CON CORTE DE RUTA

Con una olla popular, trabajadores reclamaron el pago de sueldos atrasados 

junio 5, 2020


Ocurrió en las puertas de la fábrica El Orden. Denuncian suspensiones injustificadas y la reducción significativa de los haberes.

Trabajadores de la fábrica de productos panificados El Orden, realizaron una olla popular en las puertas de la planta ubicada en ubicada en la Avenida Brigadier General Juan Manuel de Rosas 2137, localidad de San Justo, para reclamar por el atraso en el pago de sus haberes quincenales y por la suspensión injustificada de empleados, además profundizaron la medida del reclamo con un corte de ruta.

El objetivo fue hacer visible el conflicto laboral lleva varias semanas, debido a que los dueños de la empresa que elabora productos panificados y congelados no cumplen con el depósito de los sueldos.

Cristian Cabeda, delegado de la fábrica, explicó que además “suspenden sin justificación a los trabajadores y pagan el 20% de esas horas, lo que deriva en una importante reducción del sueldo”.

Para accionar de esta manera, los dueños de la empresa se amparan en un convenio, que no fue homologado en el Ministerio de Trabajo, ni cuenta con la firma del sindicato que los representa.

Por el conflicto hay radicada una denuncia en el Ministerio de Trabajo, pero no avanza debido a la reducción de actividades por el COVID-19.

La empresa adeuda quincenas correspondientes a los meses de abril y mayo, pero según Cabeda, los directivos  “no hablan de las deudas anteriores, sino de los pagos de la próxima quincena”, los cuales se verán reducidos.

Según aducen en la fábrica, la suspensión de los trabajadores se debe a la emergencia sanitaria y una baja en las ventas. Pero la planta, al ser considerada un rubro esencial, nunca dejo de producir en el marco del aislamiento social, preventivo y obligatorio.

“Están generando un conflicto y tememos que sea a propósito para empezar a echar gente. Estamos muy preocupados”, lanzó el delegado.  Dependiendo de la antigüedad y categoría, un 20 % de una quincena ronda entre los 2000 y 4000 mil pesos. Y ese es el monto que percibirán los trabajadores.

“Ninguna familia come una quincena con ese dinero.  Es imposible poder pagar las cuentas. Se pone muy difícil”, lamentó Cristian Cabeda, quien además reveló que la empresa tiene intenciones de percibir el beneficio del Gobierno Nacional, a través del cual el Estado abona parte de los sueldos de trabajadores en relación de dependencia.

“Quieren mostrar que no pueden pagar, pero este beneficio no les corresponde por estar al frente de una empresa productora de alimentos”, había explicado Cristian Cabeda.

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.