Virrey del Pino

ACUMAR intimó a Parex Klaukol por emisiones de gas particulado fuera de parámetro

mayo 26, 2020


Según explicaron desde el organismo, la Estación de Monitoreo Continuo de calidad de aire registró valores extraordinarios, por encima de los límites admisibles. Los habitantes del barrio Las Mercedes, en el cual se encuentra la fábrica, responsabilizan a la actividad industrial por las múltiples enfermedades que se registran en la zona.

Un equipo de Fiscalización Ambiental de la Autoridad de Cuenca Matanza-Riachuelo (ACUMAR),  realizó una inspección en la planta que Parex Kñaukol  tiene en el barrio Las Mercedes en Virrey del Pino, a raíz de una serie de mediciones que superaban los límites admisibles para la emisión de gas particulado.

La alerta fue emitida por la Estación de Monitoreo Continuo (EMC II) que el organismo tiene instalada en las inmediaciones del establecimiento.

“Ante estas alertas, y sumadas a un informe del Organismo Provincia para el Desarrollo Sustentable (OPDS), que indicaba una anomalía compatible en las mediciones que tienen de los mismos equipos de la planta, el cuerpo de inspectores se presentó en el establecimiento para realizar una fiscalización y corroborar el estado de los equipos y la línea de producción”, comunicaron desde ACUMAR.

Los habitantes del barrio Las Mercedes iniciaron una demanda judicial contra Parex Klaukol por los altos niveles de contaminación que provoca, justamente, el gas particualdo compuesto por partículas líquidas y sólidas, de sustancias orgánicas e inorgánicas, que se encuentran en suspensión en el aire.

Esta constante emanación de este material que proviene de las tolvas de la planta es, según la denuncia de los vecinos, responsable de las diversas enfermedades  que padecen los habitantes del barrio.

Lleucemia fulminante, insuficiencia respiratoria, cáncer pulmonar, renal y de piel, son solo alguna de las afecciones que se repiten en la mayoría de las familias de Las Mercedes.

Mientras los habitantes del barrio aseguran que la zona es “inhabitable”, la causa en la Justicia no avanza y en los 11 años de lucha que llevan los vecinos no han tenido respuesta.

Cabe destacar que según la normativa de la Secretaria de Política Ambiental de la provincia de Buenos Aires, la empresa se encuentra entre los establecimientos que se consideran peligrosos, debido a que su funcionamiento constituye un riesgo para la seguridad, salubridad e higiene de la población.

Durante la inspección realizada por ACUMAR, se constató que la planta no se encontraba en funcionamiento. De todas maneras “se procedió a intimar a la empresa a informar en un plazo de 10 días sobre las anomalías detectadas presentando documentación probatoria y aclaratoria sobre el estado de los equipos

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.