EL JUEZ MANIFESTÓ QUE "NO HAY PRUEBAS"

Manejaba alcoholizado, mató y está libre: la familia de la víctima pide Justicia

Junio 1, 2017

 

 Viviana Navas, fundadora de la ONG Ayudemos a Ayudar, perdió a su hija Rocío en un siniestro vial y el responsable quedó libre. El hecho ocurrió el 20 de mayo en Gregorio de Laferrere. El acusado manejaba a toda velocidad en estado de ebriedad.  

Viviana Navas, fundadora de la ONG Ayudemos a Ayudar, reconocida por su labor solidaria en La Matanza y otros Distritos, perdió a su hija Rocío Carla Otero en la madrugada del 20 de mayo último, cuando la joven se dirigía a un boliche de Gregorio de Laferrere, lugar en el que realizaba presencias como modelo.

Rocío, que tenía 20 años, iba en un auto con dos amigos. Cuando circulaban por la calle Carlos Encina al 2900, en Laferrere, un Ford Fiesta conducido a muy alta velocidad por un hombre de 37 años en estado de ebriedad. El vehículo los arrastro, los hizo subir a la vereda y los hizo chocar contra un paredón.

La joven salió despedida y quedó tendida en la vereda, cubierta de escombros de la pared que se vino abajo. La policía llegó y aguardó 15 minutos la llegada de la ambulancia. Una vez en el lugar, los médicos no la asistieron. Esperaron otros 40 minutos el arribo de los bomberos.

“Mi hija sufrió tirada bajo los escombros y la policía, los bomberos y médicos no la querían tocar. Mi hija se movía y amigo gritaba ‘sáquenla de ahí que se mueve’. Rogaba a los médicos que le tomarán el pulso”, contó desesperada su Viviana Navas.

Según la policía, Rocío murió en el acto, pero esa versión se contradice con la de los testigos que aseguran que “la joven se movía bajo los escombros. Cuando los bomberos intervinieron ya era tarde. La joven no fue asistida a tiempo”.

“Era una chica sana, divina, siempre ayudando y dando lo mejor. Nunca la veías mal siempre, con una sonrisa”, contó María Giménez, amiga de la familia y referente de la ONG Ayudemos a Ayudar de González Catán.

El imputado por la muerte de Rocío fue identificado como Pablo Ariel Flores Ayala y estuvo detenido en la Comisaría Primera Este de Laferrere. “Me desespera que el tiempo se me vaya y el asesino de mi hija pueda quedar libre”, manifestó Viviana Navas, apenas ocurrido el hecho. La mujer pedía “la seguridad de que quede preso, ya sé que serán unos añitos no más y mi hija, una eternidad”. Pero el terror de Viviana se hizo realidad apenas 10 días después del accidente.

La mujer cruzó unas palabras con el  Juez a cargo de la causa, Fernando Pinos Guevara. “Yo solo le pregunté: ¿por qué dejo libre a un asesino? Me contestó: ‘No tengo muchas pruebas y es excarcelable’. Le dije: ¿Usted vio las fotos de mi hija muerta? ¿No es prueba suficiente? Su respuesta: ‘Yo como juez ni explicaciones le tengo que dar’”, fueron las líneas que Viviana Navas tuvo con el magistrado, según su relato.

Para difundir el caso y pedir la colaboración de testigos que puedan aportar datos, la familia creó la página Justicia para otro ángel: Rocío Carla en la red social Facebook.  “Yo estoy en un inmenso dolor, pero me duele más leer tantos mensajes de madres que perdieron a sus hijos y no tuvieron justicia. Estoy sorprendida. ¿Tan idealista soy que pensé que un asesino va preso?”, indagó la mujer.

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.