BARRIO ORO VERDE

Grupo de vecinos creó una ONG y sueña con tener un espacio propio

febrero 21, 2018


Realizan actividades deportivas, recreativas y culturales. Pero si llueve, lo programado debe suspenderse. “Nuestro proyecto es tener un techo”, contó Cecilia Mansilla, miembro de la entidad. Articulan el trabajo con otras organizaciones y el Municipio de La Matanza. Lograron que se coloquen bebederos, juegos y que se realicen veredas.

Somos un grupo que hace tres años recuperó un espacio que estaba abandonado, que se había convertido en un basural y fue a partir de la unión entre los vecinos que logramos que se ejecuten las obras; se hicieron las veredas, se pusieron juegos, bancos, mesas y se plantaron árboles”, contó Delicia Mansilla, miembro de la ONG Plaza 20 de Junio, del barrio Oro Verde de la localidad de Virrey del Pino, sobre los inicios de la entidad. Pero las mejoras en el barrio no sólo se dieron con la recuperación de la plaza ubicada en las calles Bella Vista, Albateiro, Pollini y Cañuelas, sino que también, como junta vecinal, comenzaron a realizar actividades culturales, recreativas y deportivas, articulando el trabajo con la Municipalidad de La Matanza y algunas organizaciones sociales. En enero, la junta vecinal se transformó en una entidad de bien público y en la actualidad está compuesta por 50 socios. “Cada vez que realizamos las distintas actividades, hay mucha gente que se suma, también los comerciantes. Tratamos de articular el trabajo con la comunidad”, explicó Mansilla.

Además, desde la entidad llevan adelante diversos reclamos para mejorar el barrio. Algunos se van concretando y otros están pendientes. Por ejemplo, la empresa AYSA colocó dos bebederos en la plaza a pedido de la ONG, mientras siguen esperando obras de desagües pluviales y el asfalto en tres de las cuatro arterias que rodean el espacio público. Además de las obras que faltan en la zona, la entidad espera concretar el sueño de tener un espacio propio. Todas las actividades que se llevan a cabo, se hacen al aire libre, y en caso de lluvia o, en el invierno, por las bajas temperaturas, lo programado debe suspenderse. “En un sector de la plaza se hizo una escuela y quedó un espacio libre, nuestra idea es ocupar ese espacio. Las gestiones todavía no las iniciamos, porque fuimos reconocidos como entidad de bien público hace muy poco. Necesitamos la autorización del Municipio y los recursos”. Mansilla destacó que “la Municipalidad nos ayuda mucho” y que articulan muchas actividades en beneficio del barrio. Además, desde que se constituyeron como junta vecinal, participan del Consejo Consultivo. “Este año vamos por los juegos integradores, ya que frente a la plaza hay una escuela especial y a la plaza vienen muchos chicos con capacidades diferentes”, señaló Cecilia Mansilla.

La plaza, lugar de encuentro


“Tratamos siempre de hacer actividades y lo bueno es que se están sumando muchos jóvenes, que es lo que queríamos. Si bien las actividades comenzaron hace tres años, los chicos se están sumando mucho ahora, porque se hizo un playón con una cancha de básquet. Entonces los chicos vienen, se juntan, se conocen, hacen actividades deportivas, hacen guitarreada, todo espontáneamente”. De hecho, un grupo de chicos participó el año pasado del Programa Jóvenes y Memoria que se realizó en Chapalmalal, partido de General Pueyrredón, en noviembre de 2017 y que tuvo como eje que los equipos participantes construyan un relato propio sobre su comunidad, bajo el lema “Hagamos la historia, activemos el presente”.
Además, la propia entidad fue reconocida con el Premio Nacional Madre Teresa, otorgado anualmente por la Biblioteca Popular Madre Teresa de Virrey del Pino.

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.