsia de Luciano Arruga figuraba en la causa desde 2010

octubre 24, 2014

 arruga

La Justicia de La Matanza no la tuvo en cuenta porque los forenses habían considerado que se trataba de un joven de mayor edad, pese a que poseía tatuajes y un aro como la víctima.

La autopsia al cadáver que ahora se determinó que pertenece a Luciano Arruga, el joven de 16 años cuando desapareció en 2009, figura en el expediente desde 2010, aunque la Justicia de La Matanza no la tuvo en cuenta porque los forenses habían considerado que se trataba de un joven de mayor edad, pese a que poseía tatuajes y un aro como la víctima.

El dato se conoció hoy, luego de que el jueves pasado, a cinco años y ocho meses de que Arruga fuera visto por última vez, el cadáver fue hallado enterrado en el cementerio de la Chacarita y esta mañana fue exhumado para un análisis genético.

Fuentes con acceso a la causa informaron a Télam que la fiscal Celia Cejas hizo dos pedidos a la morgue del Cuerpo Médico Forense (CMF), dependiente de la Corte Suprema de Justicia, en busca de datos del joven, el primero de ellos el 5 de abril de 2009.

En esa ocasión, la fiscal consultó si había en la morgue un cuerpo el algún NN de 16 años y desde allí le respondieron que no.

En enero de 2010, la fiscal envió otro oficio pidiendo todos los datos de los cuerpos NN varones entre 2009 y 2010.

Cejas recibió como respuesta que acotara el pedido porque eran muchos y, teniendo en cuenta las edades menores, le enviaron 52 fichas de cuerpos NN que habían estado allí.

La autopsia del muchacho fue realizada el 3 de febrero de 2009, tres días después de desaparecer, en la morgue de Junín 760 Según las fuentes, de acuerdo al orden de ese listado, la segunda ficha era la del cuerpo que ahora se determinó corresponde a Arruga.

La autopsia del muchacho fue realizada el 3 de febrero de 2009, tres días después de desaparecer, en la morgue de Junín 760 por el médico forense José Patitó, ya fallecido, y adjuntada al expediente en marzo del 2010.

El médico, a cargo de la necropsia que figura con el número 253/09, determinó que ese cadáver tenía traumatismos en la cabeza, un brazo, el torso y los tobillos y que la causa de su muerte era un accidente.

En la ficha, Patitó anotó peso, altura, que el joven tenía dos tatuajes y un aro y cuando tuvo que completar la edad, la estimó en «25 a 30 años».

Fuentes ligadas a la causa dijeron a Télam que ese es el único «error» que admiten en la morgue, aunque en forma relativa, ya que la edad «no es un dato científico, sino un dato muy subjetivo que tiene que estimar el médico».

Toda esa información más tres fotos de la víctima de frente y de costado (en las que no se lo puede identificar), las huellas dactilares y las placas odontológicas, fueron enviada a la fiscalía el 10 de marzo de 2010 junto con las fichas de los otros 51 NN.

Entre ellas, también estaba la autopsia de un joven muerto en un accidente, de 18 años, edad más aproximada a la de Arruga, pero no se hizo ningún cotejo de huellas, pese a que se contaba con las que a Luciano le habían tomado cuando estuvo detenido en septiembre de 2008 en un destacamento de Lomas del Mirador, dijeron los pesquisas.

Además, según aseguraron a Télam las fuentes, en la morgue judicial incluso contaban con el ADN del cuerpo, lo cual hubiera permitido la identificación, ya que a todos los cadáveres que llegan se les hace una extracción de sangre.

El sábado, a través de un comunicado, la Fiscalí­a General de La Matanza, había responsabilizado al Cuerpo Médico Forense por el hecho de no haber encontrado a Arruga en 2009 y dijo que como le informaron que no había menores NN, no ahondaron en esa línea de investigación.

Tags: ,

Deja una respuesta

You must be logged in to post a comment.