TOCARÁ EL 13 DE MAYO EN EL TEATRO FLORES

Mavirock es una banda que aprendió a “salar las heridas”

abril 19, 2017

Mavirock es la conocida banda del oeste que nació del dolor, de la transformación y transmutación. Esta banda encarna la claridad en cuanto a la aceptación que lo importante es la esencia ante la materia.  Mavirock es el resultado de un largo proceso de sufrimientos y reencuentros, fue la manera que el “carozo” de la banda encontró para seguir, para no detenerse ante la ausencia física.

Angela Tobar

tobarb.a@gmail.com

Grito de Guerra es parte del cuarto Cd Transmutaciones, no hay muertes ni falsas primaveras, que fue presentado con gran éxito el pasado 30 de diciembre en el auditorio Oeste de Haedo. Ahora la banda MaviRock se prepara para duplicar el éxito de convocatoria, el próximo show se repetirá el 13 de mayo en El Teatro Flores. En este contexto, periódico S!C charló con Luis Lata, padre de Mavi y vocalista del grupo.

La banda nació y creció de manera inesperada, todo lo que sale de ella es sorpresa. Un crecimiento que inició cuando se aceptó que la materia es temporal, y el espíritu es eterno. Ese punto en el que se entiende que las almas eternas son más importantes que los cuerpos, fue el momento en el cual la vida se encargó de llevarlos a los lugares en los que debían estar.

Luis Lata  junto a Silvia Cattino son los padres de María Victoria, quien luego de una larga lucha abandonó, hace 17 años,  este plano existencial y dejó miles de recuerdos que no se evaporan. En el corto tiempo que Mavi estuvo aquí se encargó de dejar piezas sueltas, en forma de frases, poemas, canciones, sumado a un grupo de amigos que supo cómo acompañar el dolor de sus padres tras su partida. Pero sólo uniendo las piezas que ella les dejó, es que los padres y amigos lograron formar el rompecabezas que les permitió seguir con sus vidas a pesar de la ausencia. Mavi es eterna en espíritu y alma, un ser de luz  que transmuta en cada melodía y que se hizo perpetua en cada  canción.

Por momentos, en la charla con Luis Lata existieron profundas pausas, revestidas de emoción y reflexión. Las anécdotas sobre Mavi, reflejaban la fortaleza y grandeza con la que enfrentó la vida, su enfermedad y la manera en la que fue tejiendo la armadura que les dejaría a sus padres para que la usen y así avanzar.

“Mavirock es  Mavi, fundamos la banda porque le prometimos a ella continuar con sus sueños, ella escribía canciones, cuentos y antes de que se enferme comenzó a tocar la guitarra, ella se reunía con amigos en una sala de ensayo y cantaban, tocaban, claro que como todo padre de adolescente nos enteramos tiempo después de esto”.

También marcó los conocidos encuentros que su hija tuvo con el Indio Solari y los grandes gestos por parte del cantante y su pareja para con la familia “él la ayudó muchísimo, estuvo siempre. La visitó, la llamó y cuando ella ya no estaba le dedicó,  juguetes perdidos y ese momento entendimos que teníamos que hacer la banda”.

La banda se fue gestando de manera inconsciente al poco tiempo de la partida de Mavi, “los fines de semana alquilábamos un estudio de música con los amigos de Mavi, y ahí tocábamos, eran encuentros en los que el único objetivo era pasar el tiempo. Porque cuando estás vivo y no tenés otra alternativa, tenés que buscar la manera de seguir, entonces me juntaba con estos chicos con los que tocaba Mavi e íbamos a la sala de ensayo los fines de semana a tocar”.

Luego de una pausa recordó “lo peor que tenía era los fines de semana, porque tenía un agujero enorme… porque era un padre cómplice, la  llevaba a Mavi a bailar, a la casa de los amigos, la iba a buscar y ya al no tener que ocuparme de eso…entonces el juntarnos a tocar, me hacía pasar el tiempo y salir de mi casa, estar en la sala tocando me hace salir de casa”.

Con el tiempo, “acomodando las cosas de ella, empezamos a descubrir las canciones y empezamos a juntarnos con los amigos con los que ella cantaba, así que la mamá resolvió un día hacer un homenaje a Mavi, con bandas de rock, una  “misa” en su homenaje, a partir de ese encuentro pusimos la música a una canción de Mavi, y al otro año hicimos un homenaje en el que tocamos nosotros y que superó todas las expectativas de público, empezó a llegar gente que conocía a Mavi, amigos, se acercó hasta la señorita que ella tuvo en el jardín y que se enteró del homenaje y quiso estar presente, se enteraron que había un homenaje y se armó una movida contagiosa ”.

En este punto la banda estaba consolidándose y faltaba un baterista, así que Silvia sin dudarlo se calzó las baquetas y en menos de un año aprendió todo y más.

Luego, consultado sobre cómo fue el proceso de pasar del campo de la política como es su caso, y del mundo de la docencia como es el caso de Silvia al mundo de las giras, armado y presentación de discos y show reflexionó “no nos costó pasar a la música, mis juntadas de adolescencia siempre terminaron en un fogón, además me gusta escribir y hacer las letras para canciones”, al tiempo que admitió “Armar un disco por ahí me gusta más que tocarlo” , mientras acepta “lo cierto es que no sabemos bien qué es lo que pasó, ni mucho menos cómo llegamos a estar acá, fue sucediendo”.

La idea génesis era hacer anualmente una misa para ella, “convertimos el garaje de casa en una sala de ensayo, tocar nos sacaba del quilombo y los homenajes los hacemos en una fecha redonda que es el 28 de diciembre, con un motivo egoísta también  y que es que para un papá y una mamá que no tienen a sus hijos, los diciembre se convierten en una bomba y la autodefensa la inventiva, la manera que uno tiene de salar las heridas nos centramos en el 28 de diciembre, que nos dejaba entre la mierda de la navidad y  la mierda del año nuevo”, relató Lata demostrando nuevamente como es posible reconvertir el dolor, “esa fecha nos deja nuestra navidad y nuestro año nuevo”. “Tengo mucho por agradecer, porque a veces el dolor ahuyenta… pero los pibes con nosotros fueron muy solidarios, no pasamos una fecha significativa sin que hayan venido a vernos”, agradeció.

El peso de ser “el ejemplo”

Mavirock es un símbolo de cómo es posible reconvertir lo negativo y desde allí, con mucho esfuerzo y voluntad, crear. Muchas familias que han pasado por la pérdida de un ser amado encontró en la historia de la banda el motor de ideas para continuar con la vida, a pesar de la perdida. En este punto, Lata reconoció que “es una cagada” porque “jamás buscamos ser el ejemplo de nadie, es un peso complicado y hay muchos chicos, muchas mamás, muchos papás y vienen a vernos y sabemos que indirectamente hemos ayudado. Algunos que han encarado  actividades a raíz de esto, pero es complicado porque la banda para nosotros es un armadura pero nada más”.

 

Grito de Guerra;  Mavi y el Indio

El pasado 30 de diciembre fue la presentación de su cuarto disco, transmutaciones, no hay muertes ni falsas primaveras, la misma se realizó con un Auditorio Oeste lleno de seguidores. En este trabajo discográfico, como en los tres anteriores hay una canción de Mavi, Grito de Guerra, la misma fue escrita en 1999 luego de las recomendaciones literarias que nacían de sus largas charlas con el Indio Solari. 17 años después, la letra de Mavi sigue cumpliendo con la esencia de su espíritu solidario,  el mismo disco detalla, “como un homenaje a lucha de Mavi, contra su enfermedad, decidimos entre todos donar los derechos de autor e interprete a la sala de oncología del Hospital Garrahan”.
Al preguntarle cómo fue el momento y el sentimiento que predominó en su cuerpo cuándo escuchó por primera vez la letra que había escrito su hija, en la voz del Indio, respondió luego de una pausa, “cuando el Indio nos mandó el rígido con un pedacito de la canción y la pusimos en nuestro estudio y pudimos el tema, fue inexplicable… escuchar lo que Mavi escribió en la voz a del indio era una cosa superadora, pero que estaba previsto, tenemos una concesión fuera de nosotros y al tipo le re copó hacerla, sé que fue un gustazo hacerla”, luego sin mediar reconoció, “ a veces no la puedo escuchar, la tengo que cantar ahora en Flores, pero se me cierra la garganta. Me parece increíble, si bien sabía que iba a pasar me parece increíble que haya pasado y esto habla de la grandeza del Indio”.

Próximo parada El Teatro Flores

 

El 13 de mayo, a las 21 horas en El teatro Flores se presentará el cuarto disco doble de MaviRock, el mismo tuvo gran repercusión porque incluye la canción a la que puso la voz el Indio Solari,  la expectativa es importante teniendo en cuenta la experiencia que tuvieron hace unos meses en Haedo.
“No fui yo ni Silvia ni Ernesto ni Hernán ni el topo, no fuimos nosotros. No podemos explicar eso ni podemos hacernos cargo de esto. Claro que todos tenemos un ego y ver que tantos pibes y en tantos lugares nombren a Mavi, que la llamen el ángel ricotero y que el 8 de abril  cuando fue su cumpleaños haber recibido esa cantidad de mensajes, nos supera en todo, nos compromete y nos ha hecho muy bien”.

“Ahora vamos a tocar en flores y tenemos una edad importante, no sabemos hasta cuándo podremos tocar, sabemos que quizá tendremos que parar, pero a la vez no sabemos si podremos seguir sin tocar”.
“Mavi tenía sensibilidad, una visión y construcción mental, una actitud con los amigos que nos sorprendió como adultos, el Indio la visitó y se quedó impactado con su personalidad. Por esa misma razón, no sabemos si podríamos dejar de tocar es como un mandato, dejo letras buenas que son de ellas y nosotros tenemos que seguir con sus sueños”, reflexionó.
“Lo que sorprendió de Mavi, es la cantidad de gente que mantiene sus recuerdos, es natural que los papás mantengan la memoria, pero los amigos tienen a olvidarse y ´éste no es el caso, porque los amigos la mantienen presente y eso genera un compromiso más allá de la música. Y quizá también nosotros no sabíamos que podíamos construir una melodía y que esa melodía la podían cantar otros pibes y Mavi nos abrió la puerta para hacerlo, cuatro discos y la consigna siempre es que mientras hubiera una canción de Mavi iba a haber un disco, es muy complicado porque a veces no sabemos si vamos a tener huevos para hacer otra canción”.

El rock, el Indio y la política

La familia Lata destaca la humanidad que hay en el Indio Solari, “porque el hombre es mucho más que la materia hay un marco de espiritualidad y él la tiene” y realizó una analogía sobre los actos políticos y el rock, “las movilizaciones, las Plazas de Mayo tenían más que ver con los recitales de los Redondos que con cualquier política partidaria”, y trajo el recuerdo de una recital al que fueron con Mavi en Tandil, “se largó a llover en el primer acorde  y llovió todo el recital y en un momento determinado las consignas eran de las Malvinas, entre otras consignas sociales y en ese momento mi hija gozaba con los Redondos y yo gozaba con el espectáculo social y político que sólo puede darse en una masa nacional y popular”.
“No le van a perdonar eso al Indio, se ha comprometido tanto políticamente, es la expresión cultural de un movimiento de masas y para el neoliberalismo el movimiento de masa es el peor pecado y un adversario político y eso genera miedo. Históricamente el público de los redondos fue estigmatizado. No les entra que ese espectáculo no esté auspiciado por bancos, tarjetas de crédito, no se bancan que sea popular, que sea un nivelador social, la política esta deshumanizada y  la música, la cultura, el arte, la poesía es una lingüística superior que alcanza otros niveles de comprensión con la cual se pueden cambiar muchas cosas en la sociedad y  se le tiene miedo a eso, se le tiene más miedo a eso que al doble aguinaldo porque el aguinaldo se gasta lo otro perdura, son proyecciones culturales no contenibles por los medios o por el sistema. Estos tipos van por afuera y no importa. Y están intentando romper eso”.

Tags: ,

Deja una respuesta

You must be logged in to post a comment.