Es viuda y su único ingreso es una pensión                        

Piden ayuda para una mujer epiléptica que no pude comprar su medicación 

septiembre 11, 2020

Desde hace dos meses, el Programa Federal Incluir Salud interrumpió la entrega de los fármacos recetados por su neuróloga. No puede comprarlos de manera particular y su estado de salud se agrava día a día por la cantidad de ataques que sufre.

María Laura Sánchez es viuda y vive con sus 4 hijos en una casa alquilada en Virrey del Pino.  Con una pensión por discapacidad de 7500 pesos como único ingreso, cubrir los gastos que requiere el tratamiento de la epilepsia refractaria que sufre, le es imposible.

La mujer, que quedó viuda hace dos años, se atiende en el Hospital Simplemente Evita de González Catán. En la oficina que el Programa Federal Incluir Salud (ex PROFE),  tiene en el nosocomio, realizó los trámites para recibir la medicación sin costo.

María pudo seguir su tratamiento con normalidad hasta hace dos meses, cuando el suministro del fármaco recetado por su neuróloga fue interrumpido. “Me dijeron que el Estado no la cubre más  porque es caro”, explicó. El costo mensual de la medicación ronda los 6000 pesos.

La situación de extrema vulnerabilidad que atraviesa la mujer, se agrava debido a que tiene que dejar la vivienda que habita con sus hijos. “Me tengo que ir porque aumenta el alquiler y no lo puedo pagar”, contó.

Sin más recursos, la mujer asiste con sus hijos al comedor Los Álamos de Virrey del Pino para tener un plato de comida. “La estoy peleando para seguir adelante, no puedo bajar los brazos”, manifestó María, que sufre varios ataques a la semana por no estar cumpliendo con su tratamiento.

 

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.