UN “MASSACOTE”

En el FR le dieron de comer al chancho y hoy se autoflagelan

agosto 28, 2015

11713844_452405688261274_145118323295303409_oAl igual que en 2013, terminaron las PASO y los dirigentes matanceros de Sergio Massa salieron a matarse en los medios de comunicación. Ledesma denunció deslealtades, Delgado dijo que hubo “horrores” por “caprichos” y sus concejales aliados le abrieron la puerta para que se vaya. Ya hubo diálogos con el oficialismo.

Se conoce de tiempos remotos que “no hay que darles margaritas a los cerdos”, como se sabe también que el que traiciona una vez es probable que lo haga dos veces. Sin embargo, en el Frente Renovador de La Matanza hay dirigentes que se siguen haciendo los sorprendidos cuando una vez consumada la elección descubren que algo raro se tejió de antemano, que no todo fue blanco o negro, que el peronismo se anda camuflando por estos tiempos para desterrar al PRO de Mauricio Macri y seguir gobernando el territorio más grande de la provincia de Buenos Aires.

Corría el mes de agosto de 2013 y ya habían terminado las Elecciones Primarias; en territorio bonaerense el triunfador fue Sergio Massa, pero en La Matanza se volvió a imponer Fernando Espinoza. Entonces salieron los trapos sucios y el dirigente mercantil Julio Rubén Ledesma -el último en llegar a las tierras tigrenses- apuntó sus cañones contra un exkirchnerista: “No voy a compartir ni un café más con Saredi”, dijo insinuando que hubo errores no forzados durante la fiscalización.

Otro que se mostró ofuscado por aquel entonces fue Abrahan “Toto” Delgado que prometió no mandar un solo fiscal a las escuelas en las Elecciones Generales que se realizarían dos meses después. A pesar de todo esto, el “Toto” se convirtió en presidente del bloque de concejales del Frente Renovador matancero. Miguel Saredi, por su parte, hace algunos meses cerró filas con Mauricio Macri y se llevó a su concejal (María Isabel Barreto) armando el monobloque PRO.

Coincidencias de la política, o no, terminadas las PASO del 9 de agosto último ocurrió casi exactamente lo mismo: Julio Ledesma salió a denunciar a los suyos, hubo tiroteo interno, y el Frente Renovador llegará diezmado a octubre.
El líder del gremio de empleados de comercio dijo estar decepcionado y otra vez apuntó hacia adentro al hablar de fallas en la fiscalización. “Hubo traiciones y me robaron boletas quienes se decían compañeros”, le dijo al Periódico de la Universidad de La Matanza ventilando una vez más por los medios de comunicación las traiciones internas del FR.

Ésta es la tercera vez que Ledesma se presenta como candidato a intendente local. Subió al escenario en 1999 de la mano de Alberto Balestrini, pero a los pocos años se distanciaron y el gremialista hizo un camino de salto tras salto pasando por todas las alianzas políticas creadas a la derecha del peronismo.

Esta vez no hubo nombres propios, pero la balacera caló profundo: “La necesidad tiene cara de hereje, hubo traiciones y tendré que poner absolutamente todos mis fiscales”, anticipó Julio Ledesma y prometió hablar “cara a cara” con los supuestos responsables.

Eso fue lo que pidió Abrahan “Toto” Delgado, uno de los más castigados a nivel interno en el Frente Renovador de La Matanza. El presidente del bloque de concejales salió a decir que hubo “caprichos” y de esta manera acusó “horrores” en los mecanismos electorales implementados por el massismo.

La postura de Delgado es la que más irrita a los hombres del FR. Antes de las PASO simuló un enojo y otra vez consiguió lugares en la lista de la mano de Graciela Camaño. Pese a ello, en las elecciones de agosto anduvo desaparecido y esperó hasta el lunes para salir a realizar acusaciones varias hacia adentro. “Hubo personalismos y eso hizo que se cometan errores de fiscalización”, tiró Delgado.

Desde la CGT opositora salieron a responderle. El encargado fue su líder Ernesto Ludueña que sin filtro dio a entender que la gente de Sergio Massa no confiaba en el “Toto” y por eso se lo dejó afuera del operativo de fiscalización. Fuerte la acusación contra quien es el líder de la bancada del FR en el Concejo Deliberante.

Todo indica que ese bloque se romperá una vez terminadas las Elecciones Generales de octubre. De hecho, el concejal Fernando Asencio le aclaró a Abrahan Delgado que “si no está conforme se puede ir”. Lo propio hizo el otro hombre del bloque renovador, Ariel Martínez, quien reconoció que no le gustaron las expresiones de su jefe en el Concejo Deliberante y puso en duda los compromisos personales que pueda tener “Toto” Delgado.

Todos unidos triunfaremos

La candidata a intendenta del oficialis-mo de La Matanza Verónica Magario, no reconoce como rival a Julio Rubén Ledesma, apunta sus misiles contra el PRO de Mauricio Macri y mira a esa fuerza como contrincante a vencer. Esto no parece un ninguneo hacia el líder mercantil, más bien se asemeja a reconocer que, en un mano a mano, el peronista se inclinará por vencer a la gente del PRO.

En este sentido, se sabe que en las últimas semanas hubo varias conversaciones entre dirigentes del Frente Renovador y el gobierno municipal. De hecho una vez terminadas las PASO el jefe de la bancada del FR Abrahan “Toto” Delgado se mostró satisfecho al saber que hay ampliar chances de que “una compañera peronista” -así lo dijo- gobierne los destinos de La Matanza.

No es extraño pensar en un acuerdo global del que participen absolutamente todos los dirigentes que hoy forman parte del massismo. Sobre todo si se tiene en cuenta que varios de ellos andan visitando oficinas oficiales y coinciden en que el PRO no debe gobernar.

Tags: , , , ,

Deja una respuesta

You must be logged in to post a comment.