SE FUE UNO DE LOS NUESTROS

Pedro Chappa: Literatura de la resistencia

Junio 15, 2017

En la madrugada del 9 de junio falleció de un paro cardíaco, en un hospital público de La Matanza, el escritor Pedro Chappa. 


“… lo que tienes en tus manos no es en realidad un libro,

ni una parte de un libro; es un hombre…”

Walt Whitman


Por Anahí Cao (*)

Narrador oral, periodista, actor, y cuentista, que reconocía como maestro al escritor argentino Abelardo Castillo con quien compartió talleres literarios al igual que con  las autoras argentinas Liliana Heker, Silvia Iparraguirre y Helena Marengo entre otros.

Nacido en la ciudad de Tres Arroyos en 1946, Pedro Chappa fundó en 1992 la revista “Contrabando”, junto al sociólogo Denis Merkler y el pintor Hugo Castro, en Isidro Casanova. Esta revista fue parte del esfuerzo de muchos militantes de la cultura que no nos resignábamos a sufrir el vaciamiento brutal al que nos sometió el menemismo, creando un espacio para la reflexión sobre la medicina comunitaria, la problemática de la tierra, la historieta y el arte popular, publicando  allí sus conocidas “Crónicas del Conurbano”, cuentos que ficcionalizan la opresión de la clase trabajadora y desocupada desde una voz comprometida y profunda: “El Juano”, “Conversaciones con un retrato”, “Un violín en Praga y Villegas”, “Breve historia del Plumeti”, “De gauchos, puntillas y coraje” entre otros textos que enuncian espacios psíquicos complejos que se entrecruzan con espacios suburbanos o propios del interior de Buenos Aires.

Pedro Chappa junto a los poetas Carlos Kuraiem, Patricia Verón y Omar Cao, conformaron el primer Suplemento literario publicado en Virrey del Pino, allá por 1994, en el diario “El  Ángel de Virrey del Pino” distribuido en  escuelas primarias y secundarias, bibliotecas, almacenes, Centros Culturales del Partido de La Matanza y del interior del país; un suplemento nutrido por escritores  bonaerenses, salteños, cordobeses, patagónicos, rosarinos y de la Capital Federal, además de dibujantes e historietistas locales. Pedro integró además el suplemento literario “El Rescate” perteneciente al diario NCO, experiencia posterior realizada en San Justo.

Pedro Chappa era narrador oral: subía al escenario y todo era silencio, un silencio absoluto para  escuchar a un hombre que revivía la tradición popular de los contadores de cuentos. Pedro nos entregó su aliento porque amaba la literatura y la música de la palabra. Y amaba la literatura realmente popular, enhebrada en nuestros territorios: Pedro narró en “La Tapera”, el teatro de nuestro compañero Gino Bencivenga en Laferrere, y  en “El Transformador”, Centro Cultural de Haedo, entre otros espacios que ahora recuerdo. Sus cuentos fueron traducidos al braille, leídos personalmente por quien escribe en la escuela de la cárcel del kilómetro 42, en escuelas de Ciudad Evita, La Tablada, Isidro Casanova, recibidos con gran entusiasmo por los adolescentes.

Su libro “Un violín en Praga y Villegas, impreso en el año 2011, por una editorial independiente de este Distrito Cruz de Mayo  fue presentado en el teatro “La Cochera” de González Catán, y  presentado por segunda vez en la Escuela Media  Nº 15 de Virrey del Pino, por la Secretaría de  Cultura del Suteba La Matanza en el contexto de la Feria del Libro, junto a un videoentrevista editado por el sociólogo Martin Biaggini.

El primer libro de Pedro Chappa llamado “Al costado del camino” fue editado por la editorial Colisión y su última obra, “Una copa desde el fondo”, en el año 2016, libro cargado de prosas poéticas y poemas breves. La revista “Sudestada” publicó su cuento “Inocencias perdidas”, cosa curiosa ya que ese cuento fue el ultimo que recitó Pedro en la Universidad Nacional de La Matanza, días antes de su muerte, en la presentación de la antología “Alto Guiso” donde fue incluido como poeta. Cabe mencionar que sus cuentos comienzan a  leerse  en la Universidad de La Sorbona de París y  en la Universidad de Berkeley en Estados Unidos.

Cuando pienso en la obra de Pedro Chappa pienso en una cosmogonía  que explora la opresión de una Latinoamérica profunda: las dictaduras argentinas, el genocidio de la Patagonia, los asentamientos, el nazismo, la prostitución, la guerra de Malvinas, la belleza de los árboles y los pájaros, el misterio del sueño, la vida de la peonada, el trabajo con el lenguaje, un lenguaje cuidado y exquisito, una vida vivida, un hombre de carne y hueso.

 

(*) Anahí Cao es poeta y docente de La Matanza.

Foto: Martín Biaggini

 

 

Tags:

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.