SALDO NEGATIVO EN EDUCACIÓN

“Las condiciones para lograr el aprendizaje no están garantizadas por el Estado Provincial”

diciembre 13, 2018


Así lo aseguró Norberto Mendiolar, docente de la Escuela Técnica Nº1 de Virrey del Pino y delegado de SUTEBA. Falta de inversión en salarios, infraestructura escolar, y alimentación de los alumnos dentro de las escuelas, hicieron de este “uno de los peores años de los últimos tiempos”. Ninguno de los focos de conflicto fue resuelto, por lo que advierten que el inicio de clases en 2019 “será conflictivo”.

“Fue un año con saldo negativo, muy complicado. Uno de los peores de los últimos tiempos”, resume Norberto Mendiolar, docente de la Escuela Técnica Nº1 de Virrey del Pino y delegado de SUTEBA. Pareciera que los adjetivos negativos, no alcanzan para describir el sentimiento de frustración constante, ya que ninguna de las luchas que llevaron adelante durante todo el 2018, tuvieron una respuesta. No han estado, ni siquiera cerca, de una solución. “La cuestión educativa tiene varios componentes; una de ellas es el salario docente, con el cual los trabajadores podemos concurrir a diario a las escuelas, sostener a nuestras familias. Lo que podemos decir, es que en lo salarial no se pudo llegar a un acuerdo, estando ya en diciembre”, lamentó el docente con respeto a las fallidas negociaciones con el Gobierno de la provincia de Buenos Aires. En la misma línea, Patricia Riquelme, docente de la Escuela Secundaria Básica 15 de Virrey del Pino, añadió: “hubo un montón de reuniones en las que no se llegó a un acuerdo, y a medida que pasaba el año las ofertas quedaban muy alejadas de la economía real, del dinero que cualquier familia necesita. Llegamos a diciembre con un aumento de 30 por ciento por decreto”.

Con un índice de inflación que alcanza los 40 puntos, Mendiolar destacó: “nuestro salario se redujo, estamos ante una histórica pérdida del poder adquisitivo de los docentes y el ofrecimiento de la gobernadora (María Eugenia Vidal) apenas llegó a la mitad de lo que perdimos”.En este contexto, Riquelme contó que “muchos compañeros llegaron a solicitar préstamos con altos intereses”, mientras que el delegado gremial de SUTEBA añadió: “esto nos pone en una situación de pobreza a un montón de docentes”.El docente se refiere a la infraestructura escolar como otra de las “patas” del sistema educativo, y la cual ha presentado serias falencias.

“A partir de lo que ocurrió en Moreno, se puso en revisión cómo estaban las escuelas”, dijo Mendiolar, en referencia a lo ocurrido el 2 de agosto en la Escuela Nº 49 Nicolás Avellaneda, del barrio San Carlos. Allí explotó una estufa, provocándoles la muerte a la vicedirectora y al portero del establecimiento. Las víctimas, identificadas como Sandra Calamano y Rubén Rodríguez, se disponían a preparar mate cocido y té para los alumnos. Faltaban 20 minutos para que los chicos ingresen al establecimiento.

Según los primeros datos de la investigación, fue una pérdida de gas en una garrafa que alimentaba una estufa, lo que provocó el estallido. “En La Matanza afloró del todo lo que venimos denunciando hace años, que hay una desinversión en el sistema educativo en cuanto a infraestructura escolar. La Matanza llegó a tener 150 establecimientos con las clases suspendidas por pérdidas de gas y fallas en las conexiones de electricidad. Es un número gigante”, remarcó el docente. Ante la falta de respuestas oficiales, muchas escuelas reanudaron las clases aún sin haber recibido una respuesta por parte de las autoridades correspondientes. “Uno de los ejemplos es el de la Escuela Técnica N°1 de La Matanza: la solución a las fugas de gas, fue cortar el suministro en pleno invierno. En diciembre se sigue esperando una solución. “Podemos decir que no hay inversión en salarios ni en infraestructura para garantizar condiciones mínimas de seguridad de la comunidad educativa”, lamentó Norberto Mendiolar.

Además, Patricia Riquelme añadió: “no se ha dado una solución, ni una respuesta a la partida de emergencia que solicitamos (al gobierno de la provincia de Buenos Aires) para poner a las escuelas del Distrito en condiciones”. Luego de la tragedia ocurrida en Moreno, SUTEBA emitió un informe en el que puso en evidencia “los gravísimos problemas que hay en los servicios de gas, agua y electricidad, además de la estructura edilicia de las escuelas”.En el documento, el sindicato docente advierte que “estos problemas ponen en serio riesgo la salud de los alumnos y trabajadores de la educación, por eso es necesario que el Gobierno Provincial escuche nuestros reclamos de una vez por todas y trabaje para garantizar condiciones dignas de enseñanza y aprendizaje”.

“Este fue un año complejo, no sólo porque como docentes tuvimos la pelea por las paritarias, que hasta la fecha no se ha dado, sino porque llevamos adelante otras peleas. Tuvimos ataques en varios frentes y la lucha estaba fragmentada”, dijo Riquelme con respecto a los distintos focos de conflicto pendientes de solución en el ámbito educativo. “Luchamos todo el año durante todo el año contra la implementación del llamado Plan Maestro, que implementa una serie de modificaciones estructurales en todos los niveles y busca es reducir el gasto en la educación pública”, ejemplificó la docente. Docente y delegado de la Escuela Técnica N° 1 de Virrey del Pino, Mendiolar explicó: “esta reforma implica un desmembramiento desde lo curricular, ya que recorta 1500 horas de clases y le quita valor al título de técnico. Esta modalidad representa, además, el recorte en el presupuesto para la compra de insumos, herramientas y maquinas para que los alumnos realicen las prácticas”.

Otro de los puntos de conflicto es la falta de inversión en el menú escolar. “Podemos decir que las condiciones materiales para lograr el proceso de enseñanza-aprendizaje, no está garantizado por el estado provincial, en ninguna de sus patas fundamentales”.El docente se refiere a 3 ejes que la educación pública debiera cumplir: docentes bien pagos, edificios en condiciones para albergar a menores y la adecuada alimentación de los chicos dentro de las escuelas. “Hay otras cuestiones, como la falta de implementación del ESI (Programa de Educación Sexual Integral), que dificultan que un sistema educativo público de calidad, se sostenga. Parece haber runa política en contra de que esto suceda”, sentenció Mendiolar. Frente a este panorama, las perspectivas para el próximo año, no son las mejores. “El inicio del ciclo 2019 va a ser conflictivo, por todos los puntos que están irresueltos”, advirtió el docente.

Deja una respuesta

You must be logged in to post a comment.