RAMOS MEJÍA

Piden que no se cierre la sala de dos años en el Jardín Municipal Dumbo

octubre 29, 2016

Cientos de personas firmaron un petitorio que fue entregado en la Secretaría de Cultura y  Educación de la Municipalidad de La Matanza. “Es un servicio esencial para  nuestra comunidad desde hace 20 años”, señaló la mamá de alumnos del establecimiento educativo. Además, la mujer recordó que le jardín reclama hace años la construcción de un edificio propio, ya que funciona en una sociedad de fomento.  

Una vez más, la comunidad educativa del Jardín Municipal N° 18, “Dumbo”  de Ramos Mejía, se encuentra en alerta por la advertencia de cierre de la sala de dos años de dicho establecimiento, situación que se repite desde hace 7 años, momento en el que comenzó el intento por desactivar ese servicio.

“Como todos los años, quieren cerrar la salita de 2 del jardín, las familias pedimos que no se cierre, porque este es un servicio que se brinda a la comunidad hace 20 años, contó Lorena Blanco, mamá de dos alumnos del jardín. La mujer además agregó: “no tenerlo (el servicio de la sala de dos años), en una situación económica complicada, como en la que estamos es bastante grave”.

 Y es que pagar una guardería privada, que cuestan alrededor de $2000, $2500 mensuales, es un lujo que no todos pueden darse. “Sí tenes otro hijo en una primaria, que la  mayoría paga un privado para que los chicos tengan clases, estamos hablando de prácticamente del pago de un alquiler solo en escuelas”, ejemplificó Blanco.

En la misma línea, la mujer agregó: “esta sala de dos es muy importante para la comunidad, porque en casi la mayoría de las familias trabajan mamá y papá”. Una vez recibida la noticia del cierre de la sala, que dejaría de existir en 2017, los papás de alumnos del jardín, comenzaron  a “moverse”.

Lorena Blanco tuvo un acercamiento a las autoridades de la Secretaría de Cultura y Educación del Municipio, cartera desde la cual adujeron que la obligatoriedad radica en las salas de 3, 4 y 5 y que el objetivo es dejar esas salas “puras” y que el establecimiento brinde sólo esas opciones de manera óptima.

Pero Lorena Blanco explico que “jamás se dejo afuera a un chico de 3,4 o 5 años, mientras que para la sala de 2, quedan en lista de espera entre 40 y 60 niños. Además, la mujer añadió que “se deben hacer salas compuestas, de 3 y 4 o  4 y 5, porque no se llegan a llenar esos cupos. De manera que esa explicación, no fue satisfactoria para las familias”.

Otra de la justificación para el cierre fue el “problema de la infraestructura”. “Después de 30 años del funcionamiento del jardín en un edificio que no es propio y 20 de la apertura de la sala de 2 años, esa no puede ser una excusa. Jamás hubo un problema de ningún tipo”, aseguró la mujer.

El Jardín Dumbo no tiene edificio propio, y funciona en una Sociedad de  Fomento ubicada en La Paz 1530. Las salas son “chicas” y se encuentran en un primer piso. “Pero no es la razón que se cierra la sala, porque de ser así nunca se hubiera abierto, y está funcionando hace 20 años, remarcó Blanco.

Después del primer acercamiento, los padres esperan poder mantener una reunión con Silvia Francese, titular de la cartera de Cultura y Educación local. El objetivo es entregar un petitorio firmado por más de 200 personas que piden que la sala de dos años del jardín no sea eliminada.

Según Blanco, “se han cerrado salas de dos años en varios establecimientos municipales, debido a que el gobierno de la provincia, subvenciona  las salas de 3,4 y 5, que son obligatorias. De esta manera, el Municipio debe solventar los sueldos de las docentes y auxiliares de la sala de 2”.

En la misma línea, Blanco añadió: “las únicas salas de dos que sobrevivieron en la zona son la nuestra, por todo lo que se hace cada vez que la quieren cerrar y la del Jardín Integral N° 5 que funciona en el edificio del STMLM, al que sólo asisten hijos de empleados municipales y brinda el servicio de doble turno.

De no tener una respuesta satisfactoria, las familias preparan una campaña de difusión de la problemática del jardín  y están dispuestos a  llevar a cabo una protesta que incluya un corte de calle. “Nosotros buscamos que no se cierre y en el caso de que eso suceda, queremos una explicación razonable”, señaló Blanco.

El edificio propio, una deuda histórica

El jardín de infantes N° 18 “Dumbo” se creó en 1987 en el barrio Ingeniero Brian de Ramos Mejía. Funciona en La Paz 1555, en una sociedad de fomento de la zona. El establecimiento forma parte de los 22 jardines municipales que hay en el Distrito y es uno de los dos que aún no tienen edificio propio.

La comunidad educativa realizó durante los últimos años varios pedidos formales en el área correspondiente, pero hasta la fecha no hubo respuesta. “Hace mucho que se pide el edificio propio, pero  nunca hay presupuesto, no hay lugar, se ponen todos los peros”, lamentó Lorena Blanco.

Al establecimiento asisten 100 chicos de entre 2 y 5 años. Y hasta el año pasado la Asociación Cooperadora trabajó buscando terrenos y cotizaciones, armando proyectos, pero no ha habido una respuesta favorable por parte de las autoridades municipales.

Deja una respuesta

You must be logged in to post a comment.