UN CLÁSICO RADICAL

En la UCR de La Matanza hay quienes hablan de unidad y empiezan por no ponerse de acuerdo

agosto 31, 2016
gioia atencio

Enzo Gioia y Manuel Atencio.

Mientras el presidente del Partido le saltó a la yugular a Cambiemos, sus máximos referentes hablan de unidad distrital y piden disputar una interna dentro del conglomerado que hoy gobierna el país. Los más jóvenes reclaman “sensibilidad social”. 

Por Claudio Kappeler

Aturdido y abrumado anda el radicalismo de La Matanza, como un viejo tango que no encuentra futuro, ni presente que lo sostenga. Tan así que sus máximos dirigentes intentan salvar las ropas hablando de la unidad que se viene, pero olvidan los detalles que los muestra aparentemente irreconciliables, mirándose desde veredas opuestas.

En todos los niveles del Partido habrá internas el 23 de octubre próximo, al menos eso dicen los papeles. Es en ese marco que el Distrito se encamina a replicar lo que pueda ocurrir a nivel provincial, como suele pasar siempre. De ser así, tres listas competirían para quedarse con el radicalismo matancero y, a su vez, sembrar fuerzas de cara a lo que pueda presentarse en 2017.

rauch

Sergio Rauch.

El actual presidente de la UCR local Sergio Rauch, la gente de la defensora del Pueblo Silvia Caprino, y el hombre de Federico Storani en el Distrito, el laferrerense Enzo Gioia son las tres patas con las que cuenta el vicegobernador bonaerense Daniel Salvador para las internas.

El diputado Maximiliano Abad, por su parte cuenta con el apoyo del exconcejal y socio del Gobierno municipal Manuel Atencio y el líder de la juventud radical Guido Goluscio. En tanto que otro que pretende ir a internas es el senador Carlos Fernández, bajo el apoyo localista de Gustavo Barresi, Carlos García y el Movimiento de Renovación Nacional (Mo.Re.Na.)

“No nos conviene hacer una interna”, confiesa Sergio Rauch mientras Enzo Gioia promete “mucho diálogo”, Manuel Atencio pide “juntarse” y Gustavo Barresi habla de “conciliar”. De esta manera, cualquier análisis rápido podría anticipar que la UCR de La Matanza está otra vez encaminada a convertirse en la contrafuerza, la opción irremediable del peronismo siempre triunfador.

barresi

Gustavo Barresi.

Sin embargo, cuando la mirada cruza el árbol se ve un bosque todavía heterogéneo, dolido por heridas de un pasado inmediato, deliberadamente roto por ambiciones personales. Sin posibilidad de error, puede afirmarse que en el radicalismo local no hay unidad real, subyace una interna constante de empujones y zancadillas. Sólo basta saber que Enzo Gioia esparció críticas a la gestión de Manuel Atencio como concejal, mientras este último armaba una operación para causarle problemas matrimoniales al hombre de Gregorio de Laferrere. Entre ambos hubo munición gruesa mientras el caprinismo quedaba en el medio, siempre jugando a favor de Gioia.

La relación entre esos sectores no es ni será de unidad, se necesitan enemigos, sus bolsillos piden sí o sí una interna y no están dispuestos a ceder en sus ambiciones.

En este marco, hubo una reunión días atrás entre el presidente de la UCR Sergio Rauch y el exconcejal Atencio. Lejos de fumar ninguna pipa de la paz quedaron en que la interna es inevitable. El exedil fue entonces en busca de aliados y lo tentó a Gustavo Barresi, pero se encontró con la negativa. Es que Barresi anda ocupado en proponer la división de La Matanza y no quiere formar parte del circo que proponen las dos facciones más viejas que hoy existen en el Partido a nivel regional.

La grieta está

 

Más allá de los intereses individuales, también se observa en la UCR una grieta discursiva que los divide. Sergio Rauch reconoció que en Cambiemos no son bien tratados, casi como mendigando formar parte, rogando que alguien respete lo acordado, pidiendo una pizca de contención. En esa misma línea, fue Gustavo Barresi y pidió “mayor sensibilidad social” por parte del Gobierno Nacional. Sin embargo, desde otro andarivel llegan las defensas que realiza Enzo Gioia. “El Tano” todavía siente esperanzas de ser incluido dentro de la gestión y su rol de militante PRO lo encuentra como un suplente con ganas, como desconociendo que no va a jugar. Manuel Atencio está en la misma y hace fuerza por María Eugenia Vidal y Cristian Ritondo, no le importante andar tocando timbres en un distrito que siente con crudeza las medidas económicas del macrismo.

En este marco, tampoco el panorama es positivo y el rol de la UCR en Cambiemos dependerá de lo que ocurra en octubre durante las elecciones internas. El posible triunfo de Salvador hará que todo siga como hasta ahora, con el Partido colgado a la suerte de Mauricio Macri. En La Matanza, en tanto, sólo una renovación dirigencial podría cambiar las viejas mañanas.

Tags: , , , , ,

Deja una respuesta

You must be logged in to post a comment.