INCIDENTES

México: otra jornada de violencia de cara a las elecciones del domingo

junio 5, 2015

Los comicios se presumen incidentados, con ataques a edificios electorales y sedes de partidos, así como bloqueos a instalaciones petroleras, protagonizados en su mayoría por maestros.

Una de las jornadas más violentas se vivió en la convulsionada ciudad de Oaxaca, en el sur del país, donde un grupo de maestros encapuchados de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) irrumpió en la sede del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y quemó papelería, documentación y mobiliario.

Autoridad electoral rechaza militarizar las elecciones del domingo pese a la violencia y los boicots

Cerca del mediodía, los maestros tomaron camiones de transporte urbano en el municipio de Santa Lucía del Camino, cerca de la ciudad de Oaxaca, y partieron en caravana hacia las sedes de los partidos políticos como parte de su boicot a las elecciones del domingo.

Otro grupo retuvo vehículos oficiales para sacarles la gasolina, debido a la escasez del combustible tanto en la capital como en otras regiones del estado provocada por el bloqueo a los accesos de una refinería y un centro de distribución de Petróleos Mexicanos (Pemex).

El sindicato de maestros, que el 1 de junio inició una huelga por tiempo indefinido que afecta a más de un millón de alumnos, advirtió que seguirá con el boicot a los comicios, que consideran una «farsa», para presionar al gobierno mexicano a fin de que responda a sus peticiones.

Entre ellas están la recuperación con vida de los 43 estudiantes desaparecidos en el sureño estado de Guerrero en septiembre de 2014, un aumento salarial y la derogación de la reforma educativa promulgada en 2013 por el jaqueado presidente mexicano, Enrique Peña Nieto.

Por otra parte, estudiantes de las escuelas normalistas de la región amenazaron con sumarse al boicot electoral y demandan la presentación con vida de los 43 estudiantes, además de mayores recursos y autoridad dentro de sus centros educativos.

En el sureño estado de Guerrero, maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (Ceteg) atacaron varios edificios oficiales.

Divididos en dos grupos, uno de ellos acudió a la sede del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en Chilpancingo, donde quemaron propaganda electoral, y después se trasladaron hasta el Congreso estatal, donde rompieron vidrios de la fachada, hasta que fueron replegados por policías antimotines.

Otro grupo tomó las oficinas de finanzas y treinta minutos después también fueron replegados por otro equipo antidisturbios.

Hace unos días, un grupo de personas sin identificar entró en las instalaciones electorales para sustraer y quemar material, entre ellas 116.340 boletas de votación.

El próximo domingo, más de 83 millones de mexicanos están convocados a las urnas para elegir 1.996 cargos, incluidos 500 diputados federales y los gobernadores de nueve estados.

Deja una respuesta

You must be logged in to post a comment.