ESCENARIO 2015

Otra vez quieren saquear La Matanza

mayo 16, 2015

El abandono en los ’90, el ninguneo a Fernando Espinoza, el camino marcado por Alberto Balestrini, y los casi 400 mil votos aportados en 2011.

Por Claudio Kappeler
ckappeler@periodicosic.com.ar

La estrategia de las primeras y segundas líneas de Gobierno, tanto provincial como nacional, es ningunear y hasta desestimar por completo la precandidatura a gobernador de Fernando Espinoza.

En las últimas semanas sembraron la versión que desde Casa Rosada le pidieron al intendente de La Matanza que desista de su idea, y luego esa teoría fue abonada por la propia Presidenta Cristina Kirchner que, sin dar nombres, pidió pasos al costado y afirmó que “un buen dirigente debe tener humildad como para servir en cualquier puesto”.

“No voy a renunciar a mi candidatura, absolutamente”, fue la respuesta, contundente, de Fernando Espinoza. En diálogo con Nacional Rock, el jefe comunal y líder del PJ bonaerense analizó: “Lo ideal es que terminemos en dos fórmulas a presidente y en dos o tres a gobernador”. Y destacó a La Matanza como “un lugar emblemático de la Argentina”.

La reacción de Espinoza fue correcta y acertada en la aceleración de los tiempos. Si el intendente no se pone firme en su idea de saltar un escalón, entonces será engullido otra vez por personajes como Martín Insaurralde, ese que en 2013 fue la cara de la derrota y después se codeó con Sergio Massa especulando su futuro.

Algo parece haber aprendido de su mentor, el ex intendente y vicegobernador provincial Alberto Balestrini. Corría el año 2007 y la idea de los Kirchner era colocar en La Matanza una lista colectora encabezada por Jorge “Huevo” Ceballos.

El dirigente local era kirchnerista por aquel entonces y tenía buenas relaciones con Alicia Kirchner. Pero Alberto Balestrini se negó a la idea y le aseguró a Cristina Kirchner que La Matanza le aportaría los votos necesarios para el triunfo, sin necesidad de nómina colectora. Ante la insistencia de la Nación, el por entonces diputado nacional amenazó con no presentar lista propia pateando cualquier tablero posible.

El último día de presentación de lista, a última hora, le comunicaron a Balestrini que su lista sería la única por el oficialismo en La Matanza. El FpV se hizo entonces de 266.903 votos a favor en este lado del conurbano.

Las cosas son más o menos parecidas ahora, salvando las distancias de tiempos y coyunturas; el Gobierno Nacional quiere correr a Fernando Espinoza de la carrera por la Gobernación, los medios nacionales casi lo anulan como posible, y los lobbystas de la política le quitan cualquier posible mérito. Es el bullying de la política.

En el mientras tanto, el jefe del PJ provincial se hace lugar como puede y donde puede. Empero, cuenta con un apoyo que parece irrestricto y para nada menor: el del gobernador provincial y precandidato presidencial Daniel Scioli. “Si pudo gobernar La Matanza, bien puede gobernar la provincia”, tiró la semana última el hombre más fuerte con el que cuenta el Gobierno para las elecciones de agosto próximo.

Que no se repita

En los años ´90 era habitual tomar a La Matanza como un reservorio de votos al que sólo se acudía en época de campaña. Alberto Balestrini cambió esa metodología cuando obligó y fue primer candidato a diputado nacional -presidiendo la Cámara- y luego vice-gobernador de la provincia de Buenos Aires.

El kirchnerismo no se caracterizó por dejar en abandono al Distrito, al contrario, lo priorizó en obras públicas y siempre destacó el empuje del peronismo y otras organizaciones políticas locales. Esta vez hay una ambivalencia en su accionar y pretende que Fernando Espinoza se quede en el distrito como candidato a intendente renunciando a cualquier intención provincial.

Mientras que no hay desde Nación, hasta ahora, ninguna contrapropuesta superadora a la de la intendencia, seguir el camino recorrido por Balestrini sería una excelente elección para Espinoza. Porque el intendente no se baja de su precandidatura a gobernador, pero tampoco nadie le propuso aún ocupar el segundo lugar de la fórmula o el primero en la nómina de diputados.

En La última elección General, la de 2011, el peronismo local le dio al kirchnerismo un total de 292.535 votos. Allá por 2001 el intendente Alberto Balestrini dijo que en La Matanza estábamos sentados sobre un polvorín; hoy Fernando Espinoza está sentado sobre una montaña de votos y no quiere ser invitado al cumpleaños de nadie, quiere ser el cumpleañero.

Hay candidata

Pese a los pronósticos contrarios desde adentro y desde afuera, Verónica Magario se transforma en la candidata a intentar suceder a Fernando Espinoza como intendenta de La Matanza. La diputada nacional viene recorriendo las diversas localidades de la zona sur del distrito, encabeza actos oficiales y ya primerea en los encuentros del PJ local.

Todavía no fue oficializada pero no falta tanto para que el intendente promueva públicamente la candidatura de la legisladora nacional. De todas formas, Magario no se asume candidata y prefiere esperar la palabra del conjunto del PJ: “No hay proyectos personales, sino colectivos.

Presentaremos el candidato que sea mejor para La Matanza y la gente lo va a terminar eligiendo”, le dijo tiempo atrás al periódico El1 de la Universidad de La Matanza.

Tags: , ,

Deja una respuesta

You must be logged in to post a comment.