ES ACTOR Y BAILARÍN

Jonathan Da Rosa, una joven promesa del arte matancero

abril 28, 2015

de la rosa
Protagonizó la película Historia del Miedo y en 2014 viajó al Festival de Cine de Berlín. Hace unas semanas regresó de la gira que realizó con el grupo de baile KM 29, que los llevó a teatros de Holanda y Bélgica. Está nominado en la categoría “revelación” en los Premios Cóndor de Plata que se entregarán en junio próximo.

Por Soledad Martínez
smartinez@periodicosic.com.ar

Con 22 años y oriundo del barrio Villa Scasso de González Catán, Jonathan Da Rosa se ha convertido, casi sin buscarlo, en una de las jóvenes promesas de arte matancero. En 2012, acompañó a un amigo a un casting, pero terminó él siendo el protagonista del film “Historia del Miedo”, obra que lo llevó a participar del Festival de Cine de Berlín, uno de los más importantes del mundo.

La película de Benjamín Naishtat se reestrenó en la última edición de BAFICI, festival de cine que se realiza en Buenos Aires, y le valió a Jonathan una nominación en los Premios Cóndor de Plata en la categoría “revelación”. La premiación se llevará a cabo en junio, y será otro evento del cual el joven participará admirándose de un ambiente que todavía le resulta “extraño”.

Después de tres años, la película sigue vigente y será llevada a diversos festivales de Europa, y el rostro de “El Pola”, como le dicen sus amigos, se hace cada vez más conocido en el cine independiente.

Además de Historia del Miedo, Jonathan tuvo participaciones en “Los Posibles”, “La cola del Centauro”, “Hacer un Globo” y “El incendio”. Su vinculación con el cine se inició de la mano de Juan Onofri Barbato, un prestigioso coreógrafo que llegó a Casa Joven Lasalle de González Catán, para ofrecer un taller a los chicos que allí estaban, tratado de “zafar” del camino de las adicciones.

De esa forma de creó “KM 29”, un grupo de baile, que en realidad es mucho más que eso. “Es un proyecto de investigación y creación escénica, iniciado en 2010, que dialoga con diferentes lenguajes artísticos en pos de la experimentación y el intercambio humano”, definen sus creadores.

Fue con KM 29 que Jonathan dio sus primeros pasos en el terreno de la actuación y el baile con la obra de Juan Onofri Barbato, “Los Posibles”, que también tuvo su versión cinematográfica y fue presentada en festivales internacionales.
“Hace cinco años estamos con esto, y no creo que nos bajemos más. Cuando arrancamos nunca me imagine que íbamos a llegar a tanto. Nunca pensé que iba a poder vivir de esto, y la verdad es que hoy puedo hacerlo”, manifestó Jonathan sobre su repentino cambio de vida, que comenzó con “lo del baile”, como una vía de escape y un “hobby”.
Con respecto a sus compañeros de KM 29, Jonathan señaló: “Es muy loco lo que pasa arriba del escenario, con la gente. Siempre nos sorprendemos por las reacciones de la gente. Nunca nos imaginamos todo esto”.

Arte de exportación: de gira por Holanda y Bélgica

Luego del éxito de “Los Posibles”, el coreógrafo apostó nuevamente por los chicos de Casa Joven y creó “DuraMadre”, que se estrenó en 2014 en el Cultural San Martín y se presentó en teatros de Mendoza, Río Negro, Rosario y Santa Fé capital.

Sin embargo, “DuraMadre” daba aún para más y se presentó en Bélgica y Holanda, formando parte del Festival Get Lost. La gira europea comenzó el 7 de marzo y se extendió hasta el 2 de abril. Los chicos de KM 29 se subieron a los escenarios de seis teatros, en los que enfrentaron a un público diferente. A pesar de no hablar el mismo idioma y pertenecer a realidades tan diferentes, el idioma del cuerpo de hizo entender a la perfección.

“Lo del público fue increíble. La gente se paraba, gritaba, aplaudía. Mucha gente se emociona con lo que ve. A veces hasta nosotros mismos nos sorprendemos de lo que hacemos arriba del escenario”, contó Jonathan. La experiencia en Europa fue sumamente positiva y el año próximo volverán a presentarse en Bélgica.

“El viaje estuvo muy bueno, igual a mí mucho no me interesa salir del país. Yo extraño acá, siento que lo mío está en Argentina, pero obviamente disfruté de la experiencia”, reconoce el joven que se crió en un humilde barrio junto a sus ocho hermanos.

Su base sigue siendo la misma y está en el kilometro 28 de la Ruta N° 3. Allí pasa sus días post gira internacional y sigue buscando su camino. “Hasta noviembre descansamos y luego retomamos la gira. En unos días arranco a dar clases de expresión corporal y me presenté en un casting para hacer una comedia televisiva. No soy de quedarme quieto”, dice el joven actor.

En el futuro, “el Pola” se imagina dirigiendo su propio grupo, creando sus propias obras. “Es un proyecto muy lejano, ahora no podría porque no estoy preparado. Es un sueño que algún día me gustaría cumplir”, dijo.

Deja una respuesta

You must be logged in to post a comment.