CAMPAÑA SOLIDARIA

Kevin tiene 11 años y necesita someterse a un tratamiento de células madres en el exterior

julio 20, 2018


El nene vive con su familia en Gregorio de Laferrere. Realizan rifas, bingos y otros eventos para recaudar fondos. Deben juntar alrededor de 300 mil pesos para viajar a Estados Unidos.

Kevin Duran tiene 11 años y vive con su familia en la localidad de Gregorio de Laferrere. A los 6 años, fue diagnosticado en el Hospital Garrahan mediante un estudio molecular con Distrofia Muscular de Duchenne, una enfermedad que afecta el funcionamiento de los músculos y avanza rápidamente. Paulatinamente, el nene fue perdiendo fuerza en sus piernas, por lo que hace dos años y medio no puede caminar y se moviliza en una silla de ruedas. Para mejorar su condición y calidad de vida, Kevin debe ser sometido a un tratamiento con células madres en Estados Unidos, ya que ese tipo de práctica no se lleva a cabo en Argentina. Si bien esta condición no tiene cura, un tratamiento con células madres mejoraría su calidad de vida y le permitiría volver a caminar. Para realizar el viaje, la familia necesita recaudar alrededor de 300 mil pesos, cifra que incluye el pago del tratamiento, los pasajes y la estadía. La campaña “Kevin tiene aguante” se inició en febrero de este año con el fin de recaudar el dinero necesario para realizar el trasplante de células madres en el Instituto Mother Stem, que se encuentra en Miami, Florida, y es una clínica especialista en trasplantes de células a la que viajan familias de todo el mundo.

El costo del tratamiento es de 10 mil dólares. “La enfermedad no tiene cura. El tratamiento se basa en brindar al paciente corticoide, calcio, vitaminas y realizar kinesiología”, explicó Aldana Romero, mamá de Kevin, que además contó que la enfermedad “a la larga termina afectando a otros órganos. Hasta que afecta al corazón, que es un músculo”. Por su condición, Kevin tiene certificado de discapacidad y recibe una pensión. Su obra social es PROFE y su mamá denunció que la prestadora suspendió el servicio de atención integral que el nene recibía en un centro de salud ubicado en la localidad de San Justo.

“Allí recibía atención pedagógica y psicológica, entre otras. A él le costó mucho asumir su enfermedad, porque era un nene como cualquier otro, y de repente se encontró con esto”, explicó Aldana. Tras varios años de ver que el estado de salud del nene no mejoraba, la familia comenzó a evaluar la posibilidad de viajar al exterior en busca de un tratamiento que revierta los efectos de la enfermedad. “Empezamos a averiguar y a contactamos con familias que ya viajaron. Nos contactamos con la clínica y sabemos que no vamos a ciegas, sabemos de chicos que tuvieron mejoras. La idea es que Kevin vuelva a pararse. Pero dependerá de cómo reaccione su cuerpo al tratamiento”, dijo la madre del pequeño.

Sube el dólar, se aleja el objetivo

Cada vez que el dólar aumenta, el objetivo se aleja un poco. La familia tenía fecha para viajar el 24 de julio, pero con los aumentos descontrolados de la divisa estadounidense, se complica mucho más llegar a la cifra que necesitan. “Estamos bastante lejos. Cuando empezamos la campaña, el dólar estaba a 18 pesos, hoy está 28. Es mucha plata para nosotros, está costando bastante. Pero todo suma, la gente es muy solidaria”, señaló de manera optimista la mujer. La fecha del viaje se corrió para mediados de agosto o septiembre. “La idea es realizar eventos, rifas, bingos para seguir juntando el dinero”, contó la mujer. La familia debe depositar la mitad del valor de tratamiento antes de viajar y completar el total una vez que llegue a la clínica. Además debe costear los pasajes y la estadía de cinco días. Aldana se mostró agradecida por la respuesta de la comunidad. “Muchas personas nos ayudan, ya sea económicamente o difundiendo lo que hacemos. Hay gente que no lo conoce, pero sabe del caso y colabora como puede”.

El caso de Kevin no es el único en La Matanza. Franco Medina, un nene de 9 años que vive en Virrey del Pino, viajó a la clínica Mother Stem en noviembre de 2017, gracias a la ayuda de la comunidad que colaboró para que la familia logre juntar el dinero para costear el viaje y el tratamiento. Franco recibió un segundo trasplante de médula ósea en febrero de 2018 y para esa oportunidad no fue necesario organizar nuevos eventos solidarios, ya que con lo recaudado por la comunidad, fue suficiente para efectuar las dos etapas del tratamiento. En el caso de Kevin, una vez realizado el primer trasplante, los profesionales determinarán si será necesaria una segunda etapa del tratamiento. “De ser necesario un segundo viaje, sólo deberíamos costear los pasajes y estadías, porque un segundo trasplante ya está contemplado”, explicó. Las posibilidades de progreso y de volver a caminar, dependerán de cómo responda el organismo del pequeño al trasplante. “De la enfermedad sólo sabíamos que no tenía cura. Ahora sabemos que todo lleva un tiempo y que después del tratamiento Kevin tiene que seguir haciendo kinesiología”, explicó la mujer. De realizar el tratamiento en Estados Unidos, Kevin podría continuar su rehabilitación en la provincia de Salta, donde se encuentra un reconocido especialista cubano en masoterapia, para lo cual la familia también necesitaría la ayuda de la comunidad. Además abrieron una cuenta bancaria para recibir donaciones.

Cómo colaborar
Quienes puedan colaborar deben hacerlo a través de la cuenta 7010779791, del Banco Nación Argentina, sucursal 1965, CBU: 0110701430070107797915, cuya titular es Aldana Romero, CUIL: 27317988023.

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.