FEMICIDIO

Detuvieron al novio de la joven asesinada a golpes en Ramos Mejía

Octubre 13, 2015

561c02007c2c2_320x213
El novio de Julieta Mena, la joven de 23 años asesinada a golpes en su casa de la localidad bonaerense de Ramos Mejía, fue detenido hoy en la casa de un familiar, informaron fuentes judiciales y policiales.

Se trata de Marcos Mansilla (33), quien era intensamente buscado desde ayer y finalmente ayer a la mañana fue encontrado en la casa de su hermana, en González Catán, partido de La Matanza.

Los voceros señalaron que cuando fue encontrado el cadáver de Julieta, efectivos de la Jefatura Departamental La Matanza pusieron en marcha un operativo de búsqueda de su pareja en los domicilios de sus familiares y allegados.

Sin embargo, fue el propio cuñado de Mansilla quien se comunicó ayer a la mañana con la comisaría de Ramos Mejía para avisar que el prófugo acababa de llegar a su casa, situada en Conde al 3000, en la localidad de González Catán.

“Él vino a las ocho de la mañana y apenas vino llamamos a la comisaría. Pedí por favor que vayan, lo teníamos tomando mate”, relató hoy Diego en declaraciones al canal C5N, quien agregó que Mansilla alcanzó a hablar con su madre antes de que llegaran las autoridades y le dijo “que él no fue” quien cometió el crimen, sino que “salió y cuando volvió vio todo eso, la quiso reanimar y nada más”.

El acusado se encuentra a disposición de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) temática de homicidios del Departamento Judicial La Matanza, a cargo de Carlos Arribas, quien mañana le tomará declaración indagatoria.

Tan pronto como fue detenido fue sometido a una revisión a cargo de un médico legista, quien constató que tenía “arañazos” y rasguños que se cree podrían haber sido provocados por Mena en un intento por defenderse.

En tanto, los voceros dijeron que durante la autopsia del cadáver de la joven se encontraron muestras de piel debajo de sus uñas y un cabello, que permitirán un cotejo de ADN con el perfil genético del acusado.

Otro elemento importante en contra de Mansilla es el relato del vecino colindante con la casa en la que ocurrió el crimen, quien manifestó que escuchó los gritos y golpes mientras peleaban, y ubicó sin dudas al ahora detenido en el lugar.

La necropsia reveló que la joven había sufrido gran cantidad de golpes en el cráneo, en el abdomen, en la zona genital y en la espalda, por lo que los investigadores creían hoy que el agresor le había dado puñetazos y patadas mientras Julieta se encontraba en el suelo.

Los expertos creían que el atacante incluso tomó un trozo de vidrio roto durante la pelea y la agredió con él, ya que tenía un profundo corte en el cuero cabelludo y en el antebrazo, cuando aparentemente intentaba defenderse.

Por otra parte, ayer se llevó a cabo el velatorio de la joven, donde la madre de Julieta, llamada Marcela Morera, calificó a Mansilla como “una bestia” y pidió que se hiciera “Justicia”.

La mujer hizo declaraciones a los medios de comunicación reunidos en la puerta de la casa de sepelios, ubicada en el cruce de Eizaguirre y Arieta, de la localidad de San Justo, y dijo que sentía que Mansilla “no supo valorar a quien lo amaba”, que el asesino “le destrozó la vida” y que ahora quería “Justicia, que vaya preso, que sufra”.

El crimen de Mena ocurrió alrededor de las 2, en una vivienda situada en la calle Pasco 289, casi esquina Bolívar, en Ramos Mejía, partido de La Matanza, donde vivía Mansilla con su familia.

Fuentes policiales y judiciales informaron que Julieta vivía con su madre a pocas cuadras de ese inmueble pero pasaba la mayor parte del tiempo con el novio.

En esta ocasión, el hombre iba a concurrir con la joven y una pareja a un cumpleaños aunque finalmente no lo hicieron.
Los voceros agregaron que Morera llamó  por la mañana a su hija por teléfono y como no respondió fue hasta la vivienda del novio, aunque allí tampoco contestaron el timbre.

Una tía del acusado que ya había regresado del cumpleaños ingresó a la casa a través de una escalera y encontró el cuerpo de su sobrina en el baño, por lo que llamaron al número de emergencias 911.

Efectivos del Comando de Prevención Comunitaria (CPC) de La Matanza arribaron al lugar y constataron que Julieta estaba muerta.

El resultado de la autopsia confirmó que Mena murió como consecuencia de la cantidad de golpes de puño y patadas que recibió en diversas partes del cuerpo, lo que le provocó el estallido del hígado y los riñones.

Tags: ,

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.