Son graduados de la UNLaM

Crean un software que garantiza el cumplimiento del distanciamiento social

junio 10, 2020

Adaptaron un proyecto que tenía como fin detectar el cuórum en la Cámara de Diputados de la provincia. El nuevo sistema alerta cuando se generan aglomeraciones que ponen en riesgo la salud de las personas. Lo proponen como una herramienta que permita a diversos comercios volver a la actividad respetando los protocolos de salud exigidos por el Estado.

Graduados de la Universidad Nacional de La Matanza crearon, como proyecto final de la carrera de Ingeniera en Informática, un software que mediante la inteligencia artificial detecta el cuórum en la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires.

El trabajo desarrollado por Germán Lorenz, Gabriel Bosco, Rodrigo D’Amico, Guillermo Hernán García, Fernando Broqua y Damián Lancha ganó el primer puesto en ExpoProyecto 2019, la feria de propuestas tecnológicas de la Casa de Altos Estudios.

Ya fuera del ámbito académico y en un contexto marcado por la llegada del COVID-19 a nuestro país y el aislamiento social, preventivo y obligatorio decretado por el Gobierno nacional, los ingenieros comenzaron a trabajar en una nueva versión del software que tendría como nuevo objetivo medir y monitorear el distanciamiento social.

“La idea es que no exista la necesidad de invadir, individualizar ni geolocalizar a las personas, ya que el software verifica si la distancia es la adecuada. Con esta base se detecta si hay aglomeración”, explicó Germán Lorenz, uno de los creadores de SiMoDiS (Sistema de Monitoreo de Distanciamiento Social).

“De ser así se dispara una alerta para que, por ejemplo, un agente de seguridad de un banco o de un supermercado advierta la situación y persuada a las personas de tomar la distancia adecuada”, continuó el ingeniero.

A partir de nuevas optimizaciones, el software podría instalarse y complementar sistemas de seguridad que ya se encuentren funcionando en comercios de diversos rubros.

La tecnología desarrollada por el equipo podrá ser utilizada como una herramienta para garantizar el cumplimiento del distanciamiento social, uno de los requerimientos más importantes exigidos por el Estado a la hora de evaluar la autorización de apertura de los comercios.

“Estamos trabajando con dos empresas interesadas y definiendo el contrato de propiedad intelectual para poder llevarlo a la comercialización, también estamos esperando la definición del protocolo de distanciamiento social para refinar la aplicación”, contó el ingeniero sobre los pasos a seguir.

Además, nuevas ideas siguen surgiendo y el monitoreo del uso de tapabocas en el transporte público podría ser una nueva herramienta del sistema.

Germán Lorenz destacó las medidas sanitarias llevadas a adelante por el Gobierno nacional para combatir la pandemia, pero pidió poner especial atención a la “urgencia económica” que atraviesan quienes se vieron obligados a cerrar sus comercios.

“Nuestro deseo es poder colaborar con esta tecnología a la sociedad, que diferentes comercios puedan reabrir sus puertas garantizando la seguridad de ellos y de sus clientes. También queremos devolver a la sociedad lo que nos brindó porque somos egresados de una universidad pública”, remarcó.

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.