EL CAMINO DE LA ECONOMÍA SOCIAL

Feria popular para combatir la crisis en Villa Madero

octubre 23, 2018

Es una iniciativa de la Cooperativa Aceitera La Matanza de Villa Madero y el centro cultural “O inventamos o Erramos”. Participan alrededor de 25 familias que intentan paliar la crisis económica. “A veces no importa tanto si se vende o no, importa no estar sólo”, destacaron desde el espacio.

En septiembre de 2016, los ex trabajadores de Agroindustrias Madero se ponían al frente de la Cooperativa Aceitera La Matanza. Lo que comenzaba a gestarse en el barrio, iba más allá de la recuperación de las fuentes de trabajo que se habían perdido cuando la firma presentó la quiebra en enero de ese mismo año. Hoy, junto al colectivo político cultural “O inventamos o Erramos”, llevan adelante una feria popular que tiene como objetivo ayudar a paliar la dura situación económica que atraviesa el país. La misma se lleva a cabo domingo de por medio en un espacio cedido por la cooperativa. La idea nació de las inquietudes de las familias de los chicos que semana a semana se acercan a las clases de apoyo escolar que se ofrecen en el centro cultural. “No tengo laburo” o “laburo pero no me alcanza”, eran algunas de las frases que comenzaban a sonar cada vez más seguido. Desde la cooperativa habían implementado el sistema de “feria popular”, en la cual se ofrecía aceite y garrafas sociales. Pero la oferta se amplió. Y cada familia fue sumando lo que tenía para vender.

“La feria es el logro más visible que tenemos, es donde más se materializa todo el trabajo que vienen realizando”, contó Mariano, miembro del Colectivo Cultural “O Inventamos o Erramos”. La misma se realiza domingo por medio en Avenida San Martín 5840, en un espacio cedido por la cooperativa Aceitera La Matanza. En un contexto en el que la iniciativa popular es la forma más inmediata de paliar la crisis, los integrantes de la cooperativa y del centro cultural pusieron manos a la obra para dar una respuesta. “Lo mejor es la organización, y siempre apuntamos a esto. Esta feria se hace con un espíritu solidario y se va a sostener en el tiempo porque se realiza en conjunto con los feriantes”, señaló el referente del espacio cultural. Pero la realización de la feria, es parte de un proyecto “más ambicioso”.

En conjunto con muralistas del barrio, la Agrupación Arturo Jauretche, Identidad Colectiva y el Galpón Cultural, tienen como objetivo crear la Cooperativa Productora Cultural Matancera. De esta manera, aspiran a darle un nombre al conjunto de organizaciones y bajo el mismo armar en sobre la Avenida San Martin, un corredor Historiográfico, con murales que reflejen la historia de La Matanza desde los Querandíes, hasta las luchas populares que se gestaron en el Distrito. La idea es que cada jornada muralista dedicada a la creación del corredor este acompañada por diversas actividades culturales populares, y en ese contexto se planteaba la realización de una feria. Pero la necesidad de las familias, antes de largar el proyecto en general, se comenzó con la feria popular. “Queremos hacer las cosas ya, y a veces no salen como queremos, pero a base de mucho esfuerzo, esto sí está funcionando. No contamos con recursos y no dependemos de nadie, se nos hace difícil pero el camino es este”, reflexionaron desde el colectivo cultural.

De la iniciativa participan unos 25 feriantes. Los miembros de la cooperativa, además de aceite, comercian quesos, dulce de leche y garrafas. Los vecinos del barrio, suman desde artesanías a ropa usada. “Lo importante es que tomemos conciencia sobre la economía social”, destacó Mariano. “Gracias, gracias, gracias. Vendí 100 pesos o no vendí nada esta vez, pero me encantó formar parte de algo”, son algunos de los mensajes que se intercambian los días lunes. “Más allá de la plata, lo importante es no sentirte sólo en esta mierda. A veces, es más importante que la guita”, señalaron desde el Galpón Cultural O inventamos o Erramos.

El Galpón, para los pibes

La ex Agroindustrias Madero presentó la quiebra en enero de 2016. En mayo de ese mismo año, los empleados iniciaron un plan de lucha que incluyó la toma de la planta. En ese momento, desde el Galpón se acercaron a la fábrica, se sumaron a la causa de los trabajadores y colaboraron para visibilizar la problemática con marchas y festivales. Una vez que la cooperativa quedó conformada, se unieron al Movimiento Nacional de Empresas Recuperadas, recibiendo así apoyo legal y logístico para el correcto funcionamiento de la aceitera. “Nosotros quedamos colaborando con la parte social y cultural. En estos años hicimos algunas actividades, muchos menos de las que quisiéramos. Pero una vez que lograron obtener el permiso para operar en el lugar, nos cedieron un espacio”, contó Mariano sobre los inicio del trabajo en conjunto. Pero las actividades también tienen lugar en la calle Junín 319, sede del Galpón Cultural. Allí, una de las actividades que más enorgullecen, son las clases de apoyo escolar. Se armó un grupo de 40 chicos que asisten al poyo escolar. Hay más de 10 compañeros que vienen a dar clases y logramos trabajar mucho con los padres”, contó Mariano.

En la misma línea, el miembro de O inventamos O Erramos, añadió: “en una época del año en el que se rendían materias, los chicos más grandes no solo venían los días específicos que se daban clases de secundaria, sino que se acercaban los 4 días para ayudar a los mas chicos”. Ese es el mayor logro que destacan desde el espacio; la creación de un grupo muy unidos. “Nos sorprende que los días viernes, que no hay actividad, los chicos están en la puerta del Galpón y quieren entrar. Y bueno, entran, toman mate, están ahí. Nos enorgullece que los pibes sientan que el Galpón es de ellos”. Otra de las actividades que une a las familias, es la participación en el Programa Jóvenes y Memoria, coordinado por la Comisión por la Memoria desde el año 2002. El mismo está dirigido a escuelas y organizaciones sociales, políticas y culturales de la provincia de Buenos Aires y propone a los equipos de trabajo que elaboren un proyecto de investigación acerca de las memorias del pasado reciente o la vulneración de los derechos humanos en democracia. “La realidad es que desde que asumió (Mauricio) Macri se le está dando muy poca bola a este programa, pero acá en La Matanza hay bastantes grupos que lo están llevando a cabo. En nuestro caso, estamos formando el grupo para presentar la historia de la Cooperativa Aceitera”, contó Mariano. Para ello, los chicos que participan del programa recorren las instalaciones de la cooperativa, realizan entrevistas y va haciendo propia la lucha.

Deja una respuesta

You must be logged in to post a comment.