INMIGRACIÓN

La ONU advierte que la crisis de refugiados continuará en 2016

septiembre 9, 2015

El organismo afirmó que más de 850.000 refugiados buscarán llegar a Europa por el Mediterráneo este año y el próximo y reclamó a a las autoridades europeas una política de asilo más cohesiva.

La ONU afirmó que más de 850.000 refugiados buscarán llegar a Europa por el Mediterráneo este año y el próximo y reclamó a Europa una política de asilo más cohesiva, mientras la Unión Europea oficializará mañana un plan para repartirse a 120.000 solicitantes de asilo que es rechazado por varios de su miembros.

Muchos de los refugiados son sirios que se ven empujados a hacer el peligroso viaje debido a la intensificación de los combates en el país y al empeoramiento de las condiciones en los campamentos de naciones fronterizas por la escasez de financiación, dijo el organismo de la ONU para los refugiados (Acnur).

«En 2015, el Acnur anticipa que aproximadamente 400.000 solicitantes de asilo buscarán protección internacional en Europa vía el Mediterráneo. En 2016 este número podría alcanzar los 450.000 o más», dijo el organismo en un comunicado difundido en Ginebra, dando cifras que ya parecen conservadoras.

Uno de los voceros del Acnur, William Spindler, dijo que se estaba cerca de cumplir la predicción para este año, puesto que unos 366.000 refugiados ya completaron el viaje, y que el total dependerá de si los migrantes desisten de sus planes en los meses del invierno, cuando el mar se pone más frío y peligroso.

Hasta ahora, los números no han bajado pese a que se acerca el frío en Europa, quizás ante el anuncio de Alemania de que facilitará el asilo de sirios que llegan a la UE por otros países o para cruzar por Hungría antes de que entre en vigor una ley que contempla cárcel para la inmigración ilegal, el 15 de septiembre.

En lo que es un récord para un solo día, 7.000 refugiados sirios llegaron ayer a Macedonia desde Grecia y otros 30.000 esperan en islas griegas del Egeo, sobre todo Lesbos, dijo Acnur en su comunicado, en el que pidió 30,5 millones de dólares para ayudar a los países europeos afectados.

Los fondos reforzarán un presupuesto de 800 millones para 2015 y 2016 para colaborar con el manejo de los flujos de refugiados hacia Europa. El plan se centra en 12 países: Bélgica, Bosnia, Chipre, Francia, Grecia, Hungría, Italia, Macedonia, Malta, Serbia, España y Turquía.

En conferencia de prensa en París, el titular del Acnur, Antonio Guterres, dijo que la desorganización y el sistema de asilo «extremadamente disfuncional» de Europa han contribuido a agravar la crisis de refugiados, informó la cadena de noticias CNN.

«Para mí está claro que si Europa estuviera propiamente organizada, sería una crisis manejable», dijo Guterres.

«Estamos hablando de entre 4.000 y 5.000 personas por día en una unión que tiene 508 millones de habitantes. Hasta ahora tuvimos a 300.000 personas que cruzaron el Mediterráneo, lo cual es menos que el uno por mil de la población europea», agregó.

El funcionario dijo que no es optimista respecto del futuro y que la problemática continuará, en parte por la dinámica de la guerra en Siria y los problemas en sus países vecinos pero también por «la multiplicación de nuevas crisis».

«No hay razones para ser optimistas sobre el desplazamiento forzoso de personas en el mundo», dijo.

Alemania, que en fin de semana recibió a más de 23.000 refugiados procedentes de Hungría y que espera tramitar este año un récord de 800.000 solicitudes de asilo, llamó ayer a sus socios de la UE a acoger a más de estos migrantes que escapan de la guerra o la persecución política.

El enviado especial de la ONU para Inmigración y Desarrollo, Peter Sutherland, dijo hoy que todos los países del mundo, incluidos Estados Unidos y las monarquías del Golfo Pérsico, deberían acoger refugiados porque «dar dinero para ayudarlos no excluye la responsabilidad de acogerlos».

El británico, que reporta directamente al secretario general de la ONU, explicó que la desesperación de los sirios no deja ninguna duda sobre la necesidad imperante de que sean acogidos, e instó a todo el mundo a responder proactivamente.

«Dar dinero para ayudarlos no excluye la responsabilidad de acogerlos», especificó.

Sutherland habló horas antes de que la Comisión Europea (CE) proponga mañana distribuir 120.000 refugiados llegados a Hungría, Grecia e Italia entre los 28 Estados miembros de la UE.

El presidente de la CE, Jean-Claude Juncker, presentará ésta y otras propuestas en el tradicional discurso sobre el «estado de la Unión» en el pleno de la Eurocámara en Estrasburgo (noreste de Francia), según informó la agencia de noticias EFE.

El Ejecutivo comunitario decidió mantener el carácter obligatorio de la medida, que ya intentó dar a su propuesta de mayo para la acogida de 40.000 refugiados, pese a las reticencias que mostraron en julio los países de la UE a esta imposición.

El presidente francés, Francois Hollande, que junto a la canciller alemana, Angela Merkel, se mostró partidario de instaurar un mecanismo «obligatorio y permanente» de reparto de refugiados para situaciones de emergencia como la actual, ya adelantó ayer que Francia aceptará la propuesta de la Comisión.

Bruselas presentará mañana tres medidas legislativas y una comunicación para reforzar el papel de la Agencia Europea de Fronteras Exteriores (Frontex) en los procesos de devolución de inmigrantes irregulares a sus países de origen, informó la agencia de noticias EFE.

Si bien el sistema de reparto permanente estaba previsto para finales de año, la Comisión decidió adelantar su presentación para mañana ante la gravedad de la crisis, que ya se cobró la vida de 2.760 personas en lo que va de año, según informó hoy la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Hoy, la crisis de refugiados no dio respiro a Europa, que sigue buscando el modo de contener el creciente flujo de personas y no encuentra solución al desafío económico y político que eso implica.

Al menos 150 refugiados huyeron hoy del punto de reunión de Roszke, en el sur de Hungría y fronterizo con Serbia, hacia los terrenos agrícolas cercanos, en un intento de evitar ser registrados e identificados por las autoridades, pese a que el tránsito hacia Austria y Alemania se normaliza.

En el caos, una periodista húngara fue filmada cuando daba patadas a refugiados, incluyendo a un hombre con un chico en brazos y a un niño y una niña, y fue despedida por su canal luego de que las impactantes imágenes se viralizaran.

En Grecia, en tanto, alrededor de 30.000 refugiados estaban esperando ser transbordadas a Atenas desde islas del Egeo, de los que 20.000 abarrotan la de Lesbos.

Desde allí llegaron esta mañana 2.187 migrantes al puerto del Pireo, en Atenas, que apenas si puede contener a los que ya alberga, a bordo del transbordador Eleftherios Venizelos.

La nave viene haciendo diariamente la ruta entre las islas del Egeo cercanas a la costa turca y la plataforma continental, pero la magnitud de los traslados movió al Ministerio de Marina griego a fletar dos embarcaciones más.

La propuesta de cuotificación de los refugiados enfrenta la oposición de varios integrantes de los «28», en particular el «grupo de Vysegrad» que forman Polonia, la República Checa, Eslovaquia y Hungría.

Deja una respuesta

You must be logged in to post a comment.