DESPRENDIMIENTO DE CAMBIEMOS

En un paupérrimo acto, Miguel Saredi lanzó Nueva Dirigencia en La Matanza

abril 13, 2018

Con personajes harto conocidos en el Distrito y apellidos que poco pueden aportar a su construcción política, el dirigente presentó su nuevo Partido, un paraguas ante el intento de gran parte del Gobierno de sacarlo de juego en 2019.

No hay nada nuevo bajo la figura de Miguel Saredi. Acostumbrado a abrigarse en el Gobierno de turno, el dirigente de Trenque Lauquen sigue en Cambiemos pero ahora dentro de otra estructura y con todas las intenciones de tener lugar propio desde donde saltar en caso de que el PRO gane la pulseada y lo deje sin participación en las próximas elecciones.

Con Eduardo Duhalde, con Mauricio Macri, con Néstor Kirchner, con Sergio Massa, con Cristina Fernández y con Mauricio Macri otra vez, con bigote y sin bigote, Miguel Saredi estuvo siempre parado donde su brújula económica se lo indicó. Estos son tiempos en los que otra vez está en duda su continuidad, su vigencia, y por eso tomó medidas que intentan revertir la situación. Hace unos días, en San Justo, el concejal (fue electo en 2017 y todavía no se conoce ningún proyecto de trascendencia de su autoría) lanzó “Nueva Dirigencia” un Partido que intentará tener proyección provincial.
“El Distrito necesita no sólo algo local, al tener más de dos millones de habitantes y ser el más importante de la provincia, requiere una defensa provincial”, dijo Saredi al afirmar que la base de ese sector estará en La Matanza. Traducción: Si el armado es estrictamente zonal, su intención de ser candidato a intendente en 2019 se verá debilitada al no tener apoyo de dirigentes de diversas zonas de la provincia que empujen su figura logrando al menos una interna contra el candidato que elija Cambiemos, que hasta ahora es el ministro de Educación Alejandro Finocchiaro. El edil dijo notar que “muchas veces se intenta cerrar este frente, sobre todo a los sectores más allegados al peronismo o a las fuerzas populares”, en clara referencia a la idea del Gobierno de llevar dirigentes propios como candidatos, y Saredi no es un dirigente “propio”.

“Nueva Dirigencia nace como una construcción para darle participación a vecinos, dirigentes y militantes que hicieron posible el cambio en 2015”, apuntó el dirigente en un análisis de cassette que lejos está de su real estructura política. El también director de AcuMaR maneja su círculo con recelo y desde que desembarcó en el Distrito pone todas sus fichas en publicidad callejera. No hay un trabajo de barrios y mucho menos una apertura hacia sectores vecinales. En esto último se basa lo de “paupérrimo acto”. Más allá de que el salón elegido para el evento fue preparado con sillas -esto se hace cuando se quiere achicar el lugar por falta de público-el detalle al que mayor críticas puede hacérsele estuvo en el escenario. Se puede ver en la imagen al exconcejal Abraham “Toto” Delgado levantando su pulgar izquierdo. Se trata de uno de los dirigentes con peor imagen de La Matanza, que entra en composé con Saredi por su constante paso de un Partido a otro. Una de las mayores hazañas que se le conoce a Delgado se dio cuando apoyaba la candidatura presidencial de Ricardo López Murphy, en 2005.

Con un poco de movimiento colmó la sede social del Club Almirante Brown en San Justo y deslumbró a un López Murphy que no sólo no conocía La Matanza sino que ignoraba lo sencillo que es en esta zona realizar un acto en un lugar como ese. Así Delgado se convirtió en su único referente local y lo llevó de la mano hasta el día anterior a la elección. Cuando tuvo asegurada la fiscalización de todo el Distrito, llamó a su gente y le pidió que aquel domingo votara por el peronismo, y así traicionó al bulldog. Después de Saredi -que en la imagen se ve con rostro alicaído- se observa a la concejal Luisa Monges, familiar de “Toto” Delgado.

Hablamos en este caso de una mujer que llegó a ser edil casi por casualidad, como un relleno en la lista, y que nunca se conoció su nombre en el paño político de La Matanza hasta ser elegida candidata. La sigue a su derecha Natalia Ybalo, también concejal, y también integrante de la familia de Delgado; es la esposa de uno de sus hijos. Le sigue el empresario y concejal Miguel Calvete, que en 2017 comenzó a ser investigado por la Justicia por su presunta relación con una red de prostíbulos que operaría en Puerto Madero, el mismo lugar en el que desde siempre residió Saredi. Con sweater negro y jeans se la ve a María Isabel Barreto, la ex empleada doméstica de Saredi.

“Si sabía que iba a entrar lo ponía a Rodrigo (Lasalle)”, dijo el trenquelauquense en 2013. La inclusión de Barreto en la lista de candidatos se debió sólo a una necesidad de poner a alguien y otra demostración de que ese espacio no tiene estructura política. María Isabel Barreto pasó sus cuatro años como edil sin hablar dentro ni fuera de Concejo Deliberante. En la foto sigue el consejero escolar Javier Solís, hombre al que en las redes sociales lo sindican como el encargado de manejar parte de la feria Casmma en Rafael Castillo.

Esto es cobrar por el alquiler de puestos que se encuentran fuera de la estructura de habilitación municipal. “Hizo su dinero y carrera política con la plata que le saca a la gente por trabajar en las ferias ilegales de La Matanza”, lo acusan. Al final del escenario se los puede observar dialogando a Pablo Delgado -hijo de Abraham- y Gustavo Perrota, empleado del exconcejal. Pasando en limpio estuvieron entonces en el frente principal: Abraham “Toto” Delgado y tres de sus familiares, el empresario Calvete, la exempleada de Miguel Saredi, y un consejero escolar.

“Somos tan de Cambiemos como cualquiera de los otros integrantes”, dijo el ahora concejal de Nueva Dirigencia y se encargó de diferenciarse de su par Miguel Racanelli, quien apuesta a la candidatura de Finocchiaro para el año próximo: “Si esto no les gusta a algunos porque quieren profundizar la grieta, no va a ser lo que nosotros queramos”, aclaró. Las posibilidades de Saredi de ser el candidato de Cambiemos en 2019 están diezmadas y se encamina a repetir lo de 2011 cuando intentó jugar una interna dentro del Frente Para la Victoria y fue expulsado por el kirchnerismo a último momento. Claro que el hombre es su propio lobbista y, hasta ahora, ese es el único trabajo que realiza a la perfección.

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.