GONZÁLEZ CATÁN

Se inició la investigación por el hombre que falleció por presunta mala praxis en un UPA

febrero 15, 2017

La familia realizó la denuncia correspondiente y se llevó a cabo la autopsia para determinar la causa de la muerte de Daniel Verón, quien había asistido a colocarse una inyección de penicilina para tratar una alergia. 

Según habían explicado en el centro médico dependiente del  gobierno de la provincia de Buenos Aires, el deceso se  produjo por una muerte súbita que ocurrió antes de ser atendido. Sin embargo, la familia recibió dos llamados telefónicos que contradijeron esa versión y aseguraron que el hombre falleció luego de recibir un medicamento que le produjo una reacción alérgica fatal.

La UFI N° 5 del Departamento Judicial de La Matanza, inició la investigación por la muerte de Daniel Verón, un hombre de 55 años que según su familia falleció por una mala praxis en la Unidad de Pronta Atención (UPA) del kilómetro 29 de González Catán, dependiente del gobierno de la provincia de Buenos Aires.

Al cierre de esta edición, la familia de Daniel Verón esperaba los resultados de la autopsia y según explicó la mujer, “hay novedades importantes que no queremos difundir para no entorpecer la investigación, pero todo está encausado”.

La familia pide a quienes hayan estado presentes ese día, que brinden su testimonio para esclarecer el hecho. “Yo no estoy en contra del lugar, porque es muy útil, pero si queremos que los médicos que actuaron mal se hagan cargo”.

Fueron dos llamados telefónicos anónimos los que alertaron por una presunta mala praxis a la familia de Daniel Verón, quien el 28 de enero  había asistido a la Unidad de Pronta Atención (UPA) del kilómetro 29 en la localidad de Gónzález Catán para aplicarse una inyección de penicilina y habría muerto en el centro médico por una muerte súbita, según habrían informado los profesionales del lugar.

“Él tenía una alergia nerviosa y le habían salido unos granos. Por una infección  que tuvo, en el UPA le habían aplicado penicilina el 27 de diciembre y le dijeron que en un mes tenía que ir para que le colocaran otra inyección, también de penicilina”, relató Norma Gómez, esposa del hombre fallecido.

Con ese objetivo, Verón se dirigió a la Unidad de Pronta Atención el 28 de enero alrededor del mediodía. “Fue él solo en el horario de almuerzo de su trabajo, era algo de rutina así que fue de una escapada”, explicó Gómez. Una vez en la sala de espera, el hombre tuvo varias comunicaciones con su familia a través de whatsapp y hasta publicó una foto en la red social facebook: “En upa para la penicilina de nuevo”.

Deja una respuesta

You must be logged in to post a comment.