LA ELECCIÓN EN LA MATANZA

Hay sólo tres sectores que llegan con posibilidades reales al 22 de octubre

octubre 13, 2017

La puja estará entre el oficialismo y Cambiemos, aunque el Gobierno local arrancará con una ventaja imponente. Terciando aparecen los de Sergio Massa,  con temor a no ganar ni siquiera una banca. El sector de Randazzo y la izquierda también estarán en el cuarto oscuro pero casi sin chances de conseguir un resultado positivo. 

Pese a todos los esfuerzos de los  gobiernos Nacional y Provincial por patear el tablero en La Matanza, el Distrito no se muestra como un territorio que pueda presentar sorpresas en las elecciones del 22 de octubre próximo.  Los más 160 mil votos que obtuvo de diferencia el oficialismo local, lo coloca en un lugar de privilegio del que difícilmente lo saquen en el corto plazo.

En el marco territorial se disputan 12 de las 24 bancas del Concejo Deliberante. Aunque la pelea es más profunda si se tienen en cuenta dos aristas: el Gobierno nacional busca quebrar al peronismo que viene triunfando desde la vuelta a la democracia, mientras que Fernando Espinoza y Verónica Magario se posicionan como el dúo rebelde de la provincia de Buenos Aires con ánimos de tener todavía mayor protagonismo en 2019.

La arremetida del macrismo es judicial y mediática. Hubo una denuncia televisiva sobre supuestos casos de corrupción en La Matanza y eso valió la renuncia del secretario de Protección Ciudadana Carlos Orsingher. A eso se le sumó un allanamiento en el Palacio Municipal de la calle Almafuerte y algunas escuchas telefónicas que fueron difundidas por medios afines a Cambiemos. El golpe retumbó en los oídos de Verónica Magario que, erróneamente, salió a intentar contrarrestar lo expuesto.

Días después casualidades descartadas, un artículo en Infobae dio cuenta que el Gobierno piensa que puede ganar las elecciones en el Distrito. “Algo huele distinto en La Matanza”, inició la periodista Silvia Mercado para luego dar detalles del supuesto espíritu de posible triunfo por parte de Cambiemos.

Lo cierto es que por más encuestas direccionadas que se publiquen, en este territorio el kirchnerismo sigue teniendo una fuerza difícil de derrotar. Cambiemos sólo podría ganar en caso de lograr dividir La Matanza pero en ese caso ya no ganaría La Matanza sino apenas una parte de ella.

No es menos cierto, no obstante, que el Gobierno local viene perdiendo algo de terreno que es ocupado por personajes como Miguel Saredi, el empresario del campo que desde un teléfono celular en Puerto Madero supo instalarse como figura alternativa. Por lo pronto lo del candidato de Cambiemos no es más que imágenes distribuidas en carteles publicitarios y mano de obra barata desde las redes sociales. Claro que con eso, hasta ahora, le alcanzó para su objetivo individual.

La mejor respuesta al topetazo de Cambiemos se vio con una caravana encabezada por CFK en la zona sur del Distrito. Miles de vecinos se agolparon para ver pasar el Cristina móvil. “Yo sé lo que están sufriendo, quiero defenderlos, representarlos”, dijo la candidata de Unidad Ciudadana advirtiendo: “La Matanza tiene que volver a recuperar su brillo, a ser lo que fue. Desde el gobierno apuestan a la división del pueblo y quieren también dividir La Matanza, no lo vamos a permitir”.

En este contexto y suponiendo resultados similares a los de agosto, lo previsible anuncia unas 8 bancas para Verónica Magario, 3 para Cambiemos y apenas 1 para los de Sergio Massa. Se piensa que las únicas dos variantes posible harían caer en mayor desgracia al hombre de Tigre, ya que el oficialismo local o Cambiemos podrían sumar otro escaño. De esa manera el primer candidato de 1País Fernando Asencio no podría renovar su banca.

Desde esa perspectiva surgen diversas variantes a la hora de evaluar el futuro inmediato del massismo. El senador Julio Rubén Ledesma tampoco lograría una banca en la provincia y si encima no ganan concejalías la fuga de dirigentes sería notoria. El concejal Daniel Novoa, por ejemplo, ya anda pensando en pedir la presidencia de bloque después de octubre. Si no la obtiene, lo cual sería probable, armará bloque propio aunque sin irse del Frente Renovador.

Por el lado del Frente Justicialista de Florencio Randazzo las expectativas son nulas. Su lista regional, encabezada por Heraldo Cayuqueo sacó apenas el 5,88 por ciento de los votos, sólo 1,87 más que el Frente de Izquierda. Sólo un cambio drástico en las urnas puede ponerlos en competencia.

Si nada extraordinario ocurre, la mirada en perspectiva indica que el peronismo de La Matanza deberá aglutinarse si no quiere seguir rifando espacios en manos de extranjeros de bolsillos codiciosos. Cerrar filas, como gustan decir. Aunque ese escenario deberá primer ver pasar octubre.

Cómo fueron las PASO

Partido                                                                                Votos                    Porcentaje

UNIDAD CIUDADANA                                                    358124                  47,46%

CAMBIEMOS                                                                    194734                 25,8%

1 PAIS                                                                                  99600                   13,2%

FRENTE JUSTICIALISTA                                                 44402                  5,88%

FTE DE IZQUIERDA Y DE LOS TRABAJADORES     30271                   4,01%

 

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.