VIRREY DEL PINO

Un grupo de vecinos presentó ambicioso proyecto para la reutilización de residuos

noviembre 21, 2019

La deficiencia en el servicio de recolección y la existencia de particulares que tiran basura en la vía pública generan un grave problema ambiental en los barrios. Proponen realizar la separación de los desechos, que luego serían destinados a espacios preparados para su degradación, sin necesidad de la existencia de un lugar de acumulación.

Frente a la problemática ambiental que genera la proliferación de basurales en Virrey del Pino, una comisión vecinal elaboró un ambicioso proyecto de reutilización y reciclado de residuos que implicaría un cambio estructural en el manejo de los desechos.

“Nuestro territorio abarca una superficie de 92000 kilómetros cuadrados pero el camión que limpia las calles solo está disponible para tal territorio dos días a la semana siendo más que insuficiente y no pudiendo solucionar el problema”, resumieron los vecinos en un escrito presentado en la Delegación Municipal de Virrey del Pino.

La situación se agrava cuando el servicio de recolección domiciliaria no responde en forma fehaciente a los días y horarios estipulados o incluso no llega a determinadas zonas. Entonces, los vecinos perjudicados se deshacen de su basura en calles poco transitadas, baldíos o colectoras.

“Esa basura abandonada por los mismos habitantes de la zona es revuelta por quienes buscan algo para vender y por perros callejeros que trasladan focos de infección a todo el territorio.

En la zona proliferan ratas, moscas, mosquitos y cucarachas con el consiguiente perjuicio para la salud pública”, explicaron desde la comisión vecinal.

Con la nota presentada ante la Delegación Municipal de Virrey Pino, los vecinos exhortan a los funcionario a que “se cubra todo el territorio con recolección domiciliaria, se aumente a todos los días la recolección callejera y que la Guardia Urbana recorra y custodie las zonas más afectadas a los efectos de reducir el descarte de basura en manos de vecinos, recolectores particulares y carros”.

Pero además de solicitar a las autoridades municipales una solución inmediata al problema que los azota, la Comisión Vecinal de Virrey Pino elaboró un proyecto que ya fue presentado en el Concejo Deliberante de La Matanza y que, según contaron los miembros de la entidad, “fue muy bien recibido”.

Un proyecto de avanzada

La iniciativa propone una reestructuración en el tratamiento de los residuos domésticos promoviendo la separación, reciclado y reutilización de los desechos de la cual participarían “colaboradores pasivos”, aquellos que simplemente se deshacen de la basura de sus hogares, y “colaboradores activos”, quienes trabajarían en la recolección.

Para llevar adelante este modus operandi cada barrio debería tener una subcomisión vecinal encargada de dirigir el proyecto, en los cuales los llamados “recolectores particulares” se convertirían en distribuidores de los residuos, ya diferenciados, a sus lugares de degradación.

“La actividad que hoy es ilegal, tirar basura en lugares públicos, se convertiría en un trabajo por el cual obtendrían un rédito económico y ayudarían al medio ambiente”, explicó Marcela Giovannoni, presidenta de la comisión vecinal.

En este punto también será necesaria la conciencia y solidaridad de los vecinos de los barrios para que ante el servicio deficiente no contrate recolectores particulares que tiran los residuos en espacios públicos.
El proyecto contempla además la realización de talleres y elaboración de productos con materiales reciclados que serían vendidos en el mismo barrio. Otros residuos irían a huertas orgánicas y comunitarias y las botellas de plásticos serán convertidas en ladrillos ecológico.

Este sistema de tratamiento de los residuos se practica en los países desarrollados que llevan muchos años trabajando arduamente en la problemática ambiental y que cuentan con una estructura gubernamental que lo sustenta.
“Sabemos que es un proyecto muy ambicioso que necesita la reestructuración no solo de las costumbres de los ciudadanos sino de un amplio trabajo en educación y en toma de conciencia de la sociedad”, admitió Giovannoni.

Sin embargo, la presidenta de la entidad añadió: “Nosotros decimos que lo imposible es aquello que no se intenta”. Instalar en la agenda la problemática ambiental y buscar soluciones definitivas, es objetivo principal del proyecto a lo que hay que sumar, por supuesto, el brazo del Estado.

Una idea para replicar

“La realidad es que nosotros no podemos ir más allá de nuestro territorio porque no tenemos las herramientas, somos simplemente vecinos, pero lo que queremos es que esto se replique y tal vez podamos terminar con este problema. Aunque se demore un año, dos o diez, que tarde lo que sea necesario pero no se siga acumulando basura en las calles porque nos está enfermando a todos”, lamentó la mujer.

A pesar de las limitaciones, los impulsores del proyecto se permiten soñar con que este sistema pueda aplicarse a nivel municipal, provincial y nacional.
“La realidad es que tenemos un problema ambiental grave y nos gustaría que La Matanza sea un ejemplo en este aspecto”, expresó la vecina.

El primer paso es evitar la proliferación de basurales y erradicar los ya existentes. Mientras que el proyecto tiene como fin contar con instalaciones preparadas para el tratado y diferenciación de los residuos, “el sistema no necesita de un lugar para amontonar la basura porque los residuos irían directamente al lugar en el cual serán degradados” reveló Marcela Giovannoni.

Para sumar ciudadanos a la iniciativa, los miembros de la comisión vecinal organizan encuentros informativos, que se publican en la página “Comisión Vecinal de Virrey del Pino” de Facebook.

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.