Habían pedido la prisión perpetua

Caso Lautaro Villaverde: indignación de la familia tras las condenas a 15 y 17 años de prisión a los acusados 

noviembre 19, 2020

El joven fue asesinado a puñaladas y golpes en la cabeza por Luis y Néstor Ledesma en julio de 2019, tras una discusión por un hecho vial. A pesar de las pruebas aportadas durante el proceso judicial, el Tribunal Oral en lo Criminal N.° 2 de La Matanza desestimó que se haya tratado de un homicidio con premeditación y alevosía. Pedirán la revisión del fallo en la Cámara de Casación.

“Estamos shockeados por este fallo”, dice Leandro Cejas, tío de Lautaro Villaverde y letrado de la familia, tras la resolución judicial que condenó a 15 y 17 años a los asesinos del joven quien perdió la vida tras ser apuñalado y brutalmente golpeado con adoquines por Néstor y Luis Ledesma (primos entre sí), el 27 de julio de 2019.

En el inicio del proceso judicial, el abogado había pedido cambiar la calificación del delito de “homicidio simple” a “homicidio agravado por premeditación y alevosía” cuya pena máxima es la reclusión perpetua, pero el Tribunal desestimó el requerimiento.

“Esto no es una cuestión de sed de venganza, pedimos la condena perpetua  porque es muy evidente que fue un homicidio con alevosía”, aclaró Cejas. Pero a pesar de las pruebas presentadas, en las primeras líneas del fallo, la jueza Lucia Laura Pacheco “dejó en claro que la alevosía no podía ni siquiera ser contemplada”, contó el abogado.

Lautaro  tenía dos hijas y participaba del emprendimiento de su familia, dedicado a venta de sábanas. Al momento de ser atacado, se encontraba esperando que una clienta salga de su hogar ubicada en Cristianía al 900.

Unos diez minutos antes, el joven había tenido un cruce de palabras y golpes con Luis Ledesma por un problema de tránsito a pocos metros. Una vez finalizada la pelea, el sujeto se retiró pero volvió a los 10 minutos con su primo, Néstor Ledesma, como cómplice para perpetrar el ataque.

“Como un animal lo primero que hizo fue buscar el cuello. Como no pudo, para asegurar la muerte, le clavo un puñal en el estómago”, explicó Cejas sobre el accionar criminal del autor material del crimen, Luis Ledesma, quien recibió la pena de 17 años mientras su cómplice, de 15.

En el momento Lautaro se encontraba con otro joven que trabajaba con él, pero logró escapar de la fatal agresión.

 

Un fallo decepcionante

Una vez conocida la sentencia, Mauricio Cejas, padre de Lautaro, volcó su dolor, indignación e impotencia en sus redes sociales haciendo hincapié en la negativa de modificar la calificación del delito.

“Dos tipos de 30 y pico de años arrinconan y asesinan a un pibe de 19. Lo apuñala uno y el otro lo patea y le rompe la cabeza con un adoquín. La perito forense comprueba que el pibe de 19 años no presentaba lesiones de autodefensa (reacción instintiva que tenemos de levantar los brazos cuando estamos en peligro), es decir, que no le dieron tiempo de defenderse”, comenzó su descargo Cejas.

En su relato, el papá de la víctima describió crudamente cómo fueron los últimos minutos de la vida de Lautaro y la actitud criminal de los atacantes.

“El pibe presentaba un corte profundo en la espalda producto de su intento de huida, que se frustra porque el chico se desmaya por la pérdida de sangre. Los dos tipos siguen atacando al joven que cae hacia atrás y golpea su cabeza en una pared, situación aprovechada por Luis Ledesma para darle la estocada final, apuñalando su abdomen, y por Néstor, quien patea la herida y la abre de tal manera que afloran los intestinos”, narró el hombre.

Cabe destacar que una vez que dieron por terminado el ataque, Luis Ledesma se dio a la fuga, mientras Néstor regresó a su hogar “para seguir durmiendo la siesta”, según contó Cejas.

“Para la justicia esto fue un homicidio simple. Los jueces no vieron agravantes de ninguna índole, para ellos no hay alevosía porque Lautaro no estaba drogado ni alcoholizado ‘entonces se podría haber defendido’. Si leés el fallo, te vas a querer ir del país”, lamentó el padre de la víctima.

 

“Desperdiciaron una oportunidad histórica”

La familia de Lautaro Villaverde tiene 7 días hábiles para apelar la sentencia. Si bien deben evaluar los pasos a seguir, el letrado aseguró que pedirán la revisión del fallo en la Cámara Casación, manteniendo el pedido de cambio de caratula y que se condene a cadena perpetua a ambos acusados.

Pero también deberán seguir de cerca el accionar de la defensa de los asesinos, que posiblemente apelen el fallo. En este sentido, apuntan a lograr que las penas de 15 y 17 años queden firmes.

“Desperdiciaron la oportunidad de hacer historia”, criticó Cejas sobre el veredicto, el cual consideró que podría haber sido ejemplificador. “No es novedad que cada vez hay crímenes más aberrantes, el Estado debe dar un respuesta”, añadió el letrado.

Apenas ocurrió el crimen de Lautaro, encontrándose con las primeras trabas en el ámbito de la Justicia, los padres de la victima redactaron un proyecto de ley que apunta a endurecer penas y eliminar beneficios a personas condenadas por homicidios.

“Necesitamos una ley fuerte que castigue de verdad y no como este fallo que es una palmadita en el hombro para los asesinos”, manifestó el abogado de la familia de Lautaro Villaverde, que ya ha dado sus primeros pasos en el Congreso de la Nación.

 

 

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.