VIVE EN VIRREY DEL PINO

Tiene 9 años y debe someterse a un tratamiento con células madres en Estados Unidos 

octubre 13, 2017

Su nombre es Franco Medina. A los 5 años fue diagnosticado con distrofia muscular de Duchenne, enfermedad que debilita sus músculos y lo tiene en silla de ruedas. Si bien esta condición no tiene cura, un tratamiento con células madres mejoraría su calidad de vida y le permitiría volver a caminar. Para poder viajar, la familia del pequeño debe reunir 260 mil pesos.

“A los 5 años los médicos lo diagnosticaron con distrofia muscular y nos dijeron que esta enfermedad no tiene cura,  que se iba a ir debilitando poco a poco y que la esperanza de vida era de 20 años”, contó Nélida Albornoz, mamá de Franco Medina de 9 años, pequeño que para mejorar su calidad de vida necesita someterse a un tratamiento con células madres en Estados Unidos.

La enfermedad es causada por un gen defectuoso para la distrofina, una proteína en los músculos y avanza rápidamente. No existe una cura conocida para la distrofia muscular de Duchenne y el objetivo del tratamiento es controlar los síntomas.

En la actualidad el tratamiento de Franco consiste en tomar corticoides y realizar sesiones de kinesiología. Además se realiza chequeos generales cada 6 meses. Franco asiste a la escuela en su silla de ruedas. “Tiene muy buenos compañeros que lo ayudan y juegan con él”, contó Nélida.

Pero una vez que regresa de la escuela, el nene muy limitado  en sus actividades.  “Se tiene que cuidar mucho, así que pasa la mayoría del tiempo adentro, agregó su mamá. Además la debilidad de sus músculos no le permite realizar demasiados esfuerzos.

Pero hace alrededor de dos meses, la familia de Franco se enteró, a través de las redes sociales, que una mamá que tiene un hijo con la misma enfermedad que Franco, tenía  la posibilidad de viajar a Estados Unidos para realizar un tratamiento con células madres.

“Me contacte con ella para que me cuente sobre el tratamiento y ella me ofreció llevar los estudios de Franco para que los profesionales evalúen si él estaba en condiciones de recibir ese tratamiento”, explicó la mujer.

Luego de algunas semanas, llegaron las mejores noticias: los médicos especialistas en la enfermedad determinaron que Franco es apto para someterse al tratamiento, cuyo costo es de 9500 dólares, 180 pesos en moneda argentina.   Además, la familia debe costear la estadí y regresar 6 meses después para un control y un refuerzo en el procedimiento.

“En total necesitamos 260 mil pesos”, dijo Albornoz, que pide la colaboración de toda la comunidad para lograr el objetivo.  El primer viaje debe realizarse el 26 de noviembre. Desde que surgió la posibilidad de viajar y realizar este tratamiento, la familia de Franco realiza eventos solidarios, bingos, rifas y jornadas de zumba a beneficio.

“Cualquier ayuda para nosotros sirve, aunque parezca poco, para nosotros  $10  es un montón. Pedimos que nos ayuden para que Franco tenga una mejor calidad de vida”, pidió Nélida, que además contó que “cuando se enteró que podía recibir el tratamiento se puso a gritar, a llorar, estaba muy feliz. Esto una oportunidad única y no queremos perderla”.

El tratamiento  se basa en la introducción de células capaces de restaurar la estructura y funcionalidad muscular. “Ahora tenemos más esperanza, esto le va a cambiar la vida, sé que va a volver a caminar”, dijo esperanzada la mamá de Franco.

Con el objetivo de recaudar el dinero necesario, la familia realiza una rifa, cuyo valor es de 50 pesos por número y cuyo premio es un tatuaje. El sorteo se realizará el viernes 3 de noviembre con la lotería Nacional Nocturna.

Aquellos que quieran comprar un número o brindar algún tipo de ayuda, deben comunicarse con Nélida Albornoz al 15-6745-2262. Otra manera de colaborar, es realiza una donación en la cuenta del  banco Provincia con el CBU 0140164203510550810417 a nombre de Nélida Albornoz DNI 24330945.

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.