VIRREY DEL PINO

Agredieron a una vecina referente de la lucha contra Parex- Klaukol

septiembre 30, 2016

Susana Aranda denunció que el 15 de septiembre fue interceptada por dos sujetos en las cercanías de su casa del barrio Las Mercedes de Virrey del Pino, quienes la amenazaron con un arma de fuego, fue obligada a ingerir una sustancia contaminante. “No es la primera vez que me pasa algo así”, dijo.  Además manifestó que teme por su familia.  

Susana Aranda, vecina del barrio Las Mercedes de Virrey del Pino y referente de la lucha contra la empresa Parex Klaukol por la contaminación que genera en la zona, denunció  que el 15 de septiembre fue interceptada por dos sujetos en las cercanías de su casa y amenazada con un arma de fuego, fue obligada a ingerir una sustancia contaminante.

La mujer debió ser atendida de urgencia en el Hospital Posadas. Los análisis determinaron que lo que bebió son residuos de pilas y deberá realizar un tratamiento hasta que la sustancia este por completo fuera de su cuerpo.

El hecho ocurrió a plena luz del día  y según Aranda, el hecho fue consecuencia de la decisión de la Cámara Federal de San Martín, que dictaminó que la causa contra la empresa por contaminación no se archive y se avance en la investigación. “No es la primera vez que me pasa algo así, ya he sido atacada, en otra oportunidad me han roto costillas y me han amenazado”.

En este sentido, la mujer optó por no hacer la denuncia formal, ya que las anteriores causas por las amenazas y agresiones que recibió “quedaron en la nada”. Ahora, la vecina buscó el apoyo de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos de La Matanza. “Si me callo y no lucho, de todas maneras me voy a morir. Acá no se puede respirar y es sabido que nos están matando, pero sí temo por mi familia, y por eso busqué la ayuda de Pablo Pimentel (titular de la APDH La Matanza)”.

En tanto, desde el organismo emitieron un comunicado repudiando la agresión a Aranda y manifestando el apoyo a la causa de los vecinos de Las Mercedes. “El reclamo  comenzó en el año 2009, al percatarse que las familias que viven en las manzanas aledañas a la planta padecían enfermedades como cáncer de pulmón o garganta, leucemia, problemas gastrointestinales, enfermedades en los ojos, en la piel, entre otras”, dice un tramo del comunicado.

En el escrito se deja en claro la responsabilidad de la empresa por la contaminación en la zona. “Esto fue corroborado mediante los análisis, por un lado a 80 niños del barrio que presentaron en un cien por ciento metales pesados en sangre, y por otro, del agua ‘potable’ donde se obtuvo el mismo resultado”.

Según las investigaciones, “la empresa contamina el suelo, aire y agua del barrio, debido a que la planta de Virrey del Pino no cumplen con los requisitos de cuidado medioambientales necesarios para no atentar contra la vida de las personas”, explicó la APDH en el comunicado.

Deja una respuesta

You must be logged in to post a comment.