VIRREY DEL PINO

La Asociación Civil Joven Levántate lanzó un proyecto para la construcción de “recicasas”

junio 28, 2017

El objetivo es dar una solución a los problemas habitacionales a familias en situación de vulnerabilidad. Piden la colaboración de especialistas en materia ambiental y construcción. “Nos faltan recursos, pero eso no nos frena, porque siempre nos faltaron y aquí estamos haciendo lo poquito que podemos”, dijo Silvia Domínguez, una de las fundadoras de la ONG que se encuentra en el barrio Parque Sarmiento, en el kilómetro 46.500 de la Ruta Nacional N° 3.

La Asociación Civil Joven Levántate de Virrey del Pino lanzó un proyecto que consiste en la construcción de “recicasas”, cuyo objetivo es reciclar plástico y confeccionar a partir de ellos ladrillos, tablas o estructuras encastrables que sirvan para la construcción de viviendas y muebles.

Según contó Silvia Domínguez, una de las fundadoras de la OMG, El proyecto surgió “al ver tantas situaciones de vulnerabilidad y ninguna respuesta del Estado, tanto municipal, como provincial y nacional y con casos concretos de familias que la están pasando muy mal hace demasiado tiempo”

Con esta iniciativa, se busca dar una solución duradera a familias “con precariedad habitacional y escasos recursos y para personas que habiendo cumplido una condena y proyectando insertarse socialmente necesitan un lugar digno para vivir”, explicó Domínguez, que además añadió: “Lamentablemente hay más familias en situación de vulnerabilidad de las que nos animamos a ver”.

La mujer, que creó la asociación civil Joven Levántate junto a Andrea Rauch hace seis años, explicó que “cuando decimos vulnerabilidad social, hablamos de familias en situaciones de pobreza, de precariedad habitacional, de adultos que aún no han completados sus trayectos educativos básicos y sin poder participar de espacios de capacitación laboral que les permita conseguir un empleo estable, situación que muchas veces los empuja al abandono, la delincuencia, adicciones, dejando así consecuencias nefastas en toda la familia”.

El trabajo de la entidad comenzó con los más pequeños, con actividades deportivas al aire libre. Silvia Domínguez y Andrea Rauch, comenzaron a interiorizarse sobre las necesidades de la zona y decidieron quedarse. Compraron una un terreno e instalaron allí una casilla, que cumple la función de hogar y sede de la ONG.

Allí se han ofrecido en los últimos años, talleres de formación profesional en diversos rubros, programas para terminar estudios primarios y secundarios y actividades recreativas para los más chicos.

Pero el nuevo proyecto que impulsan es tal vez, el más ambicioso. Sin embargo, Domínguez aseguró: “La falta de recursos no nos frena, porque siempre nos faltaron, aquí estamos haciendo lo poquito que podemos. La falta de recursos, nos impulsa a ser creativos y buscar otras alternativas”.

 

“Solos no podemos”

“Desde Joven Levántate ofrecemos como muchas otras organizaciones, espacios de promoción humana e inclusión. Buscamos por todos los medios que nos son posibles despertar, capacitar, generar vínculos sanos, etcétera, pero aun así, no logramos transformar toda esa realidad en nuestro pequeño entorno y somos conscientes que solos no podremos hacerlo”, dijo Domínguez.

En esa línea, la fundadora de la ONG manifestó: “Nos interesa que se sume gente que pueda aportar ideas, pero no queremos que nadie venga a hacer política. No haremos de esto un negocio para nadie. Es un proyecto basado en la solidaridad y promoción humanitaria. Necesitamos la ayuda de arquitectos, ambientalistas, personas que se preocupen porque todos estemos mejor”.

Hasta el momento, al proyecto se sumó el gremio del plástico y el Obispado de Gregorio de Laferrere. “Nos pusimos en marcha para ver si es posible. El proyecto se enfoca en pensar una manera de hacer casas recicladas para dar respuesta a una situación compleja y armar una estructura que sirva para quien la necesite”, señaló Domínguez.

La mujer además agregó: “Buscamos a personas, empresas, organismos del Estado, educativos y todos, todos los que quieran sumar. Los aportes pueden ser asesoramiento, difusión, herramientas, maquinarias, mano de obra, ideas, gestión, diseño y todo lo que se les ocurra que puede ser útil a dicho fin”.

 

Ha y que empezar “a molestar” con el tema

“Es un proyecto gigante y super interesante y hay que comenzar a ‘molestar’ con el tema”, lanzó Domínguez quien también manifestó: “Sería genial que los municipios reciclen el plástico y de esa forma, poder dar una respuesta a los problemas de contaminación del medio ambiente y a las familias más vulneradas”.

El ladrillo confeccionado con residuos plásticos, fue creado en Argentina por investigadores del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) y se realiza con envases descartables de bebidas, en combinación con cemento pórtland como ligante, más un aditivo químico que mejora la adherencia de las partículas plásticas al cemento. Este tipo de ladrillos permite reutilizar grandes cantidades de plástico, ya que cada ladrillo se hace con 20 botellas descartables.

“Entonces nos proponemos este proyecto, y sabiendo que es loco, muy grande y seguramente costosísimo en tiempo, esfuerzos y dinero pero eso no será un problema”, aseguró Domínguez.

Quienes quieran sumarse al Proyecto Recicasas, pueden escribir al correo electrónico de la entidad,  joven.levantate@yahoo.com.ar , al de Silvia Domínguez, sildomi3 4@yahoo.com.ar o comunicarse telefónicamente al 1522708158.

Tags: ,

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.