OPINIÓN: PASO A PASO

Decirle no al miedo y a la incertidumbre

julio 31, 2015

11693240_1024980774193162_1556154493_n

La Matanza sigue siendo ese paisito, ese muestreo de lo que pasa en la Argentina. Será por eso entonces que en el Distrito tampoco hay demasiadas dudas sobre las elecciones que se vienen y el podio de candidatos se achica al compás de los días y en consonancia con la realidad. 

Por Claudio Kappeler
ckappeler@periodicosic.com.ar

Con un millón de electores, el Distrito elegirá en las PASO de agosto próximo a los candidatos que competirán en las elecciones generales de octubre, claro que las Primarias son casi una sentencia en estas tierras: lo que ocurra el 9 de agosto será difícil revertirlo en dos meses.
Desde lo publicitario, la campaña es siempre agresiva. Sin embargo, en cuanto a propuestas, debate e ideas la cosa no es rutilante, más bien se empobrece y cae en costados bajos. Empero son visibles las diferencias en cuanto a las formas.
El precandidato macrista Miguel Saredi -que fue kirchnerista, massista y PRO de acuerdo sopló el viento- recurrió en todo este tiempo a una campaña que apuntó a sembrar el miedo en la comunidad de La Matanza. Desde las redes sociales, el hombre de Trenque Lauquen no se cansó de relatar sangre y posibles levantamientos vecinales. Volcó más tarde a lo farandulesco de la mano de Ivo Cutzarida, Guillermo maxresdefaultAndino y Fernando Niembro. También se paseó con la ex Gran Hermano Rocío Gancedo.
En este menjunje de marketing barato Miguel Saredi nunca tiró una sola propuesta para el Distrito. “Tenés la posibilidad de elegir entre la continuidad o el cambio”, dice en su speech. El exdiputado de Eduardo Duhalde no conoce el Distrito y lo demuestra con su falta de plataforma electoral, no sabe qué proponer y se le queman los papeles cuando la política no acompaña su economía personal.
Una ruta similar recorre el gremialista Julio Rubén Ledesma. Criticado por su paso por varios frentes electorales, podría decirse que el hombre fuerte del SEOCA se afianzó un poco más a la coherencia en los últimos dos años. En la cima de la ola se sujetó a la figura de Sergio Massa y fue uno de los pocos que no se tiró del barco en pleno hundimiento. Sin embargo, Julio Ledesma no tiene una buena imagen en territorio matancero.
A diferencia de Saredi, el precandidato del Frente Renovador tiene propuestas y las publica en su página web. Hay, en este sentido, al menos dos puntos para criticarle a Ledesma: Todos los mecanismos de su plan de seguridad están siendo ejecutados por la actual gestión municipal y el plan de salud no especifica de qué fondos dependerá ni hace una diferenciación entre salud municipal y salud provincial.
11728843_455296444638865_2424772687138947559_oEn primer lugar de intencionalidad de voto se ubica Verónica Magario, actual diputada nacional y la seguridad de continuidad para el Gobierno que hoy encabeza Fernando Espinoza. Adepta al desarrollo de las comunicaciones, la precandidata del Frente para la Victoria se encargó de poner en marcha su propia página web mostrando la actividad de gestión que se viene realizando en el Distrito.
La carta más fuerte que tiene hoy la gestión de Espinoza es justamente la profundización de los planes de gobierno que se vienen llevando a cabo en el Distrito desde 1999. Así lo anuncian los carteles publicitarios del intendente cuando marcan la diferencia en cuanto, por ejemplo, al servicio de agua potable o cloacas en el Distrito. También lo realizado en conectividad con infinidad de arterias asfaltadas y rutas ensanchadas. Los programas nacionales que ingresan en lo más profundo de los barrios del sur del Distrito y también en las villas de emergencia hacen de soporte indispensable a la hora de hablar de inclusión.
Negar el crecimiento de La Matanza tiene dos posibilidades: visión chata u oportunismo electoral. Y esto no significa que la gestión municipal no falle o que el Gobierno de Fernando Espinoza haya hecho todo lo adeudado. En materia de salud, por citar un hueco, el Municipio debe hacerse cargo de las falencias y dar un golpe certero en el funcionamiento de cada centro de salud. No pueden faltar pediatras en horas de la madrugada, no puede haber gente atestada esperando atención, ni puede ser la higiene materia pendiente en un hospital.
Cuando se habla de continuidad y de profundización debe hablarse también de perfeccionamiento y reparación de errores. Si estas dos premisas forman parte del plan de gobierno, entonces será difícil el 9 de agosto no darle la espalda al que sembró miedo o al que flaqueó en sus propuestas.

RECUADRO OPINIÓN

Tags: , , , , , , ,

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.