SECRETARIA DE CIENCIA, TECNOLOGÍA Y POLíTICAS EDUCATIVAS LOCAL

La Matanza “refuerza” su inversión en el área de desarrollo científico y tecnológico

marzo 8, 2017

Así lo aseguró el Coordinador de Ciencia, Tecnología y Políticas Educativas del Municipio de La Matanza, Franco Torales. Además destacó el trabajo que la intendenta Verónica Magario lleva adelante para “estar donde más se necesita”. Por otra parte, vaticinó que este año, a raíz de la desinversión por parte de los gobiernos de la Provincia y La Nación,  la muestra anual de Plaza Ciencia requerirá “mucho más esfuerzo municipal”.

La Matanza es uno de los contados Distritos que cuenta con una Secretaria de Ciencia, Tecnología y Políticas Educativas, la misma está ubicada en Brandsen y Australia, San Justo. Allí funciona desde hace casi un año el Centro de Investigaciones Tecnológicas que tiene como finalidad “despertar vocaciones científicas y tecnológicas. El país y La Matanza necesita técnicos, necesita ingenieros”, marcó Torales, el joven coordinador de los programas que presenta la secretaría.

Torales entiende la necesidad de que el Estado acompañe a los estudiantes antes, durante y después del desarrollo de sus proyectos, él mismo hace unos años atrás, junto a sus compañeros diseñó una pulsera de alerta padres  que  ganó varias competencias de ciencia y tecnología a nivel municipal, provincial y nacional.

Actualmente, es el coordinador de ciencia y tecnología y se ocupa de llevar los programas a los barrios y las escuelas. Durante el verano ofrecieron la cursada de robótica para la inclusión «Programando el Futuro», donde los matanceros aprenden a crear aplicaciones para celulares Android y futuro 3D capacitación en diseño y modelados de piezas 3D, ambas convocatorias fueron exitosas.

El objetivo de esta cartera es claro y apunta a largo plazo, “La Matanza necesita técnicos e ingenieros”, ante esa premisa la intendencia creó hace seis años el área ciencia y tecnología, siendo uno de los pocos municipios que la tiene como área del gabinete y permite que “más chicos puedan formarse y capacitarse para el futuro”

“En el 2016 cerramos con 200 practicantes  que trabajan en territorio y en las escuelas, con la divulgación de los programas, enseñando a los chicos, trabajando en los barrios más complejos para que la ciencia la tecnología llegue a todos y no solo a un sector de la población”, destacó Torales como logro del año pasado.

“Se va trabajando no solo en la divulgación de la ciencia si no en la programación, desde las problemática que puede haber en la escuela en la comunidad ellos (los estudiantes) van resolviendo” y lo ejemplificó con el trabajo realizado por los estudiantes de la escuela Técnica 13, en la que los jóvenes inventores desarrollaron una silla de rueda robotizada para ayudar al otro. En este caso el Municipio estuvo presente y les “brindó un financiamiento de 30 mil pesos para que pueda llegar al desarrollo final de ese prototipo”.

Los programas que la Secretaría baja a todos los niveles de las escuelas públicas y privadas del Distrito se trabajan en tres etapas, “existe un proceso de investigación que realizan los docentes con los chicos y se preparan, luego nosotros llevamos todos los equipamientos tecnológicos y hacemos las experiencias con los chicos. El tercer paso es la visita al Centro de Innovación Tecnológica para seguir desarrollando los proyectos”.

El espacio cuenta con  impresoras 3D, y maquinaria de gran utilidad para los jóvenes técnicos que se preparan para crear productos que mejoren la calidad de vida de los vecinos.

Comenzarán los cursos de
lengua de seña desde marzo

Los cursos empezaran a dictarse desde este mes y el coordinador adelantó que a raíz “de la gran convocatoria” este año planean llevarlo a distintas localidades del Distrito. “La cantidad de personas que quieren hacer el curso son muchísimas, y no sólo se inscribe gente de La Matanza, vienen de lugares lejanos, de Capital Federal, otros distritos porque en todos lados son cursadas carísimas y se dan en pocos lugares y acá en La Matanza son gratis y abiertos a la comunidad”.
“Tenemos una comunidad de 250 mil discapacitados en La Matanza y entendemos que tenemos que generar este tipo de política de inclusión. Con el correr de los años vimos que el impacto fue positivo y decidimos avanzar sobre eso”, expresó.

Despertando vocación

Consultado sobre cuál es el mayor éxito de estas experiencias, aseguró que es el haber logrado “despertar vocación” en muchísimos pibes que escucharon hablar por primera vez sobre el trabajo que se realiza dentro de una escuela técnica y a raíz de estas experiencias se inclinan por seguir sus estudios en estas instituciones especializadas.
“Hay muchos alumnos, o incluso padres que no saben que hay escuelas técnicas, que no saben cuáles son los alcances que tienen estás y luego de nuestras visitas quedan informados sobre esta posibilidad que tienen para seguir sus estudios y especializarse. Muchos descubren su vocación y ese es el mayor éxito de nuestro programa” e insistió en que los programas “tienen una sola finalidad que es despertar vocaciones científicas y tecnológica. El país y La Matanza necesita técnicos, necesita ingenieros y acá tienen un lugar para desarrollarse, capacitarse”.
“Los chicos que asisten a las escuelas técnicas se dan cuenta de lo que quieren hacer, descubren de manera temprana cuál es su vocación. La Secretaría entiende que hoy la robótica es trasversal a todas las materias, la robótica sirve para ayudar al otro y el éxito de estos programas es ver cuántos pibes terminan eligiendo las escuelas técnicas con el fin de capacitarse para crear y mejorar todo a su alrededor”, resumió Torales.

Centro Innovación Tecnológica de La Matanza

El Espacio de capacitación y acompañamiento tecnológico es el único centro de estas características en la provincia, ubicado en Australia y Brandsen, San Justo ofrece distintas propuestas a estudiantes y comunidad, hay sectores de robótica, impresora 3D, robótica capacitación y desarrollo de la tecnología.
“El inspector de técnicas nos contaba La Matanza es el único municipio que tienen a chicos de escuelas técnicas realizando su experiencia laboral de manera intercolegial, con las distintas especialidades”, graficó.
“El centro de innovación nace a raíz de Plaza Ciencia que tiene como fin mostrar a la comunidad los proyectos dentro de las aulas. Muchos pibes desarrollan tecnología que quedaban en la nada cuando termina el secundario, la intendencia entendió que había una necesidad y decidió crear un espacio donde el pibe puede venir a desarrollar su proyecto de manera gratuita, con asesoramiento técnico, con insumos, equipamientos para que puedan desarrollar sus proyectos”, destacó.

Proyecto Dulcinea

“Estamos diseñando un proyecto que se llama Dulcinea, es un proyecto en el que esperamos poder fabricar un brazo ortopédico para una señora de Isidro Casanova que en Plaza Ciencia le pidió a la intendenta (Verónica Magario) que le armemos una prótesis pequeña para poder ayudarla en su vida diaria, esa prótesis en su momento salía en el mercado 40 mil dólares y lo estamos diseñando acá”, comentó orgulloso.
En este contexto amplió; “Estamos tratando de ver cómo armarlo, con técnicos matanceros que van diseñando el modelo, estamos en el proceso de investigación. Ya tenemos un primer prototipo impreso, tenemos las medidas de la mano”.
“Tenemos que estudiar el pulso, el material a usar y en este punto estamos trabajando con la Secretaria de Salud, desde esa área acompañan el proceso y un estudiante de programación de la Técnica 14 trabaja en el armado de diseño”, agregó y analizó que “a fin de año se tendría el prototipo terminado”.
“Que la ciencia y la tecnología sirvan para mejorar una vida es un orgullo. Fortalecer e incentivar a los chicos a crear sus propias empresas, los chicos desarrollan cosas innovadoras desde los jabones que realizan hasta las sillas de rueda robotizadas. Es muy emocionante poder ver a técnicos que estudian en de Ramos Mejía, Celina, Laferrere trabajando juntos, en el mismo proyecto y ahí ves La Matanza unida que todos queremos”.

Plaza ciencia

Este año se llevará a cabo la sexta muestra anual de Plaza Ciencia, es una inversión netamente municipal, pero los últimos años contó con la presencia de empresas nacionales y de programas provinciales que interactuaban con los locales, durante el 2016 esa comunión estuvo ausente y este año se vaticina que el contexto económico y político será aún más negativo;  “Estamos analizando cómo haremos Plaza Ciencia 2017, el año pasado tanto el gobierno nacional y provincial no participaron como lo venían haciendo, no bajaron programas o proyecto articulando con el municipio, no tuvimos la presencia de YPF, ARSAT, Conectar con Igualdad, Las Escuelas de Innovación  que venían a realizar actividades con la comunidad no estuvieron”, lamentó y vaticinó que la muestra 2017, que se realiza a mitad de año “tampoco tendremos presencia de Nación y Provincia, esperamos que sí pero con la desinversión que están realizando en esta área, el cierre de programas, el que nuevamente desprestigien el trabajo de un científico te marca que la ciencia y la tecnología no es prioridad para este gobierno”. Luego redobló su apuesta y marcó “En La Matanza, la intendenta sigue invirtiendo  en Ciencias y Tecnología, venimos trabajando desde hace 5 años y en cada muestra crecemos, hay que buscar espacio para todas las Técnicas, los jardines, escuelas especiales, primarias. Hemos crecido y se trabaja para que la ciencia y tecnología en La Matanza sea universal no sólo para un sector”.

En esta línea admitió, “estamos haciendo todo con mucho más esfuerzo, nosotros siempre buscamos mejorar y habrá muchas más escuelas, más programas, más institutos que muestren su experiencia. Porque hay programas que arrancaron el año pasado y este año se verán los resultados, lo que se viene trabajando en el Centro Innovación”. “Los programas llegan a todas las localidades, entendemos que las posibilidades no son las mismas y tratamos de invertir en las zonas más complejas. Nuestra mirada siempre está donde más se necesita”.

 

Deja una respuesta

You must be logged in to post a comment.