FUE CREADO EN MARZO DE 2018

Pandora Colectiva: un medio alternativo y diverso que busca difundir problemáticas invisibilizadas

abril 23, 2019


“Noticias, información, reflexión y acción para despatriarcar nuestros lenguajes y nuestros cuerpos” es el lema del espacio que reúne a un grupo de profesionales en trabajo social, comunicación ciencias políticas y educación.

“Somos una alternativa comunicacional a lo que sale en los medios hegemónicos y nuestro eje es la cobertura de actividades, momentos, instancias de la militancia feminista en La Matanza”, define Paula Pellegrini, trabajadora social y coordinadora de Pandora Colectiva, una plataforma virtual que nació hace poco más de un año. La iniciativa tiene presencia también en redes sociales bajo el lema “Noticias, información, reflexión y acción para despatriarcar nuestros lenguajes y nuestros cuerpos” y surgió de la necesidad de crear un espacio de divulgación con perspectiva de género. “Entendemos que si bien existen varios espacios de comunicación matanceros que tienen algún eje feminista o de género, no es exclusivo”, explicó Pellegrini. La página www.pandora.net y los perfiles de las redes sociales facebook e instagram son las vías a través de las cuales los miembros de Pandora llega a sus lectores. El espacio de comunicación virtual tiene una marcada “impronta matancera”, ya que su objetivo es la difusión de actividades que se den en el Distrito. “A veces organizamos las actividades y otras participamos o cubrimos como medio alternativo y popular”. La colectiva está conformada por Paula Pelegrini y Mercedes Moreno, ambas trabajadoras sociales, Gustavo Escobar, comunicador social, Mercedes Moreno, licenciadas en Ciencias Políticas, Lucas Nyira estudiante en la carrera Ciencias Política y Luján Villani, profesora de Literatura.

“Somos una colectiva que creemos en la transdiciplinariedad y la multiplicación de espacios y trabajo en red. Por eso somos diversxs, y esa es la riqueza. No sólo de Pandora, sino del mismísimo mundo en el que transitamos. Decidimos decir basta al binarismo y la heteronormatividad. Teorizando, escribiendo, haciendo praxis con cada espacio y con cada persona que crea y sienta lo mismo que sentimos desde Pandora”, se autodefinen desde el espacio. Así mismo, destacan que “en Pandora hay política, trabajo social, medio ambiente, salud, comunicación, relaciones, territorio, cuadernos de acción, material de lectura, hay radio, hay audiovisual. Hay comunicación y géneros. Hay multiplicidad porque la vida misma es diversidad en movimiento”.La diversidad siempre está presente “con la mirada de compañeras travestis, trans, no binaries, bisexuales”, contó la coordinadora del espacio. En este sentido, Pellegrini añadió: “entendemos el feminismo con todas, todos y todes. Desde allí escribimos”.Sin embargo, aclaró: “no hablamos en nombre de nadie. Sí escribimos una nota sobre diversidad, siempre hay una compañera travesti o trans, que no guia. Siempre con la mirada del protagonista. No escribimos por ellas, nos sentamos con ellas”.

La agenda marcada por los medios hegemónicos de comunicación omite problemáticas latentes en sectores de la sociedad cuyos derechos son vulnerados. “Las minorías necesitan canales alternativos de comunicación para contar lo que les pasa. El primer obstáculo que solemos encontrar ante estas problemáticas, es la falta de visibilización”, lamentó Pellegrini. El resultado de la falta de difusión e información sobre ciertas temáticas, es la estigmatización y el prejuicio. “Entendemos que los estereotipos de género son el gran enemigo en los jóvenes y no tan jóvenes”, señaló Pellegrini y en este sentido, remarcó: “la mirada siempre cae sobre la mujer”.

Las luchas de Pandora

Desde el espacio hacen propias las luchas de diversos colectivos sociales. La pelea contra el proxenetismo es una de ellas. “Nos definimos como abolicionistas, no en contra de las putas ni de las compañeras que se definen como trabajadoras sexuales sino en contra del sistema opresor. Sistema de las oprime y las mata”. Además, bregan por el aborto seguro legal y gratuito y acompañan a mujeres en situación de interrupción de embarazo en ámbitos públicos y desde la autogestión y “el acompañamiento más sororo que podamos ofrecer”, señaló la coordinadora del medio de comunicación. Otro de las problemáticas que ponen sobre las mesa son los femicidios, sobre todos, aquellos en los que “no hay culpables” y las dificultades de acceso a la salud de la comunidad travesti – trans. En este punto, Pandora realizó en el marco del festejo de su primer aniversario una charla referida a esta falencia. En la voz de las protagonistas, el encuentro giró en torno a los inconvenientes, violencias y exclusiones que viven las personas travestis, trans y disidentes para lograr el acceso a un derecho tan fundamental como es la salud. Si bien la coordinadora de Pandora destaca que desde el Estado se promueven algunos programas sociales que tiene como fin contener a personas en situación de vulnerabilidad, señala que “son paliativos y no alcanzan”. Para ejemplificar, Pellegrini se refirió al único refugio para mujeres que funciona en el Distrito.

“Por empezar sostenemos que debería ser el hombre violento el que debería encerrarse. Pero la realidad es que hay 10 habitaciones para 40 mujeres con sus hijos. No da abasto. Por más voluntad que haya, los recursos no alcanza”. En la misma línea, la trabajadora social continuó: “hay 40 o 50 en el refugio y hay miles que están afuera. Muchas veces mujeres en situación de violencia duermen en nuestras casas porque no tienen dónde ir. Esas son acciones que en Pandora realizamos desde la militancia, es la respuesta a la necesidad, por eso mis compañeras aseguran que somos la cuarta ola del feminismo”

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.