No pueden producir desde marzo

Talleres protegidos en crisis: piden asistencia financiera al Municipio

junio 19, 2020


Lo hicieron a través de una nota presentada en el Concejo Deliberante de La Matanza. Ya habían enviado un escrito dirigido al intendente, Fernando Espinoza. Si bien el Gobierno Nacional lanzó un programa de asistencia económica para este tipo de instituciones, acceder al beneficio llevará tiempo.

Representantes de los talleres protegidos APACID de Ramos Mejía y San Francisco de Asís de Isidro Casanova presentaron un escrito en el Concejo Deliberante de La Matanza con el fin de solicitar que el organismo instrumente los medios necesarios para brindarles asistencia de manera urgente.

“Consideramos indispensable poner en conocimiento sobre la situación de extrema vulnerabilidad socioeconómica que se encuentra atravesando la población que asiste a estas instituciones; así como la necesidad de instrumentar de manera urgente -a través de los organismos pertinentes- una respuesta de asistencia directa e inmediata”, dice el escrito.

El documento presentado ante el Legislativo local, lleva la rúbrica de Valeria Súnico, presidenta de APACID y Pablo De Paoli, presidente del Taller Protegido San Francisco de Asís, como así también de Silvia Martínez y Alejandra Correa, integrantes de la misma institución.

Los Talleres Protegidos son entidades de bien público y sin fines de lucro, que tienen como finalidad la producción de bienes y/o servicios y cuya planta está integrada por personas con discapacidad  intelectual.

Cumplir con las medidas de aislamiento físico, preventivo y obligatorio decretadas por el Gobierno Nacional, implica la suspensión total de actividades de los talleres protegidos, presentando así, graves dificultades para garantizar la sustentabilidad de los mismos.

“En este escenario, resulta evidente la incertidumbre respecto a la continuidad de las actividades de ambos talleres luego de concluirse, eventualmente, el periodo de pandemia”, advierten desde las instituciones.

Cabe destacar que las autoridades de ambas instituciones han hecho saber a las autoridades municipales la situación que atraviesan, a través de un escrito presentado el día 3 de abril, sin tener una respuesta hasta el momento.

“Los dos talleres protegidos de nuestro partido de La Matanza, alojan actualmente a más de 100 personas con discapacidades variadas, realidades sociofamiliares complejas y vulnerables; así como también caracterizadas por un sostén económico que en muchos casos surge de la actividad productiva en el taller”, detallan en el escrito presentado ante el HCD.

Si bien el Gobierno Nacional lanzó un programa de asistencia económica a Talleres Protegidos de Producción en el marco de la emergencia sanitaria, que servirá para cubrir los gastos corrientes de las entidades,  los tiempos de implementación del mismo, aún se desconocen.

De manera tal que, ambas instituciones de La Matanza se encuentran en emergencia. Pagar servicios, seguros médicos y sueldos, son obligaciones financieras que deben cumplirse aún estando en cuarentena.

Para mantenerse a flote, en APACID, lanzaron una campaña solidaria con el fin de recaudar fondos que posibiliten la compra de elementos de bioseguridad, ya que la institución además, alberga a personas con discapacidad.

Por su parte, el Taller San Francisco de Asís se lanzó a la venta de barbijos solidarios, como forma de hacerle frente a la crisis. Lo cierto es que los talleres están amparados por la Ley Nacional 26.186 de Empleo Protegido para Personas con Discapacidad y es obligación de Estado garantizar las condiciones para su funcionamiento.

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.